Inicio > Uncategorized > New Update: Democracia 2.0

New Update: Democracia 2.0

Sin duda alguna, nos encontramos en una era de constantes cambios. Los Estados deben adecuarse a una nueva concepción que se tienen del mundo, un mundo que no se rige solamente dentro de los límites territoriales de una sociedad puntual por separado, sino que debe tomar en cuenta a cada un de éstas de forma global. ¿A qué se debe esto? Principalmente, a la globalización.

No es cuestionable el hecho de que la globalización a traído consigo un sinnúmero de beneficios para las sociedades: mayor conectividad, acceso, oportunidades, entre otras. No obstante, no se debe dejar de lado que la base de estas sociedades, es decir, lo que hace que estas “caminen” día a día son los Estados (en especial los estados democráticos), y, son éstos, los que en grandes rasgos, se han visto afectados por este fenómeno. Tal como dice Daherndorf, la globalización se ha convertido en una amenaza para aquellas naciones que se consideran democráticos. Pero, ¿por qué?

El fin de la democracia es ser aquél escenario en donde los conflictos son canalizados mediante instituciones, las cuales representan a la población. No obstante, en la actualidad, éste se ve afectado por la frecuente migración entre países (lo cual conlleva a una diversificación de las sociedades, generando una pérdida de identidad), el aumento de la intervención de terceros para la resolución de conflictos (lo que debilita la utilidad del Estado y de la democracia en sí) y las constantes amenazas al “espacio-protector” que se le otorga a la sociedad, dado a la fuerte competitividad entre naciones, el paso de comunidades colectivas a individualistas y la pérdida de confianza en un Estado-nación que ya no otorga lo que se espera de ella. La democracia que hoy se ejerce es una que se desacredita con la intervención de terceros (instituciones no gubernamentales), pierde el equilibrio con una sociedad cada vez más heterogénea. Pero, ¿el privar a la sociedad de esto evitará las manifestaciones, el descontento y encarrilará, nuevamente, a la democracia en su lugar? A mí parecer, no lo es.

Lo que sucede, es que la democracia, debe evolucionar, no quedarse estancada en lo que alguna vez significó, tal como ha sucedido con las instituciones, las cuales han ido tomando nuevos cursos al irse “alineando” de cierta forma con la globalización. Por lo cual, el problema radica en que los limites de la democracia deben ser re-definidos y con ello, los partidos políticos que, a la larga guían la representación de los distintos segmentos de la ciudadanía, basar sus propuestas en nuevas ideologías que sí representen a la sociedad actual. Se deben crear “sociedades-globales” como define Saskia Sassen [1], para que así las personas se sientan, nuevamente, identificadas con lo nacional.

En mi opinión, la solución no es desacreditar de forma directa y extremista a la globalización, creando una democracia más directa, como diría Dahrendorf, sino que la clave está en encontrar una forma de vincularla con la democracia. Para ello, uno de los grandes desafíos es el que plantea Fernando Vallespín [2], el de impulsar al Estado hacia el progreso, hacia la “ambición”, “afrontando los nuevos desafíos de la era global”[3] Para que así, se puedan definir los nuevos límites de la democracia, y dar con una “democracia 2.0”.-

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: