Inicio > Uncategorized > Políticos: ¡clásicos entes racionales!

Políticos: ¡clásicos entes racionales!

Como primer punto a discutir debemos preguntarnos si los políticos realmente son racionales. Esto, ya que la respuesta a esta pregunta, es la piedra angular de cualquier análisis, porque nos entrega patrones acerca de su manera de actuar, pensar, y de sus preferencias. Planteo esto con objeto de determinar que motiva finalmente a los políticos para tomar ciertas decisiones, asumiendo que lo que dice el autor del texto en cuestión es cierto sobre la educación de España, que sean las causas de tal pobre calidad de educación (u otro ámbito), lo cual es fuertemente sostenido por el autor.

Pero, dada la pregunta principal, ¿cómo podemos determinar si son racionales o no? un buen camino es identificar si toman sus decisiones pensado en que tendrán más beneficios que costos al final del día y como resultado de aquellas acciones. Sin embargo, y como paso previo, cabe destacar que en general el mundo político no es un ecosistema iletrado, es gente con estudios universitarios, incluso gente con programas de postgrado en sus currículos, y además con experiencia local como internacional en sus carreras. Lo anterior, mencionado para señalar que mucho de lo que los políticos han vivido tiene bastante de racional (la situación descrita anteriormente se aplica en gran medida a Chile, pero en general es analogable).  Seguido de esto, observamos día a día que los políticos persiguen su propia conveniencia, siempre haciendo luchas de poder, y velan por sus intereses, hasta aquí nada nuevo, solo que podemos observar con fineza que estos personajes públicos tienen mucho de racionales.

Consiguientemente  con lo planteado, la pregunta lógica es: ¿si los políticos son tan racionales porque permiten vergüenzas tales como una pobre, e incluso triste, calidad de la educación por ejemplo?. Para responder esto podríamos partir por la misma pregunta pero planteada de manera inversa ¿por qué los políticos deberían preocuparse de la calidad de vida de las personas (ya sea en aspectos como educación, saludos o seguridad nacional) ? Es de perogrullo que es su trabajo. Pero aún así, ¿cumplimos con nuestros trabajos de manera cabal siempre, cómo estudiantes o profesionales? probablemente no en el 100% de los casos. De seguro alguien saltará y dirá ¡pero en ellos recae una responsabilidad mucho mayor!. Esto es cierto, no hay duda de ello, pero recordemos que son personas como nosotros y no deberían tener incentivos tan distintos a los nuestros, por muy grande que sea su responsabilidad. A modo metafórico: “la mona aun que se vista de seda, mona queda” (o palabras más precisas, no por ser ministro, senador o alcalde, de un día para otro se será más altruista, más responsable, o más caritativo)

Entonces ¿cuáles son los incentivos de los políticos? reduciéndolo  a un aspecto económico, maximizar sus beneficios. Pero, ¿qué beneficios? en algunos casos será la permanencia en el poder, en otros será percibir la mayor renta posible, capital social, dinero, tener influencia directa en materias de sus intereses (como regulación en ciertas industrias donde podrían tener acciones involucradas, etc.) y  seguramente habrán casos en que sus intereses sigan la misma dirección que los de los ciudadanos a pie, pero si eso fuera en la totalidad de los casos, no estaríamos discutiendo este tema.

Pero ante tal panorama tenemos un problema: si los incentivos de los políticos no necesariamente están alineados con los del pueblo que los eligió ¿cómo hacemos para tener una buena educación, salud, seguridad y otros, si esa debería ser sur labor?

Los políticos no serían políticos si sus cargos no estuvieran legitimados, es decir, con validez ampliamente aceptada por la sociedad, en el caso de alcaldes, senadores, diputados, y otros, por votación popular.  Si el político no cumple con lo que la gente espera de él probablemente, si la gente recuerda aquello, no volverá a salir, o sea, perderá su condición y los beneficios que esta implica. Por lo que una sociedad que logra transparentar el actuar de sus políticos y sus resultados, será una sociedad donde la democracia y el mundo político sean más legítimos y tengan mayor valor para las personas. Así mismo, el político se verá más obligado que antes, a cumplir con sus deberes esperados y en menor medida con sus propios intereses.

Ignacio Urbina Henríquez

Sobre intereses de los políticos:

http://www.lanacion.cl/super-de-bancos-nego-giro-en-ventas-atadas-/noticias/2010-11-16/202622.html

http://radio.uchile.cl/noticias/90615/

http://www.avn.info.ve/node/28201

Transparencia:

http://www.finanzas.com/noticias/bolsas/2010-11-26/387890_gobierno-apuesta-transparencia-para-tranquilizar.html

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: