Archivo

Archivo del autor

Políticos, Humanos, Errores

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

En lo personal, no creo que los políticos sean seres corruptos, ineptos y todos esos adjetivos antes descritos. Si bien, estas personas son seres humanos y están expuestas a equivocarse, me parece una generalización tratar a todos de este modo,  claro que al momento que los políticos comenten un error, este error lamentablemente lo pagan -comúnmente- todas las demás personas. Aunque, como dije anteriormente, no puedo meter a todos los políticos en un mismo saco ya que, existen muchos casos de corrupción, fraudes, entre otros echos repudiables,  producidos por la intromisión de  los intereses propios, entorpeciendo el bien común.

El hecho que la política falle tan seguido me parece una exageración ya que si pensamos en el total de regímenes que fallan y lo comparamos con los que son “exitosos” me atrevo a decir -aunque, caiga en la ignorancia de la cifra real- que no debe ser muy alarmante. Sino, el caos en la sociedad seria incontrolable y esto, en el mundo que estoy parado no es así. Si bien, muchas veces las decisiones que toman los políticos parecen ser las equivocadas, no producen un quiebre en la política sino, controversia que a mi modo de ver es sano para ésta ya que  en consecuencia  produce la discusión que viene de la mano de el mejoramiento de lo establecido. Por otro lado, respecto a los políticos que ejercen su poder de forma “dudosa”, caen de a poco ya que, por excelencia el trabajo político está expuesto a todos, y es por esto que los medios los siguen de manera constante, crucificandolos en el caso que estos atenten a la ética de su labor. Aunque, algo muy importante a la hora de atrapar a estos “terroristas” de la actividad política, es tener un sistema legislativo y un poder judicial muy fuerte de modo que las personas no caigan en la desesperación y en la desconfianza de la política que puede venir de la mano con un problema social a causa de está tensión.

En síntesis, decir que la política falle tan a menudo es “ponerle mucho color” como se dice popularmente ya que más que fallos, hay errores que son cometidos por estas personas a cargo de ésta que como dije anteriormente son humanos, que por defecto, están propensos al error. Pero, también gracias a la racionalidad de estos, se pueden resolver estos errores. Lo importante, como persona civil, es ser paciente pero a la vez atento para poder presionar de la manera adecuada a estos representantes de la sociedad a que hagan su trabajo de forma adecuada.

enlaces:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/humanos/propensos/otras/especies/cometer/errores/apreciacion/elpepisoc/19960401elpepisoc_2/Tes

Nuevamente culpando al inocente

octubre 27, 2010 Deja un comentario

El hecho que cada vez exista menos gente votando es algo más que real, me parece que se esta cargando la culpa erradamente a la democracia ya que, nuevamente como acostumbra la sociedad humana, culpa a quien no hay que culpar, ocultamos la verdadera razón del porque está pasando este fenómeno de esquivar la labor cívica del voto. Si bien, cuando uno elige  a su representante  mediante  el voto, no solo se muestra un agrado hacia la persona sino que, es más que eso, dicho personaje representa valores, creencias, ideologías, actitudes, entre otras cosas, del votante. Por lo cual el postulante a político recibe el voto para desempeñar su labor por excelencia que es tornar la tensión social a un nivel tolerable. Es aquí el principal problema, ya que estos personajes llamados políticos lo único que muestran es lo que la mayoría quiere ver, lo que dije anteriormente es algo que comúnmente dice la gente pero, cada vez me parece más acertado dicho comentario. No solo por la realidad del sufragio actualmente, sino por la vida política que se está llevando a cabo. Pero, ¿Cómo se podrá saber si un político es pantalla o no?. Esto en palabras más técnicas se debe a que existen asimetrías de información las cuales deben ser suplidas por alguien o algún organismo de modo que permita a la gente poder votar de manera acertada y a la vez la gente quiera votar de acuerdo a la información entregada. Es por esto que no puedo entender cómo se puede ser tan cara dura de culpar a la democracia ya que esta lo único que faculta en este tema es a la libertad de votar o no. Aquí, hay un problema mayor y más complejo, el cual como dije anteriormente corresponde a los políticos y las asimetrías que existen.

Por otro lado, también hay que analizar de dónde vienen estos eruditos de la administración pública; sus respectivos partidos. Para esto ocuparé un ejemplo: Laurence Golborne, actual ministro de minería del gobierno de Chile. Este personaje no pertenece a ningún partido político solo es un profesional de alta categoría que no esta contagiado por la retórica, burocracia y frialdad que le plasman los partidos políticos a sus representantes. Que a mi modo de ver estos factores han sido una gran consecuencia al porque ha desempeñado su intachable labor (el ejemplo no lo hago para reducir el espacio a Chile sino, es un simple ejemplo que puede explicar lo que propongo). En pocas palabras, los partidos lo único que hacen es que pierdan autonomía y credibilidad los políticos.

Para terminar y resumir todo, terminemos de buscar otros culpables y enfrentemos los problemas como se deben de una vez por todas, es decir, enfrentando a estas pantallas adaptables a los gustos de las personas llamados políticos, busquemos más información para sufragar como: ¿Cómo ha llegado a ser lo que es?, ¿De dónde viene?, etc. Para que de una vez por todas tengamos a la gente correcta y elegida unánimemente y no por esos “arreglines” en los sistemas de voto.

Link:

http://www.lular.info/a/historia/2010/08/Por-que-los-pol-ticos-tienen-tan-mala-fama.html (leer atentamente el 2do parrafo)

Responsabilidad Compartida

septiembre 29, 2010 Deja un comentario

Para empezar, creo necesario recalcar –a mi criterio- que la democracia es una pieza fundamental en la política moderna, si bien, puede fallar en algunos aspectos como dice Ralf Dahrendorf citando ejemplos como en Europa del este, Francia, entre otros. Creo que a pesar de estos fallos, la democracia permite el libre albedrio (siempre y cuando se respeten los parámetros de la ley) de los ciudadanos por lo que los problemas de información que el autor menciona, diciendo: “¿qué pasa si quienes salen del poder creen en la democracia, mientras que quienes los reemplazan no? “, deben o pueden ser resueltos por los ciudadanos mismos gracias a la característica que mencione anteriormente del régimen democrático. A mi juicio, me parece que el deber cívico del voto DEBE ser hecho bajo el completo amparo de la responsabilidad, es decir, un voto informado y a la vez, aunque sea de difícil control, obligar e instruir a los postulantes a predicar con la verdad su objetivo a conseguir dentro del poder (en caso que sea el elegido).  Esto último parece algo bastante utópico de pedir pero, no hay que olvidar las historias personales que se tienen de estos actores políticos que si bien en estos días gracias a la globalización no es de muy difícil acceso y como dice el dicho popular “lo que se hereda no se hurta”, con las historias pasadas de cómo ha sido la persona respecto a sus valores y acciones podremos ver que tan cierto es lo que el esta predicando en cada discurso de campaña, y de este modo se podrá ver mediante un análisis responsable si el personaje en cuestión pone en peligro la democracia.

Por otro lado, como dice Ralf Dahrendorf “Hay algunas medidas técnicas que se pueden tomar, como prohibir a los partidos y candidatos que hacen campaña contra la democracia, o cuyos antecedentes democráticos sean insuficientes.” Me parece una medida bastante buena ya que como dije anteriormente que la labor del ciudadano al sufragar, es hacerlo de manera responsable, creo que el estado también tiene cierta labor en este sentido sería la que se mencionó anteriormente con el fin de  poder ayudar a la política y también, acabar con asimetrías de información que no pueden ser resueltas por los ciudadanos. Si bien, el autor propone un pero a esta metodología preguntándose quién los jusgaria, bueno para eso existen diferentes organismos que juzgan distintas acciones de los ciudadanos por lo que no entiendo porque no podrían juzgar a partidos que atenten contra la democracia por antecedentes que se muestren y sean comprobables.

En síntesis, como dije anteriormente la democracia es fundamental y debe ser cuidada. Pero, la labor no es solo de los ciudadanos al momento de elegir responsablemente a su representado sino que es una responsabilidad compartida con el estado que debe ayudar a que la democracia se lleve a cabo sin ningún impedimento, destruyendo a los partidos que atenten contra ella, aunque suene dictatorial quizás es este proteccionismo el que se debe sumar cuando el autor se pregunta: “democracias mas que” y así se destruyan estas asimetrías de información.

http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia

http://es.wikipedia.org/wiki/Responsabilidad_civil

http://es.wikipedia.org/wiki/Responsabilidad_del_estado

Política, labor indelegable

agosto 27, 2010 Deja un comentario

Para empezar,  hay que tener claro donde se llevan a cabo los temas  que causan conflicto social, estos problemas generalmente se dan a relucir en el espacio público, y al estar inmersos en este, son los políticos, estos representantes elegidos gracias al sufragio voluntario de cada individuo los que deben investigar, reflexionar y decidir respecto a estos temas. Ya que, como vimos en clases, el fin de la política o sea, el fin de los políticos es resolver la tensión o tornarla tolerable para generar orden en el espacio público. Es por esto que considero bastante acertado el cuestionamiento de Andrés Amunátegui hacia los políticos que le asignan la resolución de este tipo de temas al poder Judicial.

Si los políticos son capaces de librarse de su tarea así de simple, sabiendo que su labor es la que mencioné anteriormente ¿Para qué la gente los elige?, ¿Para recibir sueldo fiscal por el simple hecho de delegar su quehacer a los jueces? No me parece que sea ese el fin de los políticos, ya que en el voto más que marcar una preferencia hacia ese representante político, es la representación de las ideologías y principios de los electores. Es por esto, que creo firmemente que lo que hacen los políticos es simplemente no quedar mal con nadie siendo que su labor no es ser una cara amigable para todos sino, cumplir con su labor de ser un moderador de la tensión dentro del espacio público, entre otras de sus labores.  Para aclarar más este hecho, a modo de ejemplo, ¿sería correcto que en un vuelo, cuando se aproxima mal clima un piloto le entregue el comando del avión a un auxiliar de vuelo? La respuesta es simple y bastante obvia ya que en el caso de los pilotos ellos son elegidos –por la compañía- después de hartas pruebas para poder comandar en avión y afrontar estas situaciones. Caso similar pasa con los políticos, ellos son elegidos para solucionar los problemas ya que ellos como nos explicaron en clases son los que tienen la capacidad para influir en la resolución de la tensión social y no los jueces.

Por el lado de los jueces, no creo que el problema sea de ellos pero, si es reprochable la idea que ellos acepten –en el caso que lo hagan-  hacerse cargo de problemas que tienen que ver con la moral como por ejemplo: el aborto, matrimonio homosexual, entre otros. Ya que, la labor de estos, es solucionar problemas legales o sea, que están relacionadas con las leyes establecidas .

Es por todo esto, que creo que las palabras del señor Andrés Amunátegui son muy acertadas y a la vez comparto que la labor de los políticos no puede ser confiada a otros organismos ya que se esta pasando por alto la expresión popular del voto.

links:

http://es.wikipedia.org/wiki/Política

http://es.wikipedia.org/wiki/Político

http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1850-275X2008000100007 (Parte: Trabajo de un político).