Archivo

Archivo del autor

Gobiernos Demócratas

septiembre 29, 2010 Deja un comentario

En el texto se nos presenta una interesante visión del concepto de democracia, y en el siguiente comentario lo analizaremos, aplicándolo a gobiernos y lo que se necesita para que éste funcione de mejor manera. Para comenzar definiremos el término que habitualmente llamamos “democracia”. Según Karl Popper, la Democracia era una manera de sacar a alguien del poder sin violencia (se podría decir), ¿Cómo?, su método favorito era a través del voto. Esta descripción de la democracia deja de lado incluir o intentar incluir objetivos deseables, como por ejemplo la igualdad, virtudes cívicas relacionadas con la participación, entre otras, en la definición anteriormente mencionada. Sin embargo tal definición no resulta útil cuando se da la situación en que la gente que reemplaza a quien estaba antes en el poder, no tiene fe en la democracia en sí.

Tal situación se ha dado en numerosos países de Europa, por ejemplo, Francia, Australia, Italia, etc., lo que puede dar como fruto, desde hacer difícil un gobierno responsable hasta ser la razón de movimientos anti-democráticos. Un ejemplo extremo es Serbia, ya que gran cantidad de los votos fueron dirigidos a gente con juicios pendientes por crímenes. ¿Será que la democracia no depende sólo de los votos? Exacto, existe algo más, ¿Pero qué será?. Se pueden ver algunos problemas si uno adquiere ciertas soluciones técnicas, por ejemplo, quién juzga a los candidatos, su idoneidad,  quién se cerciora de que los candidatos crean en la democracia, etc. En algunos estados se espera a que el candidato llegue al poder para saber esas cosas, y en cierto modo se puede hacer, pero a qué costo, cuánto tiempo tardaría, el tiempo que se demoraría la sociedad en saber cómo es el candidato es muy relativo, puede variar y no siempre es corto.

La democracia también depende de un factor sumamente importante para un gobierno, que es el imperio de la ley, la cual, según el texto es: “…imperio de la ley es la aceptación de que las leyes dictadas no por alguna autoridad suprema, sino por la ciudadanía, rigen para todos: quienes están en el poder, los que están en la oposición y quienes están fuera del juego del poder.”, de esto se puede deducir que el imperio de la ley se aceptan las leyes dictadas por la misma sociedad y que rigen para todos, es decir los que están en el poder, en la oposición, etc.

Por lo tanto, tenemos que la democracia no son sólo votos, si no que también se requiere del imperio de la ley para poder llevar un gobierno más estable y duradero, incluso de hecho en el texto se menciona que el imperio de la ley de ir antes de la democracia cuando se adopta en un país que ha salido de una dictadura.

Anuncios

Mecanismo de la tercera persona

agosto 27, 2010 Deja un comentario

Para comentar primero debemos aclarar qué es la judicialización. Lo que entendemos por judicialización, es llevar los temas políticos para sacarlos o incluir nuevos temas en el ambiente, al ámbito judicial o hacer que el sistema judicial actúe para resolver conflictos sociales. Es decir, que como dice el texto, que los actores políticos se “desliguen” de este conflicto o que le transfieran el poder de decisión a otra identidad que en este caso de la judicialización es transferírselo al sistema jurídico. En este caso tenemos que los actores políticos que son las dos facciones que quieren resolver el conflicto, pero como generalmente, dado que ambos son actores con igual poder político (capacidad de influir en la decisión para resolver el conflicto), no son capaces de llegar voluntariamente o por otros mecanismo políticos, a un acuerdo, recurren al mecanismo de cederle el poder a un tercero, que es el sistema judicial. Claramente, estos actores políticos no pudieron resolver el conflicto por sí mismos, a través de mecanismos como la historia en común, etc y en el texto se menciona que la judicialización se da cada vez más, pero esto ocurre, porque hay cada vez menos vínculos entre las personas, se puede decir que cada vez hay más “individualismo”, entendiendo esto como la sociedad que está muy desvinculada y que piensan dándole cada vez más importancia sus propios intereses que los del resto y toman los temas políticos de una manera mucho menos importante, esto además de que se sienten cada vez menos identificado con la persona que está a nuestro lado. La judicialización puede traer también que los jueces (3º persona) tome las decisiones en función de intereses propios o que su decisión no sea completamente arbitraria. Esto se da, porque como vimos en clases, la tercera persona puede sentir que tiene mucho poder político en comparación con las otras facciones y esto hará que gestione tanto el problema como la decisión que propondrá como solución. Sin embargo, esto es un tanto contradictorio, ya que lo que se espera del juez al transferirle esta clase de poder, es que éste sea lo suficientemente imparcial y decida lo más objetivamente posible.El detalle está en que la ley y el derecho no es lo mismo, es decir, las leyes son reglamentos que están plasmados en títulos, etc, por el contrario, los derechos son cosas que la gente puede hacer o no, es lo que la gente puede exigir hacer o obtener. Para poder tomar bien esta decisión hay que tener claro que hay que adecuar las leyes a los hechos o a los derechos de la gente, o sea, no se puede tener una definición exacta de lo que es un juez y que sólo cumple una función o que no se puede buscar la equidad de otra forma que no sea por el sistema judicial, es decir, hay que confiar en el criterio de los actores políticos y de la sociedad en sí como un organismo capaz de resolver tensiones sociales, que se forman de diferencias de opiniones , que se transforman en conflictos.
http://www.factum.edu.uy/estpol/anapol/2003/anp03037.html
http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20071009104613AABuLFI