Archivo

Archivo del autor

¿Malas decisiones?

noviembre 24, 2010 Deja un comentario

 

Día a día podemos ser testigos vía diario, televisión o conversación de pasillos, cómo los ciudadanos critican, alegan y ven toda acción del gobierno de forma negativa, como que si el Estado lo único que buscará es “dañar nuestra vida”.
Respecto al texto expuesto, más que hablar del tema en cuestión, enfocaré esta opinión en pro de las decisiones del gobierno, e independiente  que existan personas buscando su bien propio, su satisfacción, que exista la corrupción. Velo que la mayoría de las leyes que se proponen también buscan mantener a un país feliz,   que el crecimiento no solo sea económico, sino que también cultural.

Pero vivimos en un país, que todo es políticamente criticable, si alguien de  “derecha” hace algo, no importa si es favorable o no al país, los de la oposición  buscaran como criticarlo, así también viceversa en los años anteriores. Pero no es solo una pelea constante entre partidos, sino que también la mentalidad de los ciudadanos está poco preparada para los cambios. El ejemplo más claro para explicar, es sobre las medidas educacionales propuesta por el ministro Lavín estos últimos días, planteando una malla en que haya más horas de lenguaje y matemática; disminuyendo las de historia en básica, para luego RECUPERARLAS en media.

¿La reacción? Critica tras critica de cómo se le podía ocurrir quitar horas de historia a los alumnos, y ahí basta la disputa.  La verdad es que hasta la fecha nadie tiene el poder de ver el futuro y saber si es una buena o mala medida, esas clases serán recuperadas en enseñanza media, nada se está perdiendo, si no que ganando, pero  continuamente caemos en la tendencia de estar en contra de toda medida en la cual no veamos resultados inmediatos. Los gobiernos trabajan a largo plazo, las personas quieren las cosas ahora, de aquella forma jamás habrá una sincronización entre lo que se espera y lo que se recibe.

Debemos dejar al gobierno hacer su trabajo, y comenzar a confiar un poco más en ellos, cuando las personas no confían en uno, se desmotivan. Estamos con un gobierno nuevo, caras nuevas, desde diputados, senador de todos los partidos que debemos apoyarlos y estimular sus ganas de hacer cambios, no hay que perder la motivación de los nuevos, y que no caigan en un estado vegetal y con pocas ganas de hacer cosas cuando ni sus pares ni menos su gente los apoyan.

No es que no existan malas decisiones, porque existen y siempre existirán, pero tampoco debemos generalizar con que todo lo que quieren los políticos es plata, ojalá pudiésemos leer más noticias con apoyos a leyes en vez de críticas. Y si nosotros queremos que realmente funcionen las cosas, debemos cambiar nuestro modo de pensar, para así en el futuro las nuevas generaciones al llegar a la política, sepan que  tendrán en el apoyo para los cambios.

 

 

Daniela Romero Toro.

 

Etiquetas: , ,

Elecciones adormiladas

octubre 25, 2010 Deja un comentario

 

Las elecciones democráticas como Dahrendorf menciona, están pasando por una crisis no solo a nivel nacional, si no que global. Pero a su vez el problema no viene dado solo de la falta de confianza o de credibilidad de parte de los ciudadanos con los candidatos, sino que también de parte de la mentalidad de aquellos que tienen la oportunidad de votar por quien tome decisiones a la hora en que ellos no puedan hablar. Y acá voy a destacar lo dicho por el autor, al mencionar que la sociedad de hoy en día, tiene un pensamiento consumidor, aquella analogía me gustó bastante para referirse a lo que uno espera, resultados ahora. Muy parecido a lo que sucede en la economía, los individuos toman decisiones según lo que pase hoy, en el ahora, y no a largo plazo. Al final sucede que muchas veces uno ni siquiera ve resultados, todos es muy ambiguo, se hacen cosas buenas, otras malas, que es difícil analizarlas en una balanza y lograr estimar si algún gobierno fue bueno, malo o plano. Quizás basta sentirse tranquilo si el país no sufrió una guerra, o la cesantía está controlada.

Pero ahora en el mundo actual, es más complicado. Día a día uno escucha comentarios como; “la política miente”, “no me interesa la política” o de la parte contraria; “si no les gusta, ¿por que ustedes no hacen nada?”, y puede ser por un pensamiento despreocupada de la juventud, como también un pensamiento que nace empíricamente, la historia muestra corrupción, evasión de leyes que para los ciudadanos si corren. Chile dentro de todo es un país políticamente estable, pero en otras naciones, especialmente en Latinoamérica, la corrupción y la poca confianza en las palabras de los políticos, simplemente es cosa de cada día.

Es un hecho que las personas no están votando, en Chile, cada año desde que finalizó el golpe militar, y la inscripción electoral dejo de ser obligatoria, el porcentaje de inscritos es mínima, y por aquello son las mismas personas que votan una y otra vez. ¿Pero qué podemos hacer contra eso?, hacer las elecciones obligatorios, pero por algo no están inscritos, por lo que tener más personas que voten en blanco o nula, solo provoca más trabajo para los vocales de mesa. Hacer las elecciones libre, inscribirse pero que eso no te ate para votar en cada uno de las elecciones que existen en el país, es lo que en mi opinión es la mejor opción. Somos muchos los inscritos que nos sentimos atados a votar por parlamentarios, senadores de los cuales no sabemos absolutamente nada, aparte de a qué partido político pertenece. Cómo si eso respondiera toda pregunta, pero no, da igual si es de derecha o izquierda, independiente o no, lo que importa es que hará el con su voto, ¿siempre estar en contra del partido opositor, o apoyar causas que sean buenas independiente de donde vengan? , es mucho poder para entregarle a personas que se venden con fotos del presidente o de la ex presidenta.

Creo que si siempre funcionasen las decisiones parlamentarias como con el caso de punta de choros, aun cuando muchas personas se opusieron a la termoeléctrica, el parlamento voto si por esta, ¿aquella decisión fue representando a los ciudadanos o a las empresas? , de esta forma jamás se conseguirán la confianza de aquellos que en algún momento creyeron en ellos.

Ojalá la solución fuese fácil, pero el encontrar un medio para hacer que las personas confíe hoy en la política, es tan ambiguo como hacer creer a un ateo que Dios existe. Cabe aclarar que creo que las personas no buscan una anarquía al no votar, ya que los estados necesitan de un ente regular, solo es un reproche al dinero que va a sus bolsillos en vez de a un hospital o colegio.

Daniela Romero T.

Enlaces:

http://www.cooperativa.cl/alfredo-joignant–en-chile-estan-votando-casi-las-mismas-personas-desde-1990/prontus_nots/2008-10-20/211219.html

http://latercera.com/contenido/678_138267_9.shtml

Democracia ¿poder del pueblo?

septiembre 26, 2010 Deja un comentario

por Daniela Romero Toro

En el artículo leído el autor toca el tema de la democracia, ¿cual es su verdadera razón de existencia, su forma de actuar? y que es por lo que realmente lucha esta forma política que los Estados Unidos defiende tan arduamente en sus tierras y en otras que no les pertenece.

Partiendo por lo principal,  ¿qué significa democracia?, si nos enfocamos en sus raíces griegas, “Demos”: de pueblo y “Kratos”: gobierno, nos da la impresión de que el poder esta en manos del pueblo, y quizás esa sea la idea que buscaba en un principio cuando las asambleas se realizaban con la presencia de habitantes del pueblo, leyes, decisiones, todo lo que ocurría en su nación o ciudad  era informados a sus representantes y estos tenían opinión y voto.
Pero ahora  la democracia se limita en 50% voto y 50% suerte o expectación del futuro,ya que al momento de votar, dejamos de tener voz propia para depositarla en un representante, el cual a la hora de tomar el poder puede hacer y deshacer sus ideas a su gusto.

“Las democracias observan más cuidadosamente las manos que las mentes de quiénes las gobiernan”.
– Alphonse de Lamartine

Ahora probablemente el parlamento es en el cual más énfasis debemos poner, ya que al final son aquellos los que lo integran quien tienen la voz final, si aprobar o no leyes nuevas y las decisiones del presidente. Pero en Chile, ¿quién realmente le toma el peso a las votaciones de senadores y diputados?, muchos y son muchos aquellos que votan solo por un partido político,  sin ponerse a analizar que ofrece cada uno de los candidatos, si todos formáramos realmente parte de la política quizás nos daríamos cuenta que a veces “nuestro” representante ( aquel que se postula por nuestro partido) no esta interesando en apoyar o desaprobar una propuesta propia, pero en una de esas el del partido contrario si, cómo también luego de creer que hemos votado por alguien correcto, termina siendo un corrupto y mientras uno se llena los bolsillos, millones van quedando no solo en una miseria cultural, ya que dejan de creer en el sistema, hay enojo colectivo, si no que también básico, cuando hay corrupción son los servicios públicos los que primero caen,   los colegios, los centros médicos, etc…

“La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las ordenes.” – Charles Bukowski

Esta frase es interesante ya que al analizar la democracia de esa forma, países democráticos creen ser liberales, igualitarios, que al no estar bajo una dictadura o tiranía es que funcionan como reloj, o que están de cierta forma dándole derechos al pueblo a aquellos que se les pasa a llevar prácticamente en todo ámbito para opinar sobre las decisiones políticas , pero si lo vemos en la practica no es tan así. Al final siempre, vamos a tener que obedecer y/o acatar las ordenes de otros, aun cuando este tenga la legitimidad de su parte, nadie nos asegurará que no sea para beneficio propio, por lo cual ahora, y quizás siempre, debamos velar por la ética, moral, y consciencia social que logre tener nuestro electo. Al final los candidatos son ice-berg, solo podemos “ver” lo que nos ofrecen, la parte de arriba, la visiblemente pública, pero desconocemos todos sus cimientos, no seremos capaces de ver que es lo que realmente son, hasta que nos zambullamos en su periodo presidencial y con sus conductas nos demuestre si lo que veíamos era real o no.

Pero por mucha incertidumbre que traiga consigo la democracia, el simple hecho de voto, nos da más satisfacción que acatar ordenes de un tirano, de una monarquía o una dictadura, gobiernos tomados que la misma historia puede demostrar que en su mayoría han terminado y caído por el hecho de buscar el beneficio propio.
Es por esto que entre una Anarquía y una dictadura, el mejor equilibrio es entregado por la democracia, apelando a que quien tome el poder, lo hará por razones nobles, en pro de los derechos legales y las 3 leyes de la democracias; libertad, igualdad y soberanía popular. Por muy utópico que suene, mientras no se pierdan las ganas de luchar por eso, la democracia aun seguirá viviendo.

Fuentes:

http://www.proverbia.net/citastema.asp?tematica=114

http://www.elprisma.com/apuntes/ciencias_politicas/democracia/

http://www.bcn.cl/ecivica/democracia

http://www.monografias.com/trabajos60/democracia/democracia2.shtml

Justicia universal

agosto 21, 2010 Deja un comentario

No consideraba la  jurisdicción universal  como un tema a debatir, lo daba por hecho como algo necesario y  obligatorio en todo lo que respecta a la política y las leyes universales.
La idea de que un mal presidente, un dictador o un simple civil cometa faltas a los derechos humanos,  violaciones, estafas,  o que recaiga en él decisiones e ideas sobre guerra, discriminación, y falta de ética, ya es catastrófico,  pero que gozaban del poder de prácticamente hacer lo que querían bajo su mandato, ya que tenían el poder para hacerlo, y en caso de ser condenados, más injusto es  que por el simple hecho de atravesar   una línea imaginaria que divide territorios, sean absueltos de sus errores y  atrocidades, si más que nada, las personas son personas aquí, en Argentina, China  o Irak.

Los derechos que se exigen ser respetados  por nacionales y extranjeros, debiesen también castigarse a todo aquel  que los ha pasado a llevar. Como la canción que escuchamos en clases de los Jaibas, al final somos uno. Por otro lado tenemos lo emocional,  para hacer justicia no solo en lo que las leyes respecta, si no que por las personas  que han vivido de cerca una perdida familiar, que  por culta de las atrocidades cometidas por un tercero, el cual  tiene una gran influencia política o monetaria, se salva de una condena que es pedida a gritos por los afectados.

Otro caso que  se puede obtener, pero que también puede resultar un arma de doble filo, es que cuando sucede un acontecimiento  en el cual el afectado no recibe respuesta de la justicia de su país, pueda acceder a pedir justicia a nivel internacional, en este caso la víctima se ve beneficiada, pero es aquí donde entra a peligrar el tema de las jurisdicción universal, ¿Qué pasa con aquellos países que tienen leyes muy diferentes a las dictadas de modo universal?, lo que puede ser castigado en un país, en otro puede resultar normal, es por eso que las leyes y las reglas deben estar claras, para que esta idea de buscar la paz y la justicia, no se transforme en algo que resulte conflictivo y pueda estallar en guerra y desacuerdos que terminen con lo que realmente se estaba evitando.

(…)Se ve claramente que la jurisdicción universal no es una meta en si sino una herramienta en la lucha donde el objetivo final es la justicia, nacional  internacional, y el fin de la impunidad.*

Esperemos que no sean muchos los países que como Sudán, tengan a las naciones unidas bajo el miedo, que  esta nueva propuesta que lleva menos de 20 años en práctica logre que la corrupción disminuya, y que todos los países unan sus fuerzas por un bien mayor, mantener la seguridad  de las personas, que al fin y al cabo para eso está hecha la política, para mantener las cosas en orden y seguridad ante todo.

Daniela Romero