Inicio > Uncategorized > Mucho Ruido y Pocas Nueces: Proceso Necesario Para La Política.

Mucho Ruido y Pocas Nueces: Proceso Necesario Para La Política.

Respecto a la política, creo que  es uno de los ámbitos de la vida en sociedad  que ha dado más debate en la historia de la humanidad, ya que plantea el desafío de que personas con distintas preferencias tomen decisiones en conjunto, lo cual casi siempre se aleja de ser un trámite fácil y rápido. Todos los que participan de la vida política, pueden tener argumentos igualmente válidos para que avalen soluciones totalmente distintas a un conflicto: aquí nace el debate. Es posible que esta discusión llegue a un punto muerto y por consiguiente los políticos no puedan cumplir lo que prometen, porque aunque un político haya ganado una elección democrática, debe discutir, y de cierta manera competir, con otros políticos que también ganaron una elección de manera democrática y tratan de llegar a  lo que ellos consideren mejor para la sociedad, aunque no todos pueden perseguir el mismo fin, ya que “en la diversidad está el gusto” y donde nace la labor de la política.

Insisto en creer que los políticos son representativos, y si hay mal intencionados, corruptos e ineptos entre entre ellos, no creo que sea en una proporción que diste mucho del resto de la sociedad y vale la pena recalcar que son personas como todos nosotros y errar es humano.

Considero que la tónica de la representatividad radica en que intente llevar al debate los temas que le interesan a la gran mayoría de la población, como la educación, la salud y la pobreza, aunque algunos de estos ejemplos les interese más a algunos ciudadanos que a otros. La gracia principal de la democracia es el debate que se genera a través de las distintas posturas y  muchas veces las ideas que beneficiarían a una gran porcentaje de la población en caso de que se aplicasen encuentran un gran problema cuando estas ideas se intentan plasmar en leyes: el necesario debate. Muchas veces en el proceso de crear las leyes priman los intereses personales y  el “Lobby” y otras veces simplemente es imposible dejar conforme a todos los votantes, como lo panteó Kenneth Arrow, quien obtuvo el Premio Nobel de Economía en 1972.

Creo sinceramente que la política falla per se, pero lo bueno de cuando las cosas fallan es que resulta posible aprender y a medida que más se aprenda, los errores se deberían reducir, para no caer dos veces con la misma piedra. Al mismo tiempo, los estados se volvieron más complejos a medida que avanzó la modernidad como lo deja ver Quentin Skinner en “Una Genealogía del Estado Moderno” y suponiendo que los estados se sigan complejizando es posible que  la política cometa más errores en el futuro, porque hay más temas que ingresan al espacio público. De la misma manera me cuesta imaginar otro sistema que no sea la política para el futuro, porque lo más rescatable a mi parecer es que se genera un orden, justo o no, es un orden que nos ayuda a evitar que nos matemos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Paradoja_de_Arrow

http://www.uai.cl/images/stories/Escuela_de_Gobierno/noticias/Una_genealogia_del_estado_moderno.pdf

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: