Inicio > Uncategorized > La gran bola de nieve

La gran bola de nieve

Es real el tema de que cada día disminuye más la participación electoral en el mundo. Nos afecta en gran medida porque no es un problema que este fuera de nuestros límites geográficos. Y es ahí el punto donde debemos enfocarnos, en la reacción que ha estado generando el mal manejo de las decisiones políticas frente a sus votantes.

Los actores políticos luchan día a día, en período de elecciones, por conseguir todos aquellos votantes que están descontentos con el accionar de ellos. Pero el gran problema es que sólo se quedan en promesas. ¿Por qué ocurre esto? En mi opinión, la política se ha convertido en una fuente de poder para muchos actores de nuestra sociedad. Poder que no están dispuestos a perder, a costa de cualquier cosa. Lamentablemente, esa estrategia ya está quedando fácilmente al descubierto por los votantes y está siendo castigada por parte de ellos con hechos como el no ir a emitir el voto.

Este actuar de los actores políticos ha hecho que, sumado a lo poco eficiente que es el trámite de votar en nuestro país, los ciudadanos calculen aún más el costo beneficio de ir a votar. Cálculo que finalmente termina dando un mayor costo, por el hecho de tener que perder horas de su día y hacerse de paciencia con las largas filas, y un beneficio bastante bajo ya que sienten que sus necesidades no serán tomadas en cuenta y que quienes guían la política seguirán haciendo lo mismo.

El problema de esta “gran bola de nieve” es que si todos seguimos actuando igual, terminaremos por seguir apoyando a esta caída de la participación electoral. Es por esto que creo que debemos, como ciudadanos, empezar a participar más en la vida pública. Pero no tan sólo emitiendo votos porque si, sino que comenzar a canalizar las inquietudes hacia los políticos, mostrando soluciones e interés por los temas del espacio público.

Es por esto que debemos empezar a fomentar a las nuevas generaciones a interesarse en lo que ocurre en el espacio público, que le preocupe quien este sentado en el parlamento defendiendo sus necesidades y quien este administrando nuestros recursos, y representándonos hacia el resto del mundo.

En conclusión, está en las manos de las nuevas generaciones salvar la democracia y volver a convertirla en el acto cívico donde todos podemos y queremos expresar nuestra opinión. Pero no tan sólo desde la perspectiva de los votantes, sino que también ejerciendo el poder político que la ciudadanía les confiere.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: