Inicio > Uncategorized > Nueva democracia para nuevos ciudadanos

Nueva democracia para nuevos ciudadanos

Las sociedades de hoy no son las mismas de hace 20 años. El ciudadano moderno ha cambiado su forma de vivir y relacionarse con el mundo. La globalización ha logrado acercarnos a la información y con ello, a la crítica. Con el desarrollo de nuevas tecnologías se nos ofrecen múltiples mecanismos que facilitan la expresión libre de nuestras ideas, que están siendo aprovechadas tanto por votantes como por no votantes. La gran pregunta es, ¿por qué entonces los sistemas electorales no han sabido capturar esta participación cívica implícita?, ¿por qué este nuevo ciudadano, teniendo más herramientas para acercarse, se aleja del ejercicio de la democracia? El gran problema es que esta participación esquiva afecta finalmente a la totalidad del país. Las políticas en su implementación parecieran no tener claro su público referencial y se obstaculiza el avance del desarrollo del país en cuanto a derechos y libertades. La causa del problema está en las bases de los sistemas democráticos y su inatingencia con el ciudadano de hoy. Es necesario entender que al evolucionar la sociedad, sus instituciones deben evolucionar con ella, de modo que se mantengan actualizadas en cuanto a su forma de satisfacer las necesidades de la población. A través de cifras de INJUV, vemos cómo el desinterés de los jóvenes en la participación electoral afecta al desarrollo de propuestas enfocadas a su segmento. En Chile, los votantes entre 18 y 29 años sólo alcanzaron al 8,07% del registro en las últimas elecciones. Lo anterior no debe leerse como una manifestación de rebeldía, si no como una consecuencia del envejecimiento de nuestra forma de interactuar con la democracia. No es cierto que las nuevas generaciones no sientan interés, puede que la democracia representada en el actual proceso electoral no les parezca el mejor mecanismo para ejercerla. La democracia, como el gobierno de elección popular deja de tener sentido si deja de estar en función de las personas. Estas personas quizás hoy sean una versión de consumidores a los que hay que entender y acercar, como menciona el texto. La idea de votante consumidor, representa para bien o para mal, al votante contemporáneo. El error es percibir a este votante como un fenómeno equívoco. Es momento de dejar de entender los fenómenos con valores normativos y empezar a adaptarse a ellos. Es por ello que la democracia necesita una reestructuración. No basta con cambiar las reglas del sistema electoral, pues necesitamos una reformar en el sentido más básico lo que significa pertenecer a una sociedad democrática. Sólo entendiendo de manera efectiva las nuevas formas de interactuar con el mundo podremos volver a generar gobiernos que representen a la mayoría. Necesitamos definitivamente que esta institución mantenga su espíritu colectivo, pues la democracia de hoy nos quedó chica.

http://www.atinachile.cl/content/view/585773/El-voto-juvenil-sigue-en-rebeldia-Mas-de-2-millones-estan-fuera-de-los-registros-electorales.html

http://www.89decibeles.com/comunidad/foro/noticias-y-temas-de-actualidad/17559

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/artic/20090606/pags/20090606210748.html

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: