Archivo

Archivo del autor

Responsabilidad Compartida

noviembre 22, 2010 Deja un comentario

Leyendo la crítica de Arturo Pérez-Reverte, actual miembro de la Real Academia Española, que fue expuesta en la página web  ‘’votoenblanco.com”, quiero destacar y partir refiriéndome a la forma de exponer sus argumentos. Creo que con esta bomba de ataque hacia las autoridades españolas, que a pesar de si están haciendo bien su trabajo o no, les falta el respeto y se refiere a ellos de una manera inaceptable. Al referirse ante autoridades con tanta agresividad, sus manifestaciones pierden cierto valor para mi y hace que todas sus palabras pierdan peso al leerlas.

Hace muchos años ya que en la palestra se encuentra el actuar de los agentes políticos. A pesar del partido que uno corresponda, me considero partidaria a que la labor de estos es terriblemente complicada y que desde un principio, ser parte de la política o del gobierno en particular, es un gran desafío para cualquier persona, que es muy difícil de lograr y más que eso, mucho más difícil, es actuar en un beneficio social general. Siempre existirán cientos o miles de personas en descontento y es porque es imposible dejarlos a todos felices.

Es por eso que veo la labor de los políticos como un acto que requiere valentía. Es muy fácil el criticar a los demás, sin embargo al estar uno en los pies del otro, creo que la película cambia rotundamente. Por lo tanto, hablar o referirse respecto a estos agentes como seres mal intencionados o irracionales, como ciertas personas lo hacen, es un tanto exagerado y despreciable.

No debemos olvidar el porqué del agente político. Ellos son los que a través de su gran vocación y generosidad por servir al bien común, mantienen el orden en nuestras instituciones y por ende del país. Debo dejar en claro que con esto no estoy “poniéndolos en un altar”, de hecho, se ha comprobado que muchos han cometido actos ilegales o de corrupción, sin embargo creo que ya es hora que también se les otorgue cierto reconocimiento y no solamente críticas negativas que a la larga ni siquiera resultan constructivas. A mi parecer, estas personas no son los únicos culpables cuando algo no esta ocurriendo de manera óptima. ¿Esto porqué? Ya que todos pertenecemos a esta comunidad y tenemos la responsabilidad de participar y preocuparnos por ella. No se trata de inscribirse en el registro electoral, votar por el candidato que más le parezca y listo. No, uno tiene deberes como ciudadano y posee una responsabilidad compartida ante las grandes transformaciones que el país necesita.

En lo que si concuerdo con el señor Perez-Reverte, es la importancia de la educación. Esta es la base de todos los frutos que se puedan obtener en un futuro y es la manera para lograr la prosperidad del país. De esta manera crecerán grandes profesionales y más importante que eso, personas íntegras, formadas de valores y buenas costumbres.

Concluyendo, los culpables de que las cosas no salgan de la manera más óptima es responsabilidad de todos; de los alumnos por estudiar, de los padres por educar y llenar de valores a sus hijos, los profesionales por realizar con éxito sus trabajos y los agentes políticos por  velar por el bien común de la sociedad, sin corrupción ni malas intenciones. Podemos decir entonces que todo esto nace y depende de la educación. Y como dijo el Presidente Sebastián Piñera, “Una educación de calidad es la madre de todas las batallas y esta batalla no podemos seguir postergándola ni menos perderla”. Es decir, llegó el momento de actuar y generar cambios por acá.

 

Bibliografía

http://www.ucu.edu.uy/facultades/CienciasHumanas/Departamentos/Etica/Publicaciones/3Etica%20Socioeconomica/Eti-ag-politicos.doc

http://www.terra.com.pr/noticias/articulo/html/act873786.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Arturo_Pérez-Reverte


Anuncios

Las distintas caras de la crisis

octubre 18, 2010 Deja un comentario

Hoy y desde aproximadamente 2 años, nos encontramos atrapados en una gran crisis mundial. Se puede pensar, por todos los hechos ocurridos y por lo que dicen y especulan los medios, que esta es en el ámbito financiero. Sin embargo, si analizamos más aún la situación, nos podremos dar cuenta que es una mezcla entre la crisis: financiera, la política y la cultura. Alain Touraine, sociólogo francés, expone que el gran problema con el cual nos encontramos aquí, es que existe una gran pasividad y resignación, que provocan un estado de status quo en la sociedad.

Leyendo el texto del francés llamado “La crisis dentro de la crisis”, discrepo y estoy de acuerdo en varios pensamientos que el sostiene.

Primero que todo, yo no vería la crisis como algo tan negativo. A pesar de su definición (situación dificultosa o complicada), crisis es mucho más que “estar en un mal momento”, sino que también significa un crecimiento. Porque no hay mal que por bien no venga, soy de la idea de que de los errores se aprende y que una crisis puede significarse una gran oportunidad para replantearnos, globalmente, el sistema político, social y económico de nuestra civilización.

Los mismos economistas, a los cuales los han vapuleado con las críticas y como responsables de la crisis financiera, admiten que esta es la única manera de darse cuenta de que algo en los modelos que han creado, está fallando y que deben cambiarlos y modernizarse.

Por otro lado creo estar de acuerdo con las palabras del señor Touraine, en el sentido de profundo silencio. Aquí es donde nos encontramos con la crisis política. La mayoría de los países vive en un sistema democrático, en donde gran parte de la población, luego de elegir a los candidatos que deseen para los distintos cargos, permanecen tranquilos y no se muestran realmente interesados en participar de este espacio público. Como dice el sociólogo francés: “La ausencia de movilización popular, de grandes debates, incluso de conciencia de lo que está en juego, todo ello revela una impotencia cuya única ventaja es que nos mantiene alejados de efectos…”. En este punto concuerdo totalmente con el y creo que como ciudadanos debemos hacer algo al respecto y romper este silencio.

Hemos sido testigo, como parte del mundo en el cual vivimos, como las crisis han ido aumentando. Un gran ejemplo es Europa y Estados Unidos, los grandes de todos los tiempos. Sin embargo ¿Quién es el gran culpable de esta gran caída?. Buscando en Internet distintas opiniones, encontré una encuesta bastante interesante la cual hacía la misma pregunta que yo estoy planteando en este momento. Las alternativas eran: los bancos, USA, la especulación económico y/o urbanística, el gobierno anterior, el gobierno actual, el precio del petróleo, la guerra, siempre estamos en crisis y no hay crisis. Lo que me llamó la atención es que el puntaje de muchas de estas opciones eran altos y similares. Sé que no estamos hablando de una encuesta realizada a expertos en el tema, pero creo que no deja de ser curiosa la variedad de opiniones y como a cada persona, el tema le llega de una manera distinta. Muchas veces la razón está en la gente, ya que es a nosotros a quienes les repercuten las consecuencias y por ende es desde ahí donde se puede captar el problema, analizarlo y solucionarlo en lo posible. En general, debemos romper el hielo y hablar.

Bibliografía

Incremento de la participación ciudadana en Chile

septiembre 22, 2010 Deja un comentario

Hoy en día, los ciudadanos de Chile han tomado muchísima más importancia en las decisiones, ya sean educacionales, medio ambientales, comerciales, entre otras. Son escuchados y tomados en cuenta al momento de efectuar una acción.

Es así como tenemos ejemplos, desde la revolución de los pingüinos hasta la campaña en contra el proyecto de dos termoeléctricas en Punta Choro, los cuales todos tienen como factor común, una gran acción colectiva.

Uno de los recientes casos en los cuales hemos presenciado un importante volumen de masa defendiendo sus opiniones y derechos, es el de los vecinos del sector de Martín de Zamora que rechazaron la construcción del mall Jardines de Colón, proyecto realizado por Cencosud, uno de los más grandes y prestigiosos conglomerados de retail en América Latina. ¿Porqué? Esto se debe a que en la actualidad las personas están siendo parte de las decisiones y en este caso se realizó un plebiscito en la comuna de Las Condes, en el cual de 1.579 personas que votaron, 1.037 (65,6%) se mostraron en contra a la ejecución del proyecto y solo 542 (34,3%) se mostraron a favor. Residentes de esta comuna dan como argumento que ya no quieren más proyectos de este estilo y de tan magna envergadura.

Daniel Silva, vocero de los vecinos de Martín de Zamora, agrega que “esta es una lección para toda la ciudad y para todo Chile (…) los chilenos debemos organizarnos porque nos están pasando por encima y no puede ser que los costos y las externalidades de los proyectos las tengamos que pagar nosotros”. Por lo que hace evidente los grandes logros que se pueden obtener cuando existe un apoyo y cohesión entre un grupo de individuos que luchan por sus propios intereses. Es aquí cuando toma un gran rol los incentivos personales y los colectivos. Para muchos, en este caso por ejemplo, es mucho más simple no preocuparse del tema, porque resulta ser un gasto de tiempo y lo dejan en manos de otros. Sin embargo, cuando existe organización y un incentivo colectivo por obtener un bien público, todo cambia. Estamos concientes de que mientras más gente se une a una causa en común, son más los incentivos que tenemos para participar, ya que de esta manera el beneficio obtenido es mayor y garantiza el logro del objetivo.

Esta ocurriendo el inicio de la participación ciudadana en Chile, lo que es totalmente rescatable y valorable. Durante años, la opinión de las personas no eran tomadas en cuenta y solo se hacían cargo aquellos que tenían los medios suficientes para hacerlo, aquellos que tienen más poder dentro de la sociedad. Hoy las cosas han cambiado y no debemos desaprovechar esta oportunidad. Somos parte de la era de la información y es nuestra obligación hacernos cargo de esta y aprovecharla para el beneficio individual y colectivo. ¿Cómo hacer esto? Participando en la política, en el espacio público e intentar de ser escuchados como parte de este país que sí te está preguntando y le interesa saber tu opinión.

Bibliografía

Daniela Beher Larrondo

Ley de amnistía: ¿Impunidad o injusticia?

agosto 20, 2010 Deja un comentario

A lo largo de la historia humana miles de atrocidades se han cometido en el mundo entero. Algunos de sus actores han salido impune de castigos y otros no. Es en estos últimos donde ocurre el problema.

Hoy en día, tras el transcurso y formación de grandes civilizaciones, ha nacido en medio de nosotros la POLÍTICA. Una actividad, que como diría (1) Josep M. Valles, es la práctica o actividad colectiva, que los miembros de una comunidad llevan a cabo con el fin de regular los conflictos entre grupos. Fue así como de ser un planeta que no tenía normas y se pasaban a llevar los derechos de las personas, nos transformamos a un mundo con cierta moral, cultura y leyes que lo regulan hacia la búsqueda de una vida mejor y en paz.

El conflicto sucede en que siguen existiendo personas que cometen delitos e infringen la ley y está política sin vergüenza. Son estos mismos los que muchas veces no han sido juzgados por sus violaciones a la justicia y a la comunidad, ya que buscan refugio en otro país vecino en el cual no pueden ser condenados.

Creo que es un caso ejemplar el de Jorge Castañeda, ex ministro de Asuntos Exteriores de México, ya que al haber extraditado a Ricardo Miguel Cavallo, muestra al mundo entero una manera recta e irreprochable de llevar a cabo un caso en donde se violaron los derechos humanos inaceptablemente. Este señor Cavallo, está involucrado con 227 desapariciones de personas y 110 secuestros en Buenos Aires. Fue acusado de genocidio, terrorismo y tortura, por lo que en mi opinión, una ley de amnistía en este caso, por el simple hecho de que se encontraba en otro lugar en el cual no era el país corrompido, no era la opción correcta a decidir.

Me parece bien que se respeten los derechos de las personas como corresponde. Creo que aún, internacionalmente hablando, nos falta mucho por recorrer, pero los hechos muestran que vamos por el camino correcto. Se debe hacer justicia, sea cual sea el caso. Es la única manera de que como comunidad vivamos tranquilos con el factor de seguridad que necesitamos sentir.

Lo que es lamentable es que el caso de Castañeda haya sido noticia por su gran innovación de la época. Deberían existir cientos de casos así para mantener el resguardo y los derechos de la comunidad. Por lo que creo que todos los países del mundo deberían abrogar su legislación de amnistía con el fin de que se pueda juzgar en sus países a aquellos criminales de guerra que han salido ilesos luego de sus terribles acciones en la Tierra. Al fin y al cabo, podríamos decir que somos todos iguales y por ende, todos merecemos justicia y que exista política sea en el lugar y momento que sea.

Bibliografía

(1) Ciencia Política: Una introducción, Josep M. Valles.

http://www.monografias.com/trabajos14/hanskelsen/hanskelsen.shtml
http://www.memoriayjusticia.cl/espanol/sp_vias.html
http://www.ishkarioth.com/advocatus/tag/ley-de-amnistia/
http://es.wikipedia.org/wiki/Amnist%C3%ADa
http://www.eluniversal.com.mx/notas/486347.html

Daniela Beher Larrondo