Archivo

Archivo del autor

Gobiernos

noviembre 23, 2010 Deja un comentario

¿Nos hemos preguntado si alguna vez algún político o ministro realmente ha cumplido su rol en materias de educación y cultura? Porque esta bien, frente a catástrofes como el terremoto recién pasado en nuestro país, las medidas al respecto son claras y concretas, pero frente a un problema como mejorar la educación, ¿qué medidas debemos tomar?

Esa debería ser la labor de los ministros de educación y cultura, sin embargo, vemos cómo nuestro sistema educacional está totalmente estancado hace años, nos enfrentamos a huelgas constantemente, ataques violentistas de los estudiantes que no están teniendo una formación de calidad, entre otros. No creo que la solución sea fácil, no obstante, ¿por qué no comenzamos por mejorar la educación pública para que los alumnos de aquellas escuelas tengan acceso a la educación superior, o simplemente para que las diferencias por clases sociales no sean tan notorias? ¿por qué no incentivamos a los alumnos con clases didácticas para que realmente vallan con disposición y aprendan los contenidos?

 Cuando los resultados no son satisfactorios, lo que implica un crecimiento neutro en el sistema, el ministerio de educación debe analizar las causas que producen el error y corregir las posibles variables. Problemas como la limitación de profesores y servicios, el elevado número de estudiantes en un curso, o la falta de erudición de los maestros para responder las interrogantes de los alumnos, son elementos que dificultan el auge educacional. Para ésto, es necesario una estrecha relación y organización entre el Ministerio de Educación y Cultura, para investigar qué medidas son más eficaces, y revertir los dilemas actuales.

Cada vez es más necesario el uso de más recursos económicos y materiales para solucionar esta problemática, mejorar un sistema educativo completo es una ardua labor, necesitamos construir nuevas escuelas, subsidiarle educación a más niños, fomentar las lecturas y tantas otras cosas que requieren de mucho capital. 

Arturo cuestiona principalmente la educación y culturización de las generaciones futuras en España, ya que los padres, instruídos por los pésimos ministros de los variados gobiernos presidenciales, no son capaces de entregarles los suficientes conocimientos a sus hijos, como tampoco son capaces de hacerlo las instituciones escolares, lo que produce aún más deficiencias intelectuales. Han extraído el estudio de la lietratura, por ejemplo, a pesar de todo el legado otorgado por Cervantes, Unamuno, Quevedo, entre otros, en vez de usufructar sus historias lo máximo posible.

Nadie asume la culpa de nada, por lo tanto el sistema es una verguenza.

http://www.entornosocial.es/content/view/104/48/

http://www.monografias.com/trabajos73/sistema-educativo-argentino-calidad-educativa/sistema-educativo-argentino-calidad-educativa.shtml

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=15983 

Anuncios

Crisis acomodada

octubre 20, 2010 Deja un comentario

Actualmente, estamos frente a un mundo globalizado, donde las tecnologías y comunicaciones logran que cualquier noticia en cualquier parte del mundo, sea conocida en su otro extremo en tan solo unos minutos. A ésto le llamamos el efecto mariposa; si muere una mariposa en China, repercute en Chile. Es por ésto mismo que la crisis presente en Grecia, Estados Unidos y en el resto de Occidente, afecta a nivel mundial.

El problema está en que llevamos tanto tiempo funcionando con los mismos sistemas, que ya nos acomodan, por lo tanto, cuando se nos presentan rupturas y soluciones nuevas que plantear para terminar con la crisis, no sabemos qué hacer y tomamos decisiones erróneas como copiarle métodos a otros países (con realidades distintas a la nuestra, por lo tanto, no es la solución correcta), crear instituciones que al final nunca funcionan como deberían ya que siempre presentan protestas por parte de las oposiciones, entre otros.

¿Qué hacer frente a situaciones como ésta? Lo más lógico, es que el estado reaccione frentea la situación de su país y comience a subsidiar los elementos básicos para el desarrollo del país, tales como la educación, salud, dependiendo el tipo de crisis, si es económica, sería una posible respuesta; puede también crear más instituciones eficaces para que la sociedad se sienta íntegra dentro del sistema y sienta que su participación realmente le da un valor agregado al gobierno vigente, no como generalmente sucede en compañías, que si uno reclama por un mal servicio, no es tomado en cuenta. Los bancos pueden formar parte de las soluciones posibles ayudando a financiar deudas, podemos también reducir los gastos públicos, y tantas otras soluciones, no obstante, como dice Casandra: “nadie propone una solución”

Es un tema de comodidad estar estancados en al progreso, ya que nadie interioriza el problema y se inquieta por colaborar, sin embargo, ésto ocurre por pereza o porque no somos tomados en cuenta, por lo tanto hay una gran tarea para el estado.

Touraine menciona mucho las características de estados mínimos como solución a la crisis, sin embargo debemos también considerar las consecuencias que las decisiones que tomamos frente a un estado mínimo traigan. Es por ésto que hay ciertos criterios que no podemos abandonar.

Se trata de revisar si realmente lo que siempre ha funcionado seguirá funcionando, y dar nuevos supuestos que tal vez antes no habíamos pensado. Ahora, lo trascendental es querer hacerlo.

Debemos hacer frente a la situación actual y liderar en esta crisis, siempre mirándole el lado positivo, es un nuevo desafío que aprendimos a superar.

http://foros.expansion.com/politica-y-economia/88790-solucion-frente-a-crisis.html

http://www.zonaeconomica.com/jose-luis-ortiz-santillan/crisis-financiera-rol-estado

http://luisrazeto.net/content/18-el-rol-del-cooperativismo-frente-la-crisis-y-en-la-transformaci%C3%B3n-del-mercado

http://www.sabado100.com.ar/portal/?p=63

Responsabilidad social

Hoy en día nos enfrentamos constantemente a múltiples problemas tanto sociales como políticos, entre ellos los abusos, robos, corrupción y tantos otros que afectan la seguridad y confianza entre la comunidad. Es aquí donde la política toma un rol fundamental por nuestro bien, sin embargo ¿a qué nos referimos cuando hablamos de política?

Hablamos de política cuando generamos un vínculo en un grupo social mediante acciones voluntarias sujetas a valores o fines, por ejemplo, la cultura que compartimos con nuestros pares. No obstante, su máximo objetivo es generar orden entre los habitantes de una ciudad o país. Esta resuelve las tensiones sociales, que se hace efectiva cuando es ejercida por alguien con poder político, por ejemplo un ministro, la cámara de senadores, entre otros.

Hoy en día, estamos insertos en un mundo totalmente inmdeiatista y, en mayor cantidad, cómodo. Todos nuestros deberes los delegamos a otros, todo lo queremos en el menor tiempo posible, por ejemplo, cuando abrimos una página en internet y tarda más de un minuto, comenzamos a perder la paciencia y si demora más aún, lo evadimos. Es por esto que somos muy acelerados y dependientes, es el caso de la política; frente a cualquier problema cuya solución no sea simple, se lo encargamos a alguien que conozca la solución o que tenga más herramientas para solucionarlo, por ejemplo las autoridades.

Los jueces suelen solucionar esta clase de dilemas, cuando un ciudadano no sabe qué hacer para evitar las violaciones en su barrio, se lo hace saber a un policía, éste a su vez, al estado, quien no sabe cómo solucionarlo, por lo que finalmente este confía en el poder de un juez que todo lo puede.

Ahora bien, ¿es correcto encomendar tanto cargo sobre una persona?. Cuando el poder judicial soluciona esta clase de obstáculos, no hay ley que diga exactamente qué pena debe cumplir, ni ley que se ajuste al tipo de delito que este ciudadano cometió, es por ésto que el sentenciador debe apelar a su propia ética o moral, para castigar a esta persona. ¿Es válido su criterio en todos los casos? ¿Debería tener realmente el derecho de realizar estos cambios, cuando al final de cuentas, es un ciudadano más, con sus errores como cualquier otro? El instinto humano por tener o mantener el orden, es un deseo muy profundo que puede llevar a renunciar a principios, valores, ideales, etc.

Lamentablemente no somos capaces de resolver este tipo de enigmas por nuestra propia cuenta, no hemos logrado llegar a un orden espontáneo en estas materias, es por esto que nos sometemos a estos actores políticos.

En caso contrario puedo proponer que no es necesario de autoridades para descenlazar los problemas que nuestra sociendad plantea, es cuestión de interés mutuo entre las partes y que lleguen a distintos acuerdos para lograr un bien común, sin embargo, debe ser una ciudad o país muy organizado, donde todos estén de acuerdo con los principios de orden propuestos, todos estén cómodos con sus propiedades y no halla necesidad de quitarle al otro lo que yo necesito.

En mi opinión, todo lo que propuse anteriormente sobre la necesidad de autoridades en nuestra sociedad para lograr orden, concuerdan con mi postura frente al tema, pienso que el sistema funciona de esta manera, aunque lógicamente hay veces en que no es muy eficiente, sin embargo como llevamos años funcionando así, un cambio sería muy difícil de lograr, se necesita un gran líder con fuertes ideales para lograrlo.