Inicio > Uncategorized > Desconfianza en los actores políticos

Desconfianza en los actores políticos

El descontento con los gobiernos es un fenómeno que se ha ido generalizando en el último tiempo, lo cual se encuentra fuertemente vinculado con la desconfianza, la desaprobación y la falta de identificación que los ciudadanos depositan en las instituciones políticas. Pero ¿Por qué existe tal grado de deslegitimación de la autoridad y una pérdida de confianza en los actores políticos? ¿Es sinceramente dicha desconfianza fruto de los propios actores políticos?

En primer lugar, esta tendencia tiene sus inicios en el siglo XVII con Thomas Hobbes, quien manifiesta un claro rechazo a participar en actividades políticas por parte de los ciudadanos, producto de que el Estado tiene como primera obligación cuidar la vida de sus miembros, si esto no se cumple, ningún ciudadano tiene la obligación de obedecerle. Luego este pensamiento se expande en la modernidad con la idea de que el hombre es el centro del universo.

En segundo lugar, los medios de comunicación se han encargado día a día en resaltar y exaltar temas asociados a la corrupción, el narcotráfico, y la ineficiencia de los actores políticos. Lo que ha marcado a la política con una debilidad institucional y una ausencia de estado de derecho en algunos casos, llevando a un alto grado de desconfianza, desaprobación y falta de identificación con los partidos políticos.

En tercer lugar, los estados están sometidos día a día a una sobrecarga de demandas de temas, los cuales son prometidos pero no cumplidos. Es aquí cuando los ciudadanos nos preguntamos ¿Por qué es tan difícil cambiar las cosas en el mundo de la política? Aun cuando puede haber interés por parte de los políticos en abarcar ciertos temas, no pueden hacerlo ya que por una cuestión de acuerdos de incentivos, no logran cumplir con las demandas ciudadanas, lo que produce que se frustren las expectativas de las personas, llevando a una deslegitimación de la autoridad y una pérdida de confianza de los ciudadanos en el liderazgo político.

Por otro lado, en el período de la Revolución Francesa aparece la noción de ciudadano como un sujeto que tiene derechos políticos, sociales y jurídicos. Sin embargo, a pesar de que unos de los objetivos de los actores políticos es la sociabilización de valores democráticos y la movilización de la opinión pública, los políticos tienen una pobre visión sobre la ciudadanía, tomando la cualidad más básica del ciudadano y eliminándolo del eje de la política, por lo que al no formar parte de ella, los políticos anulan las agendas y temas de los que se requiere atención por parte de la política institucional.

En conclusión, a pesar de que la democracia requiere siempre de la participación ciudadana, no nos sentimos parte de una comunidad política producto de la desconfianza, la desaprobación y la falta de identificación con los partidos políticos. Lo cual no es simplemente fruto de los propios políticos, sino que está relacionado con un legado histórico, con los medios de comunicación o simplemente un problema en los acuerdos de incentivos de los actores políticos.

 

Links:

http://www.votoenblanco.com/Politicos-espanoles-Irresponsables-ineptos-o-suicidas_a1679.html http://www.quintacolumna.com.mx/columnas/opinionhectorhernandez/2010/noviembre/colum-opinion-hector-hernandez-031110.php

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: