Archivo

Archive for 30 noviembre 2010

Los pros y contras de la política

noviembre 30, 2010 Deja un comentario

Como todos bien sabemos la politica es la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad. Es aquel proceso en que los representantes que nosotros como ciudadanos escogemos deben tomar las decisiones correctas y velar por el bien de la comunidad.

Ahora bien , ¿son estos personas que escogemos las precisamente correctas para velar por nuestro bien y nuestra seguridad como país?.

El mundo a lo largo de los años ha ido sufriendo una serie de cambios, y así mismo las personas hemos ido cambiando con él , los intereses e ideales de los seres humanos ya no son los mismos que años anteriores, la tecnología ha avanzado y el mundo se ha globalizado por completo, ¿ a que voy con esto?, lo que trato de explicar es que al estar el mundo más globalizado las ambiciones van siendo cada vez mayores para todos , incluso aquellos que nos gobiernan no quedan excentos de crear ambiciones en su interior, pero ¿sería posible sostener a un país sin políticos detrás? . A mi parecer la respuesta a esta interrogante es negativa, ya que un país requiere de un cierto orden , de un líder que nos guíe y gobiernes aquellos temas en los que las personas por sí solas no son capaces de ponerse de acuerdo, o es muy difícil.

El mundo a lo largo de los años ha contado en su gran mayoría por lideres que lo gobiernen ,  y no creo que deba ser este momento en el que deba cambiar , más bien , yo creo que más que criticar a la politica en sí , hay que criticar a aquellos que la ejercen y fijarse bien en el momento de elegir quienes queremos que nos gobiernen durante años. En la vida siempre hay riesgos y creo que ese es uno de los riesgos que hay que correr en el momento de decidir lo que queremos para un país, ya hemos visto como grandes catástrofes dejan países en desamparo y descontrol total de la gente, si no fuera por los políticos de hoy en día , aquellos caos que se generan constantemente en los países, jamás podrian ser regulados.

En la vida por lo general siempre nos encontramos con márgenes de errores en las cosas, y así mismo ocurre en la política, esto es mayormente criticado , porque resultan más expuestos al estar a cargo de un país por completo pero no por eso deberíamos dejar de tenerlos a nuestro cargo.

Finalmente creo que como en todo tipo de cosas hay quienes no hacen bien su trabajo , y creo que eso pasa en todos los países alrededor del mundo , pero no por eso debemos encasillar a aquellos que si cumplen con sus tareas y que si quieren el bien común en los ciudadanos, creo que la democracia y los políticos deben seguir al mando de aquellos países que la poseen, pero siempre marcando los límites y generando conciencia en la gente para lograr escoger bien a aquellos que nos representan y ” protegen diariamente”

Trinidad Vargas

Anuncios

Conflicto de intereses

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Tras leer el texto escrito por Arturo Pérez-Reverte me pregunto qué intereses motivaron a él a realizar la crítica expuesta en su columna de opinión. ¿Habrá sido buscar un beneficio personal, solo molestar y dañar la imagen de los políticos españoles o estaba tratando de proteger a la ciudadanía? Sin embargo sea cual sea su interés no cabe duda que el autor ha seguido sus pensamientos y motivaciones para lograr su objetivo, y por ende está actuando de forma racional.

Por lo tanto si seguimos por la misma línea de argumentación nos damos cuenta que es ahí donde está el problema (no el problema con el autor claramente). La traba esta en el sentido económico que se le da al actuar de manera racional, es decir, decidir de la manera más optima posible con el fin de maximizar el beneficio. Mientras más, mejor.

Hoy en día, todos actuamos de la misma manera (incluso el autor del texto), por lo tanto los políticos como son iguales a cada uno de nosotros, actúan de la forma más racional  posible. Y es aquí donde este punto entra en conflicto con el párrafo anterior y nos lleva al centro del dilema. Como hemos dicho, los políticos intentaran buscar de la mejor forma posible maximizar su beneficio, pero como cada ser humano es libre de discernir donde ubica su escala de beneficios y bajo a que objetivos materiales o no materiales responde, es que nos damos cuenta que ciertas personas no están hechas para el servicio público y por lo tanto fallan, ya que sus intereses no van en la misma dirección que los que se deben perseguir al momento de convertirse en actores políticos, es decir los intereses ciudadanos. Estos intereses que corroen la política son el dinero y el poder.

Ante este último punto muchos dirán que como evitamos este conflicto de intereses en las personas del ámbito político. Para ellos debo decir que hasta hoy en día combatir los conflictos se ha vuelto una lucha muy difícil de llevar a cabo, pero que solo es posible sostener si se utilizan mecanismos de transparencia y apertura de información que permitan determinar posibles intereses ocultos dentro de los futuros políticos de los ciudadanos. Estos mecanismos de claridad  en la información de los agentes gubernamentales tienen como fin sacar a flote anticipadamente inconvenientes y en consecuencia posibles errores en la política a futuro.

Por ultimo, la política si tiene un futuro sustentable, y esta cimentado en las TRANSPARENCIA de datos. Mientras más seamos capaces de llevar a cabo la transparencia en los países, mas seremos capaces de evitar que los intereses choquen y en consecuencia generen que las políticas fallen.

Debemos ser minuciosos al momento de elegir a nuestros representativos, despejemos nuestras dudas ante cualquier situación que creamos que no valla en pro de nuestro intereses.

Referencias:

– http://www.prensafutbol.cl/index.php?option=com_content&view=article&id=17830:maximos-dirigentes-de-conmebol-son-involucrados-en-corrupcion&catid=95:noticias-internacionales&Itemid=106

– http://www.eumed.net/dices/definicion.php?dic=3&def=362

– http://www.monografias.com/trabajos47/transparencia-politica/transparencia-politica2.shtml#transp

– http://noticias.uarcis.cl/index.php/opinion/economia/1956-opinion-politicas-sociales-fallidas-en-chile

– http://www.chiletransparente.cl/home/pdf/Politica_transparencia_ChT_abril_2008.pdf

 

Educación en generaciones

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Como se ha visto en el curso, la política definida como una forma de solucionar los problemas de la multitud en un lugar determinado, tiene futuro y preservación si se incluye y se da responsabilidad a personas en la ciudadanía, y donde se debería hacer uso correcto de este.  También se analizó que muchas veces los actores políticos se olvidan del “bien común”, por lo que se encaminan hacia sus propios intereses y bienes fracturando el manejo de la política y a la vez perdiendo credibilidad ante las personas, ya que esa vocación hacia el trabajo público es envuelta en posibilidades de bien propio. Es por esto que la pérdida de credibilidad ha sobrepasado los límites y como consecuencia, los actores políticos deben esforzarse para que los ciudadanos crean en su palabra y en sus promesas,  en que el país saldrá adelante y  tendrá mejores condiciones en cuanto a vivienda, educación, salud, etc.

Ahora personalmente, cada persona tiene su visión de los avances que han surgido en la política en cuanto a las facciones mencionadas en el párrafo anterior, es decir, todos hablamos sobre lo que ocurre pero no sabríamos como actuar en el lugar de los políticos ya que es casi imposible que todos quedemos conformes con la forma en que se gobierna y con las decisiones que se toman con respecto a tales temas, porque a fin de cuentas siempre hay personas favorecidas y otras afectadas.

Centrándonos en un tema que cada vez deben analizar los distintos gobiernos; según la Real Academia de la Lengua Española, la palabra Educación se define como “el conjunto de disciplinas y ejercicios encaminados a lograr el desarrollo y perfección corporales”, por lo que analizando la columna de Arturo Perez-Reverte, a lo largo de la historia han cambiado muchas cosas, tales como: sociedades, población, tecnología, perspectivas e la salud, educación, etc., con lo que nos crea una percepción de que en tiempos anteriores todo era mejor. Pero se sabe también, que como todo va cambiando contantemente, las perspectivas de todo también difiere y eso es lo que nos hace diferente y únicos. Por lo que centrándonos en la educación, se necesita una contextualización, un orden pensado en el presente, que sea los más eficiente y bien aprovechado; esa es la misión de los políticos actuales aunque muchas veces no les resulta, pero por lo menos algunos hacen el intento de sacar adelante el país en vez de quedarse quietos y esperar a que el resto haga las cosas por ellos.

http://www.filosofiadigital.com/?p=1977

http://luisfi61.blogspot.com/2010/08/estiercol-para-politicos-ineptos-y.html

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=educacion

Señores, Esto es un juego!

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Sin duda me parece curioso que nos cuestionemos sobre los actos y consecuencias que toman y hacen los políticos en su día a día. Curioso, a decir lo menos, ya que somos nosotros mismos quienes damos el voto para que estos seres, decidan y ejecuten las políticas en pro de bienestar social, que se generan por necesidad del momento o que vienen “de fábrica” en sus promesas de campaña.

¿Por qué luego de tomar esta decisión, nos damos cuenta que no siempre hacen lo que prometen? Básicamente por que las personas (incluyendo a los políticos) somos seres racionales que reaccionamos en base a estímulos que provocan que tomemos decisiones potencialmente distintas a las que hacemos en pos de un beneficio y la propia conveniencia.

Esto, conlleva a conservar los intereses personales sobre los intereses del pueblo, ya que en cada juego, la opción de negarme a algún cambio conlleva primero con mis límites de aceptación de dicha propuesta, corroborando el efecto que puede realizar en mí, o bien, manteniendo esto es statuo quo.

Aterrizando el texto de Arturo Pérez- Reverte en un plano local: ¿ Por qué el presidente Piñera, salió a defenderse sobre los acontecimientos ocurridos en las elecciones de la ANFP, si estos mundos, superficialmente, no dicen relación uno con el otro? Este ejemplo, explica claramente el actual racional de un político (antes ser humano) que tiene intereses e intenciones de corto, medio y largo plazo que quiere conservar y debe proteger ante posibles daños que movilicen el statuo quo a una zona de pérdidas de algo, siendo este credibilidad, confianza, poder, etc.

La respuesta a esta pregunta, radica en que el Presidente Piñera, domingo a domingo, recibe una encuesta elaborada por La Moneda, que entrega un ratio de credibilidad y consecuencia de dichas elecciones, estas tendieron a bajar y por consiguiente a mover el statuo quo de él.

En este escenario, en el que ocurren diversos juegos políticos, debemos además señalar que el contexto al cuál se enfrentan los políticos luego de asumir, dista mucho del propuesto en primera instancia. Acá entra en juego el querer hacer vs el puedo hacer, dónde estos no son los únicos actores del juego, sino que dependen y se deben y/o son articulados por instituciones que poseen valores, visiones y formas de desarrollo  propias, dónde estos seres deben restringirse o auto limitarse en pos del beneficio de las instituciones a las cuales pertenecen. Un claro ejemplo de esto, son la materialización de las promesas de campaña de Obama, en donde me atrevo a decir, no será capaz de cumplir el 50% de estas, ya que las instituciones que deben velar y aprobarlas no son la mayoría , y existen actores políticos, no visibles que limitan el desarrollo de estas, ya que nuevamente, nos enfrentamos a actores racionales, que promueven el beneficio propio antes que el de la sociedad. Por cierto, se irán fiscalizando las 510 promesas de campaña de Obama.

Como ciudadanos, debemos ser capaces de anticiparnos y entender el juego de los políticos,  para así poder prever las acciones que estos tomen, por que como dice el título,

 

Señores esto es un juego.

Círculo Vicioso

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Aunque no estoy totalmente de acuerdo en la forma en que el autor critica los hechos en España, a todos nos da rabia cuando los políticos hacen mal las cosas y peor aún, cuando se retractan de hacer las cosas de mala manera y siguen haciendo lo mismo sin que nadie les pueda decir nada porque se creeen amos y señores cuando tienen algo de poder. ¿Son los políticos corruptos?, Sí. ¿Lo son todos? Espero que no.

La discusión de quienes son los realmente culpables de esta fragilidad en la democracia con que vivimos diariamente es una responsabilidad compartida entre los políticos y los ciudadanos. Sin embargo, ambas partes caen en un círculo vicioso por la desigualdad de oportunidades y la falta de información respectivamente, dejando como consecuencia que los representantes de los ciudadanos no sean siempre los mejores o quienes realmente puedan realizar un cambio en la estructura política y social.

Por un lado, la política se sigue moviendo en manos de pocos y las caras son las mismas desde hace bastante tiempo. Por lo general cuando alguna persona que desea manifestar de forma independiente las inquietudes de su gente y representarlas, se ve en la obligación de integrar un partido político porque el gasto económico principalmente que conllevaría competir contra la UDI, RN, DC, PPD, PC, etc. se encuentra fuera del alcance del chileno promedio. En cambio, si desea competir contra esto, deberá ingeniárselas y usar toda su imaginación para aprovechar al máximo sus 5 segundos de propaganda electoral. Es decir, la política se encuentra en una especie de monopolio liderado por algunos partidos que tienen el control del sistema, lo que a su vez posibilita que exista una corrupción.

Por otra parte, el ciudadano trabajador de este país que representa la mayoría nacional, es fácilmente,  sobornable y  que pique el anzuelo que los políticos le lanzan todas las campañas. Promesas varias y cuantas maneras existen para hacer sentir a alguien cercano con el único fin de obtener un voto con tal de saciar sus deseos de poder, pueden darse a luz en este periodo electoral. Una opinión personal, la mayoría de los candidatos presidenciales no apelan al uso de su currículum, sus dotes políticos u otro tipo de recurso que no sea  más que el afectivo y el uso de los sentimientos como argumento para disuadir.  Además, creo que aún existe susto del gobierno militar en la clase social más baja por un gobierno de derecha que privatice gran parte de la industria nacional, transformando aún más, la sociedad en un mercado regido por la oferta y la demanda, cuando en realidad los tiempos son otros y en teoría no podría ocurrir algo de ese estilo.

En conclusión, ambas partes deben ser fiscalizadores del sistema; el gobierno y la oposición deben estar en forma continua regulando y vigilando ante cualquier anomalía, además se deben entregar oportunidades a quienes desean participar de la política nacional, de manera tal que exista una mayor competencia y un abanico más amplio para elegir. Los ciudadanos también deben aprovechar de las tecnologías que tienen a mano para informarse mejor y combatir contra cosas que ocurren a escondidas y lejos de los ojos de quienes velan por la seguridad y el orden en la sociedad.

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

No es primera vez que nace esta discusión, ya sea por colores políticas, políticas de educación, economía, medioambientales y muchas otras más. Como pasa en la mayoría de los casos, sobre todo aquellos ligados a un mundo globalizado, con millones de personas diferenciadas por millones de opiniones distintas convergen en un tema para luego mostrarse divergentes en posturas. Me gustaría decir que es simple, pero lamentablemente, no lo es, los temas de esta índole han tratado de ser manejados desde que existimos como sociedad, pensadores como Hayek, Rawls, Walzer, etcétera, han sido importantes gestores en la creación de opiniones “generalizables” y a su vez, diferentes respecto a como llevar y desarrollar las sociedades en parecencia de desigualdades irreparables a comunidades un poco más equitativas en base a distintos modelos.

Para analizar el texto y de alguna forma, acompañar el descontento (no del caso puntual por que no estoy familiarizado con él y tampoco con el mismo “entusiasmo” puesto en este) tomaré parte de la filosofía de Rawls, dónde en su libro “Una Teoría de la justicia” propone 2 principios básicos para esta. Estos 2 principios son “el principio de la libertad” (que proclama que todos tenemos la libertad de hacer lo que queramos siempre y cuando no coaccionemos las libertades de otros) y “el principio de la desigualdad” (el cual está relacionado con el tema) donde el autor habla sobre cómo las desigualdades son aceptables sujetas a que estas se justifiquen en la medida que los más favorecidos intercedan por los menos favorecidos, para aumentar el “beneficio” total y a su vez, disminuir la brecha de desigualdad. Ahora llevemos esto al texto de Arturo Perez-Reverte. Él dice que el gobierno español ha generado a lo largo del último tiempo que esta brecha que separa la educación privada de la pública sea cada vez mas grande, cosa que vista desde el punto de vista del Rawls, es exactamente el escenario donde la desigualdad no debe ser aceptada, es decir, que no se está haciendo la política de manera efectiva para lograr aumentar los beneficios.  Entonces, contestando la pregunta, ¿son los politicos irracionales? y ¿son necesariamente mal intencionados, corruptos e ineptos? la respuesta en mi opinión es extrañamente, no. Si bien los buenos resultados de aplicaciones de políticas educacionales, reformas y cualquier tipo de intervención al respecto dependen en gran parte de factores humanos como las personas que las planean, existe otro factor que también es crucial, que es el contexto donde se desenvuelven estas intervenciones y la credibilidad (cada vez menor) en estos políticos. Dando un ejemplo más práctico, un equipo de trabajo puede tener como jefe a la persona más capaz para realizar el trabajo, pero si no existe credibilidad técnica, nunca será efectiva la implementación de planes de trabajo, en este caso pasa lo mismo, si no existe confianza en las capacidades, siempre existirá una oposición que, aun que quiera lo mejor para el país implicado, por medio de críticas coacciona el trabajo de la gente a cargo y desacelera el proceso, o simplemente, lo frena.
Basado en lo anterior, afirmo que los fallos en la democracia y en los procesos políticos son fruto no solamente de la gente que las esté realizando, sino del contexto, de la credibilidad que entreguen, del poder político opositor, entre muchas otras variables que, a la larga, pueden terminar en problemas tan devastadores como los mencionados por el autor del texto.

http://www.uia.mx/actividades/publicaciones/iberoforum/2/pdf/francisco_caballero.pdf

Sobre los límites de la política.

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Si acordamos respecto a que la política surge con sus actores para hacer de mediadores, velar por los intereses de los conciudadanos, resolver las desigualdades y problemas entre las personas que conviven en una sociedad, entonces los políticos son la solución antes que el problema. Pero no podemos, solo por asumir que son necesarios para mantener el orden, despojarlos de toda responsabilidad y crítica. Los actores políticos son  tan responsables de los resultados negativos como positivos de sus acciones políticas y caminos trazados.

Vivimos en sociedades instruidas en la política y la democracia y, como tal, son dependientes de sus actores políticos respectivos y de las acciones que estos tomen. De esta forma, ellos son responsables de tales acciones y de los resultados, tanto negativos como positivos que éstas produzcan. Si las acciones políticas generan nuevos problemas a la sociedad, independientemente de que se mantenga o no el orden en la misma, los ciudadanos están en todo su derecho de recriminar a quienes las llevaron a cabo.

A pesar de estas afirmaciones, muchas recriminaciones (como la de Arturo Pérez-Reverte) olvidan la dificultad de establecer reformas en un sistema político complejo, como es la democracia. Las reformas logradas bajo democracia toman tiempo, y el tiempo que tienen los actores que llegan al poder es limitado. Además, la acción política y existencia de oposición muchas veces impide que las reformas realizadas se alineen perfectamente al ideal que fue prometido previo a las elecciones libres. La democracia impone limites a los políticos por naturaleza, logra que ninguna voluntad por si misma pueda imponerse por completo ante las demás, lo que, naturalmente, complica y alarga el proceso de llegar a reformas.

Se puede argumentar que la política se ha ido deteriorando, que es ineficiente, incapaz, corrupta, que ya no cumple ni intenta cumplir con las expectativas de los ciudadanos, por lo que estos últimos se han distanciado de la misma. Esto no es del todo correcto, si bien el nivel de votantes voluntarios puede haber disminuido, cada vez organizaciones siguen exigiendo a los políticos y esperando resultados, sin obtenerlos muchas veces. Esto se debe, más que nada, a lo expuesto en el párrafo anterior. Por otra parte el deterioro de la política no es del todo cierto tampoco, es una imagen que se presenta a los ojos de los ciudadanos, que explicaré con más detalles en el párrafo siguiente.

La política no va empeorando y los actores no son necesariamente corruptos. Todo lo contrario: la política evoluciona y mejora; su imagen, mientras tanto, se deteriora. Acepto que hay actores políticos corruptos, en todas partes lo hay, pero la política se transparenta gracias a diversos factores -la libertad que explotan los medios, una sociedad civil más robusta (donde surgen todo tipo de instituciones y organizaciones protegiendo y exigiendo a los políticos sobre temáticas variadas como el feminismo, maltrato animal, etc.), por nombrar algunos- ha ido mejorando, y, a pesar de ello, o tal vez más certeramente, a causa de ello, la gente se encuentra cada vez más desencantada. El aumento de las exigencias e información entregada al público general genera descontentos al final, a causa de que muchos de los resultados exigidos son difíciles de alcanzar, en especial en medios democráticos. A todo eso y más se debe que en nuestras sociedades los ciudadanos afirmen que prefieren vivir en una sociedad democrática y a su vez puedan sentirse disconformes con la mayoría de sus actores políticos. Así, se construye la imagen de la política como ineficiente e incapaz.

La política existe y aun es una herramienta para mantener un orden en nuestras sociedades y abrir espacios para arreglar las diferencias de los ciudadanos, pero está limitada por diversos factores. El desencanto de los ciudadanos es inminente. La política tiene que limpiar su nombre para poder volver a atraer y agradar al pueblo, y para esto debe intentar agilizar los proyectos y reformas sin disminuir los procesos democráticos. Es, sin lugar a dudas, más fácil escribirlo que lograrlo.

Por: Adolfo Witt

Links: http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/facdermx/cont/245/pr/pr8.pdf