Inicio > Uncategorized > Post para comentar

Post para comentar

ESTE TEXTO DEBE SER COMENTADO POR QUIENES TIENEN COMO FECHA DE ENTREGA EL 22 O EL 24 DE SEPTIEMBRE

El nuevo mall

08.23.2010 | 1 Comments

Publicado en La Tercera domingo 22 de agosto de 2010
El 6 de junio los vecinos del sector de Martín de Zamora rechazaron, por una abrumadora mayoría, la construcción del mall Jardines de Colón. No es de extrañar. La época de oro de los megaproyectos -en la cual el territorio sobre el cual caían estas intervenciones era una tabula rasa- ha terminado. Hoy las comunidades, más aún si son de altos ingresos, exigen calidad, compensaciones y, sobre todo, ser incorporadas en el diseño, implementación y gestión de los proyectos. Porque a diferencia de lo que muchos puedan pensar, detrás de los rechazos no se esconde una muchedumbre ciega de irracionalidad. Por el contrario, se trata de ciudadanos muy bien organizados que cuentan con (o se hacen de) sofisticadas experticias legales, comunicacionales y técnicas.
Será, por tanto, cada vez más difícil instalar malls en Santiago. Al menos que se innove en el modo como se diseñan e implementan estas intervenciones en la ciudad. ¿Qué tienen que hacer los malls para volver a ser aceptados? Hay, evidentemente, innovaciones inmobiliarias y propias de la industria que deben realizarse y que, de hecho, ya empiezan a brotar en Santiago. Por ejemplo, y siguiendo el modelo de los strip centers, los malls tendrán que rebajar su escala, pasando de malls regionales o metropolitanos a la figura de los “malls de barrio”. Esta reducción obligará, también, a repensar la oferta de servicios. Las grandes tiendas anclas y los comercios genéricos tendrán que dar paso a servicios y ofertas comerciales de nicho y mucho más enfocadas a las necesidades y perfiles socioculturales de los barrios de llegada. Por último, los malls tendrán que volverse más complejos. La tendencia en Estados Unidos es diseñar los malls como nodos urbanos que integran comercio, vivienda y oficinas. Ojalá, además, ubicados en zonas caminables y con buena accesibilidad a transporte público.
Pero estas innovaciones inmobiliarias no eliminarán, por sí solas, el rechazo comunitario. Para esto se requiere algo bastante más complicado, el verdadero desafío de la industria: incorporar, de forma real, a los vecinos en los proyectos. La industria tendrá que reinventar sus prácticas de participación ciudadana. Los trípticos informativos, las reuniones vecinales y las negociaciones (a puertas cerradas) con los líderes locales ya no bastarán. Los ciudadanos cada vez más empoderados, organizados y expertos ya no querrán ser sólo informados. Ni siquiera les bastará con que los encargados de los proyectos promuevan reuniones de diálogo. Los vecinos querrán coproducir: ser parte de los diagnósticos, estar involucrados en el diseño y en las soluciones, definir contenidos y fijar las compensaciones. Querrán, en definitiva, que la industria deje de tratarlos como una impersonal y abstracta ‘demanda’ o, en el mejor de los caos, como obtusos contrincantes con quienes hay que consensuar para reconocerlos como colectivos con capacidad para decidir, priorizar y diseñar.
Volvamos al fallido mall Jardines de Colón. ¿Qué hubiese pasado si sus expertos, además de encargar informes técnicos, hubiesen desarrollado un proceso de consulta ciudadana amplio y sistemático para eleborar un diagnóstico compartido del barrio y sus necesidades? ¿Y si se hubiesen utilizado nuevas tecnologías (foros online, votaciones vía SMS, diseños participativos) para abrir el proceso a toda la comunidad? ¿Y qué habría sucedido si de ese proceso hubiese nacido una comisión vecinal para trabajar codo a codo con los arquitectos en el diseño del inmueble y su entorno? ¿O codo a codo con los ingenieros comerciales viendo cómo compatibilizar la rentabilidad de la inversión con las necesidades específicas de la comunidad? Hubiese resultado, por descontado, un diseño bastante más caro. Pero con toda seguridad, hoy Cencosud estaría celebrando la aprobación del proyecto, y lo más ?importante, junto a los vecinos y sin necesidad de un plebiscito.
La incorporación de los usuarios, beneficiados o afectados en el diseño de procesos sociotécnicos,irá creciendo. Y no sólo en la industria inmobiliaria. La incorporación de los pacientes -transformados en cuasi-expertos gracias a internet- en la codefinición de los tratamientos, es una de las grandes revoluciones en la industria médica. El sector inmobiliario y del retail debiese tomar nota. Si quieren que los malls sean de nuevo aceptados por los santiaguinos deberan repensar no sólo qué es un mall, sino también cómo -y con quién- estas intervenciones urbanas se hacen.

Anuncios
  1. septiembre 22, 2010 en 8:14 pm

    Hoy en día, los ciudadanos de Chile han tomado muchísima más importancia en las decisiones, ya sean educacionales, medio ambientales, comerciales, entre otras. Son escuchados y tomados en cuenta al momento de efectuar una acción.

    Es así como tenemos ejemplos, desde la revolución de los pingüinos hasta la campaña en contra el proyecto de dos termoeléctricas en Punta Choro, los cuales todos tienen como factor común, una gran acción colectiva.

    Uno de los recientes casos en los cuales hemos presenciado un importante volumen de masa defendiendo sus opiniones y derechos, es el de los vecinos del sector de Martín de Zamora que rechazaron la construcción del mall Jardines de Colón, proyecto realizado por Cencosud, uno de los más grandes y prestigiosos conglomerados de retail en América Latina. ¿Porqué? Esto se debe a que en la actualidad las personas están siendo parte de las decisiones y en este caso se realizó un plebiscito en la comuna de Las Condes, en el cual de 1.579 personas que votaron, 1.037 (65,6%) se mostraron en contra a la ejecución del proyecto y solo 542 (34,3%) se mostraron a favor. Residentes de esta comuna dan como argumento que ya no quieren más proyectos de este estilo y de tan magna envergadura.

    Daniel Silva, vocero de los vecinos de Martín de Zamora, agrega que “esta es una lección para toda la ciudad y para todo Chile (…) los chilenos debemos organizarnos porque nos están pasando por encima y no puede ser que los costos y las externalidades de los proyectos las tengamos que pagar nosotros”. Por lo que hace evidente los grandes logros que se pueden obtener cuando existe un apoyo y cohesión entre un grupo de individuos que luchan por sus propios intereses. Es aquí cuando toma un gran rol los incentivos personales y los colectivos. Para muchos, en este caso por ejemplo, es mucho más simple no preocuparse del tema, porque resulta ser un gasto de tiempo y lo dejan en manos de otros. Sin embargo, cuando existe organización y un incentivo colectivo por obtener un bien público, todo cambia. Estamos concientes de que mientras más gente se une a una causa en común, son más los incentivos que tenemos para participar, ya que de esta manera el beneficio obtenido es mayor y garantiza el logro del objetivo.

    Esta ocurriendo el inicio de la participación ciudadana en Chile, lo que es totalmente rescatable y valorable. Durante años, la opinión de las personas no eran tomadas en cuenta y solo se hacían cargo aquellos que tenían los medios suficientes para hacerlo, aquellos que tienen más poder dentro de la sociedad. Hoy las cosas han cambiado y no debemos desaprovechar esta oportunidad. Somos parte de la era de la información y es nuestra obligación hacernos cargo de esta y aprovecharla para el beneficio individual y colectivo. ¿Cómo hacer esto? Participando en la política, en el espacio público e intentar de ser escuchados como parte de este país que sí te está preguntando y le interesa saber tu opinión.

    Bibliografía

    •http://www.uv.es/~mperezs/intpoleco/Lecturcomp/Mov%20sociales/Accion%20Colectiva/AC%20de%20L%20Paramio.pdf
    http://barrioyciudad.blogspot.com/
    http://tele13.13.cl/noticias/nacional/17130.htm
    http://www.lanacion.cl/mall-en-un-terreno-no-apto/noticias/2010-05-10/191514.html
    http://latercera.com/contenido/680_265895_9.shtml
    http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/05/31/¿mall-o-universidad-en-martin-de-zamora-el-voto-por-el-mal-menor/
    http://www.cencosud.cl/nuestra_empresa_decripcion.htm

    Daniela Beher Larrondo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: