Inicio > Uncategorized > Democracia + las instituciones que la resguarden

Democracia + las instituciones que la resguarden

El autor Ralf Dahrendorf señala en su apartado que se está dando en el último tiempo la tendencia en ciertos países con tradición democrática, de poner al poder a agentes que precisamente no creen en este sistema, generando inestabilidad e incertidumbre, y para ejemplificar este hecho, parte con la reflexión que hace el filósofo Karl Popper, que la democracia es meramente un método de transición entre un gobernante y otro, pero sin derramamiento de sangre y de esta manera se ahorra la necesidad de una definición de democracia más romántica (inclusiva, igualitaria, etc.) Sin embargo, considero que una visión de la democracia tan simplista es la que precisamente da paso a gobiernos antidemocráticos. Al no existir en la sociedad un arraigo profundo hacia este sistema y sus virtudes, se pierden los incentivos para mantenerlo. Esto se debe a que la democracia no es vista como lo que debería ser; ciudadanos preocupados de los intereses de la polis, informados y dispuestos a trabajar por el bien común. Una visión de la democracia como un mero método para llegar al poder es precisamente lo que la ilegitima, ya que por cualquier motivo imperante en el minuto, se puede dar paso a otro sistema de gobierno, y es lo que queremos y debemos evitar. Se plantea en el texto que hoy en día la democracia por sí sola no basta. Que es necesario algo más, y el autor lo denomina como “Imperio de la Ley”. Esto quiere decir, que para mantener un régimen democrático representativo debemos asegurar tanto la democracia como sistema electoral, así como también instituciones que la resguarden y la perpetúen. Al existir instituciones, vale decir, “reglas del juego” que se encarguen del resguardo de la democracia, así como también votantes, cualquier intento antidemocrático se vería frustrado, ya que el espacio público se vería normado por estas reglas del juego, que son superiores a los agentes políticos mismos, porque serían trascendentales en la sociedad democrática. Alguien podría pensar que si algún agente político antidemocrático llega al poder a través de las urnas, tendría la potestad de cambiar las leyes, para lograr su ideal antidemocrático, pero este hecho queda sin validez al recordar que las instituciones deben surgir de toda la sociedad y por sobre cada agente de ella, incluso los agentes políticos, por lo que si un gobierno atenta contra la democracia, atenta contra la institucionalidad superior del país y pierde legitimidad.

Enlaces

http://es.wikipedia.org/wiki/Imperio_de_la_ley

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: