Inicio > Uncategorized > Baja participación ciudadana en los asuntos públicos: la gran pandemia del siglo XXI

Baja participación ciudadana en los asuntos públicos: la gran pandemia del siglo XXI

La sociedad moderna suele jactarse de los altos niveles de democracia alcanzados hoy en día en la gran mayoría de los países, dejando así en el pasado regimenes autoritarios, militares, entre otros; que tanto mermaron las libertades individuales. Pero, ¿qué entendemos comúnmente por democracia? Por lo general establecemos que “la democracia como forma de gobierno es la participación del pueblo en la acción gubernativa por medio del sufragio” [1].  Entonces, podría decirse que ésta visión de la sociedad moderna representa una utopía más que una realidad.

Como manifiesta Robert A. Dahl en sus escritos, uno de los pilares de la democracia lo constituye la representación, entendida como participación ciudadana. Precisamente éste es un punto crítico en la actualidad, tal como señala Ralph Dahrendorf, la participación ciudadana en los comicios va en franca decadencia, siendo así el voto popular de baja representatividad.

¿En qué momento nos dejó de interesar el acontecer público? ¿A qué se debe la baja participación de los individuos en los comicios y por ende la baja convocatoria lograda por los partidos políticos?

Sin lugar a dudas, estamos frente a una problemática de múltiples aristas, donde el fenómeno de la globalización juega un rol trascendental. Ésta ha permitido conectar las diversas naciones en una comunidad global donde las fronteras tanto nacionales como individuales tienden a desaparecer. A su vez estamos expuestos a un bombardeo de información, lo cual le ha jugado en contra a los partidos políticos y sus cabecillas, quienes han debido lidiar con diversos escándalos que han salido a la luz pública y que rápidamente se han difundido por los diversos canales de información. Por consiguiente, esta visibilidad mediática ha quebrantado la confianza en las instituciones políticas y sus participantes [2]. Esto ha generado diversas respuestas por parte de los actores públicos y sus respectivos partidos, siendo una de las más llamativas la incursión en las redes sociales. Así tenemos el fenómeno de los políticos twitteros, quienes a través de 140 caracteres intentan proyectar una imagen cercana y conquistar a ésta generación “siempre conectada” que tan esquiva les ha resultado [3].

A mi parecer, no basta con cambiar la forma en que la política se comunica cuando lo realmente necesario es resolver problemas de fondo, donde las ideologías y planteamientos ya no representan el sentir de las nuevas generaciones.

Por otra parte, el fenómeno de la globalización ha contribuido a debilitar la identidad particular de cada Estado-Nación producto de la migración de individuos, lo que ha su vez ha socavado más aún los cimientos en que se sustentan los partidos políticos.

Todo esto ha derivado a mi parecer en la gran pandemia del siglo XXI donde los individuos viven dentro de su propia burbuja y sólo se hacen cargo de aquellas cosas que les afectan de manera directa. Así, estamos emprendiendo una senda peligrosa, donde nuestra falta de participación está alejando cada vez más nuestra vista de lo público hacia lo privado y por consiguiente le estamos dando rienda suelta a quienes manejan y toman las decisiones tanto nacionales como internacionales. No basta con que los individuos sólo hagan oír sus voces en contadas ocasiones frente a temas específicos, como fue el caso de las protestas y manifestaciones a través de las redes sociales para evitar la construcción de la termoeléctrica en Punta de Choros. Es necesario recobrar el interés en lo público para después no lamentar abusos de poder, ya que si continuamos absteniéndonos de participar activamente nos alejaremos cada vez más de los regímenes democráticos.

[1] http://www.elprisma.com/apuntes/ciencias_politicas/democracia/

[2] http://jhcnewmedia.org/sociologia/?p=602

[3] http://blog.latercera.com/blog/rarancibia/entry/twitter_el_nuevo_juguete_de

About these ads
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 81 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: