Archivo

Archivo del autor

Si todos pensáramos igual, ¿sería más beneficioso para la sociedad?

noviembre 22, 2010 Deja un comentario

En primer lugar, quiero mencionar  que si le preguntáramos al autor de este articulo la interrogante que se nos plantea (¿Son irracionales los políticos? ¿Son necesariamente mal intencionados, corruptos e ineptos?), su respuesta seria claramente afirmativa. Arturo Pérez-Reverte solo se dedica a criticar y culpar a los políticos de la mala situación en España, pero este señor, ¿sabrá el proceso que hay detrás del sistema político? ¿Sabrá lo complicado que es hacer funcionar  un país? ¿Acaso cree que todos los políticos piensan igual?  Obviamente este caballero no ha asistido a nuestras clases de “Política Instituciones”.

Personalmente, a diferencia del autor, respondo negativamente a la pregunta, estoy segura que son personas racionales, y en su mayoría no son todos ineptos, mal intencionados y corruptos, lamentablemente existen estos “malos políticos”, no puedo negarlo. Es cosa de mirar afuera y fácilmente encontraremos ejemplos de estos, por mencionar uno, Fidel Castro.

A continuación, expondré mis argumentos.

En primer lugar, aprendimos en clases que la estrategia es la esencia de la política. Por definición, Una estrategia es el conjunto de acciones que se implementarán en un contexto determinado con el objetivo de lograr el fin propuesto.  De aquí infiero la primera razón de porque la política falla a veces. Me planteo las siguientes preguntas: ¿Todos los políticos tienen los mismos objetivos? ¿Poseen la misma cantidad/calidad de información? ¿Tienen las mismas creencias y prioridades? La respuesta a todas estas preguntas es NO, y es por esta razón que el hecho de ser individuos racionales no implica que necesariamente todos lleguen a las mismas conclusiones y aun menos que coincidan sus preferencias hacia un mismo resultado. A cada agente le interesa influir en ese resultado según sus propios fines. No existe ningún gobierno que logre llegar a acuerdos unánimes, esta situación es inexistente, imaginaria e inalcanzable, ya que como seres humanos y no como robots somos diferentes unos de otros y por lo tanto tenemos distintas creencias, prioridades, metas, etc, etc.

En segundo lugar, ya que el autor se refiere a la educación, utilizaré ejemplos referentes a este tema para demostrar porqué la política a veces falla, a pesar de que los políticos tengan buenas intenciones.

Imaginemos que estamos en un pequeño país y que existen solo tres personas encargadas de tomar las decisiones: el presidente (posee más poder que los otros), una ministra  y un senador.  Deben tomar la decisión de cómo distribuir el presupuesto para el próximo año. Supongamos que el estatus quo actual es que el gasto en educación corresponde a la octava parte del PIB.

El presidente piensa que se deben destinar más fondos a la educación ya que esta no cumple con sus expectativas, piensa que a través de una buena educación, a largo plazo, mejorara la situación del país.  Por lo tanto quiere proponer que se redistribuya el presupuesto aumentando la cantidad de recursos asignados a educación.

Por otro lado, la ministra piensa que el porcentaje asignado a la educación es demasiado alto, ya que para ella es más urgente disminuir el número de crímenes, y quiere asignar solo la 1/10 del PIB a educación y aumentar el porcentaje de gasto en seguridad.

Para el senador, lo que más le urge es mejorar el sistema de salud, considera que la cantidad asignada a educación es elevada y le gustaría disminuirla a la 1/12 parte del PIB.

Debido a estas diferencias de objetivos, prioridades y creencias, al presidente le conviene no proponer ninguna reforma,  si lo hace, llegaría a un resultado donde él quedaría peor. es razonable pensar que es mejor no hacer nada que tener que arrepentirse. El resultado de la situación anterior es que no cambia nada, quedamos en el mismo estatus quo.

En conclusión, a través de los argumentos anteriormente dichos, he demostrado que a pesar de que los políticos sean racionales y tengan buenas intenciones, el hecho de pensar distinto hace mucho más complicado el proceso de tomar decisiones, que es casi imposible dejar a todos completamente satisfechos, esto a veces genera caos y fallas en distintos ámbitos de la sociedad. A la vez le demostré a Arturo Pérez-Reverte lo engorroso que es dirigir una sociedad y que es muy fácil criticar pero difícil actuar.

Obviamente el resultado es mejor cuando hay presencia de política en la sociedad, esperemos que con la experiencia, el número de fallas del sistema disminuya.

En cuanto a la pregunta que expresé en el titulo, según el análisis realizado, las decisiones se tomarían fácilmente y sería beneficioso para la sociedad. Pero por otro lado ¿acaso no es buena la diversidad?…ese es otro análisis que lo dejo para su propia reflexión.

http://www.publimetro.cl/nota/mundo/ministro-del-interior-colombiano-acusa-a-politicos-corruptos/CPIjks!XwoJkP7Ai3FabaParDTGQ/

Anuncios

Es nuestro mundo, es hora de abrir los ojos y actuar

octubre 18, 2010 Deja un comentario

Indiferencia, falta de iniciativa y apatía son algunas de las tantas características negativas que posee la sociedad actual. Como dice el autor, estamos viviendo en medio de varias crisis, y podemos estar seguros de que si no le tomamos el verdadero peso a la situación, en un futuro no muy lejano, el caos reinará en todo el planeta.

Nuestra sociedad actual es hipócrita, todos ven las noticias en televisión o compran el diario para aparentar parecer interesados por lo que ocurre en la sociedad, lamentablemente la mayoría de las noticias son malas, y la gente solo se limita a decir “que lastima” y en la gran mayoría de los casos no hacen nada, se quedan de brazos cruzados pensando “alguien más se encargará de solucionarlo”. Esto debe cambiar, todos y cada uno de nosotros, todos los días debería preocuparse y actuar por el bienestar común, de lo contrario, estamos destinados a vivir en un mundo egoísta e indiferente.

Lo poco que se hace para solucionar la pobreza, son soluciones para el corto plazo, hay muchas instituciones que se preocupan de satisfacer las necesidades básicas de los más pobres, pero aquí se aplica lo que dice un famoso proverbio chino “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida” . Los gobiernos e instituciones deben dejar de ser austeros e invertir fuertemente en educación. En nuestro país, Chile, se está tratando de hacer esto, pero en países subdesarrollados como los de áfrica, lo que más se está haciendo es darles pescado…

Lo mejor que podría pasar, es que la globalización sea aun más fuerte, poderosa y justa y, que todo el mundo se comportara como si fuera un gran país, suponiendo que todos son racionales, olvidarse de los límites de los estados, obviar las fronteras y dejar atrás las divisiones oriente-occidente, y así ser todos ciudadanos del país mundo.

A pesar de ser bastante idílica y difícil mi proposición, nadie puede negar que sería beneficioso que los recursos económicos se distribuyan a toda la comunidad  y que todos respetaran las mismas leyes, ya sean ambientales, de comportamiento, de igualdad, etc. Y con esto, al ser todos parte de un solo país, evitar las espantosas guerras mundiales.

La sociedad actual debe ser re-educada, atreverse a romper el silencio y discutir los temas que nadie quiere tratar, cada miembro de la comunidad debe actuar, aportar con su granito de arena, ya sea reciclando, protestando o aportando con lo que pueda. Debemos vencer las crisis, dejarlas en el pasado y de esta manera, dejar un mundo mejor a las generaciones futuras. Cabe recalcar, que estas crisis podrían tener consecuencias positivas a largo plazo si las llegamos a superar, el resultado nos podría llevar a un punto mejor del que estábamos antes de las crisis.

http://www.periodismoenlared.com/africa-continente-olvidado

http://www.wikilearning.com/monografia/la_globalizacion_y_sus_efectos-la_globalizacion_apertura_de_fronteras/13665-3

 

 

 

Cada miembro de la sociedad chilena está adquiriendo día a día más poder político

septiembre 22, 2010 Deja un comentario

En primer lugar, hay que destacar el hecho de que las personas comunes y corrientes puedan participar en decisiones corporativas, es decir, que posean poder político, que se define como la capacidad para influir en la resolución de la tensión social.

Las grandes corporaciones no tienen el derecho de hacer lo que se les plazca con el espacio público, si no tuvieran que pedir permiso, podemos estar seguros de que al momento de poner el primer ladrillo en la construcción, habría huelgas y protestas por parte de los afectados. Es por esto que habla muy bien de nuestra sociedad el hecho de que exista un sistema que mantenga el orden en que los ciudadanos participen activamente, y que sin su consentimiento no se pueda levantar ni una piedra.

Lo primero que debemos preguntarnos es  ¿Cómo lograr un resultado “win-win”? Es decir, ¿qué se debe hacer para que ambas partes del conflicto se beneficien?

Para lograr este resultado debemos estar frente a un conflicto entre iguales, esto quiere decir, que nadie ejerza poder sobre otro. En este caso estamos frente a este tipo de conflicto ya que se cumple con lo que dice la definición.  Si es que no fuera un conflicto entre iguales sería imposible lograr un resultado “win-win” ya que la parte con más poder se aprovecharía de la otra.

¿Es posible lograr este orden entre iguales? , existirá si hay interés mutuo, ¿lo hay en este caso?, si, ya que ambos quieren el bienestar del otro (además del suyo propio, obviamente). Cencosud no quiere dejar insatisfechos a los vecinos porque son sus potenciales clientes, y lo vecinos podrían ayudar a la empresa a decidir un terreno que les quede relativamente cerca pero que no sea el que ya se negó, siempre es cómodo tener comercio cerca.

Para responder la primera pregunta planteada, estoy de acuerdo con las propuestas que hace el autor del artículo, pero hay algo que no menciona que me gustaría destacar para justificar el rechazo de los vecinos; una razón clave en la decisión fue el hecho de que un mall siempre provoca tráfico, y si se llegara a cobrar estacionamiento, las calles adyacentes perderían su tranquilidad. En el ya colapsado Santiago, nadie quiere aún más tráfico del que ya existe para llegar a sus hogares.

Es destacable el hecho de que a pesar de que seguramente el proyecto de impacto vial fue rechazado por la municipalidad, de todas maneras se pidió la opinión de los vecinos.

Chile ya no tiene una simple democracia en que la ciudadanía solo participa en las elecciones de presidente, alcalde, etc. Nuestro país ahora esta implementando una democracia más compleja y sofisticada, donde las personas participan en todos los asuntos que les influyen o podrían influir (como en este caso).

La sociedad chilena debe seguir incentivando la participación ciudadana en todos  los asuntos en que se vea involucrada, de esta manera estaremos construyendo una mejor comunidad, solo así podremos vivir en un ambiente tranquilo y pacifico donde los conflictos escaseen.

adjunto Links de interes:

el siguiente link es lo contrario a nuestra democracia, lo que nuestra sociedad chilena esta cada ves mas lejos de ser: http://www.elmundo.es/elmundo/2004/01/15/internacional/1074178105.html

y otro link que contiene mas informacion sobre este caso: http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/05/11/%C2%BFmall-en-martin-de-zamora-la-decision-en-manos-de-la-ciudadania/

Legislación igual para todos

agosto 27, 2010 Deja un comentario

Primero que nada estoy completamente de acuerdo con que exista una institución internacional que se encargue de juzgar a quienes por alguna u otra razón (poder político, popularidad, amnistía) no han sido juzgados correctamente a pesar de haber cometido actos atroces.

No todos los países tienen la misma cultura, valores y costumbres, por lo que los juicios, y por ende los  castigos, son muy variados entre las naciones. Por poner un ejemplo, en Irán se cortan las manos a los ladrones, mientras que en nuestro país, Chile, a los ladrones se les encarcela y, lamentablemente, a los pocos días son puestos en libertad. Este ejemplo ilustra la gran necesidad de que exista una institución como la CIJ (Corte Internacional de Justicia) que se encargue de decidir conforme al derecho internacional un castigo justo para los que violan los derechos humanos.

A mi juicio, la CIJ debería extender su acción política y ser la única institución con la facultad de juzgar a los criminales del mundo, y, de esta manera eliminar las enormes diferencias de sentencias que existen en el espacio público.

Instituciones como la corte internacional de justicia debieron haber sido creadas hace siglos con el fin de castigar uniformemente las atrocidades que se han cometido en la historia. Autores de genocidios, terroristas, violadores, traficantes de sustancias ilícitas, estafadores, etc, debieron y deben ser juzgados por una única institución que los sentencie conforme a lo que se merecen.

Por otro lado,  con respecto el tema de la investigación contra el presidente de Sudan considero que sería un grave error por parte del consejo de seguridad el aprobar el aplazamiento de dicha investigación ya que de hacerlo estaría reduciendo el poder político que ha adquirido últimamente  la CIJ (Corte Internacional de Justicia), y a la vez, dejando que las autoridades corruptas ganen.                                                                                                                                                                     La justicia no debe discriminar razas, poder político o clase social, por lo que a la hora de juzgar no importa si el acusado fue presidente o sirviente, el castigo debe ser el mismo para ambos, es por esto que el presidente de Sudán debe ser  juzgado junto con todos sus aliados.

Por  todo lo mencionado anteriormente, aplaudo y felicito al autor de este artículo, Jorge Castañeda, por su decisión de juzgar en España al oficial Cavallo que claramente violó los derechos humanos. No porque en Argentina lo protejan contra el procesamiento, este señor está exento de la justicia internacional, efectivamente como dice el artículo, nadie está por encima de la ley.

Una justicia uniforme es lo que necesitamos para construir un mundo mejor, un mundo donde los criminales sufran las debidas consecuencias de sus actos, y donde los potenciales malhechores piensen diez veces si vale la pena cometer un crimen o no. Si todos los países aprueban la idea de que una sola institución esté a cargo de la justicia mundial, y que esta sea dura y pareja, podemos estar seguros de que en un par de años el número de crímenes disminuirá notablemente.

Escrito por Alejandra Chame G.

Adjunto links relacionados.
este es un enlace directo para que sepan más de la labor de la CIJ http://www.icj-cij.org/homepage/sp/
y este es un enlace directo a una noticia de Irán sobre el castigo a 5 ladrones:  http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/22/internacional/1279826928.html