Archivo

Archivo del autor

Culpa…de quien? soluciones…?

noviembre 26, 2010 Deja un comentario

Luego de leer el fragmento, queda en mi cabeza la verdadera duda, quien es el culpable ya sea de la falta y mediocridad de la educación? La verdad, para mi punto de vista considero que es una responsabilidad compartida, tanto por parte del estado, como por parte del cuerpo docente y incluso parte también de los alumnos.
Primero que nada del estado, quizás por la poca importancia que le dan a la buena educación, cuando esta es la base del desarrollo y el progreso, mas que la educación es el aprendizaje, sin embargo, esta idea no es clara a la vista de algunos.

Claro esta que los gobiernos, tratan de desempeñar el mejor papel posible respecto a todos los ámbitos que la cometen, pero quizás en la educación, nunca ha sido lo suficiente, y ahí esta el problema porque hay es tiempo de entender de una vez que es un tema muy importante. Por otra parte esta el cuerpo docente, que es el encargado de la educación y la enseñanza misma. Aca se debe ver cual es el nivel académico del que se habla y del nivel de cada profesor. El problema radica en la poca motivación ya sea de los docentes, como por el hecho de convertirse en un docente, hablemos las cosas claras…cuantos en realidad desean ensenar, sin incentivos claros?  La calidad debe ser de excelencia, sino siempre se recaerá en lo mismo, siempre sera la misma mediocridad, para tener buenos alumnos, se deben tener buenos profesores, y para tener buenos profesores se deben tener ya sea buenos incentivos o una inmensa vocación.

Como tercer punto fundamental, estan los alumnos, que a decir verdad, están cada día menos motivados, por el hecho del aprendizaje, ya sea porque la verdad no les interesa, o porque ciertos temas, muchas veces no son lo suficientemente relevantes para la vida, lo que implica un mayor desapego a ellos. Si se suman todos los factores, esta claro que no es posible llevar a cabo una buena educación en un país dado, sin embargo, las razones estan ahí expuestas, al alcance de cualquiera, lo importante ahora es ver quien puede solucionarlas.

Finalmente existe otro punto importante a considerar, la diferencia entre educaciones privadas y publicas, también forman un papel fundamental, ya que considerando que la mayoria de la población estudia en un recinto publico o pagado en cierta parte y no como totalidad privada. La diferencia de educación entre estos es clave, ahí s pueden diferenciar los diferentes aprendizajes adquiridos, pero cual es la razón de esto. Nuevamente los mismos, la única gran diferencia quizás, seria que acá el estado tiene un papel relevante, ya que depende de este lograr que lo publico mejore, y el único capaz de mejorar esos son las instituciones.

Si existiese una mejor educación, existiría una mejor vida y un país mas desarrollado, ya que sin aprendizaje no existe le progreso, y sin progreso no se llega a nada sino a un estancamiento continuo.

Martin Naranjo

Disminuyen los votantes… y ¿Quien es el culpable?

octubre 25, 2010 Deja un comentario

Es importante considerar como menciona el autor, que día a día, la cantidad de votantes disminuye, la pregunta es clara. ¿Por qué?
La respuesta  suena simple,  porque el voto demanda un costo de tiempo, esfuerzo y de pérdida de productividad ( Se podría hacer otra cosa en ese momento, quizás más productiva)  sumado a que no existe una recompensa palpable excepto quizás la vaga sensación de haber cumplido con el “deber cívico”.  A diferencia de antes que el hecho de votar y ser visto, brindaba un estatus, ahora la verdad, da lo mismo. Además que el hombre piensa de manera racional, y en su pensamiento define si efectivamente un voto más o uno meno afecta en realidad en la votación total.
Quizás, si fuese como antes, donde había más incentivos directos para votar como en Estados Unidos, donde  los partidos políticos pagaban entre $5 a $10 dólares o a veces el pago llegaba en forma de barril de whisky siempre y cuando se emitiera el voto “apropiado”. Viéndolo del modo critico, puede sonar algo corrupto, sin embargo, funcionaba y más gente votaba.
La respuesta podría hallarse también en Suiza, donde existe el voto por correo.
Mientras que en Chile cada votante debe registrarse, en Suiza no.
Cada ciudadano suizo en condiciones de votar recibe automáticamente un voto por correo que puede entonces completar y reenviar a través del correo. De cierta forma esto hizo que nunca más los electores suizos tendrán que abrirse paso a los sitios de votación y tener que aguantar largas filas, o la simple desmotivación de concurrir al lugar de votación. Sin embargo, en Suiza la cantidad de votantes disminuyo, ¿Pero por qué se dan así las cosas?¿Por qué habría menos participantes en una elección cuando se reduce el costo de ir a votar?
La respuesta se remonta en los incentivos en la votación. Si un votante no tiene la posibilidad de hacer que su voto afecte el resultado, entonces ¿Por qué tomarse el trabajo de votar?.

A mi modo de ver, la verdadera razón no son del todo los partidos políticos los culpables, si no que los ciudadanos mismos. Ya que no se está en búsqueda del partido político que se acomode mas a los ideales de cada individuo, sino que se busca al “menos malo” al representante que de cierta forma se piense que lo hará mejor o le convendrá mas individualmente, desde mi perspectiva, la mayoría de la gente no cree y se siente completamente afiliado al partido del cual se menciona seguidor.  La gente busca ese partido que no existe, ese que no tiene diferencias entre el partido conservador y el revolucionario, el que beneficie a todos por igual  en sus propias perspectivas, en el fondo se busca una utopía.

La pregunta sigue abierta,  ¿Cuál es la mejor solución?, mi perspectiva la mejora en los incentivos primordialmente y un cambio que la sociedad debe madurar por si sola.

Martin Naranjo

 

Conciencia democrata

septiembre 27, 2010 Deja un comentario

Finalizada la lectura de Dahrendorf, creo importante considerar la definición del concepto que se menciona en la lectura, la democracia. La democracia es una forma de organización de grupos de personas, cuya característica predominante es que el poder reside en la totalidad de sus miembros, ósea haciendo que la toma de decisiones responda a la voluntad colectiva de los miembros del grupo. En sentido critico la democracia es una forma de gobierno, de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que le confieren legitimidad a los representantes. La democracia, va de la mano con el concepto de libertad y igualdad de los seres humanos, ya que nadie tiene superioridad sobre el otro.

La democracia se define en tres tipos básicos, existe la democracia directa que es cuando la decisión es adoptada directamente por los miembros del pueblo por ejemplo como se mencionaba en el texto mediante el voto en la urna. Hay también democracia indirecta o representativa, cuando la decisión es adoptada por personas reconocidas por el pueblo como sus representantes, por ejemplo la decisiones tomadas por un presidente electo democráticamente en un periodo anterior. Por último, hay democracia participativa cuando se aplica un modelo político que facilita a los ciudadanos su capacidad de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas o cuando se facilita a la ciudadanía amplios mecanismos plebiscitarios. Estas tres formas no son excluyentes y suelen integrarse como mecanismos complementarios.

Sin lugar a dudas, es un excelente método de gobierno, porque presenta transparencia, igualdad y libertad. Sin embargo, es importantísimo considerar como se menciona en el texto sobre el tipo de democracia indirecta o representativa y los problemas que esta podría traer. El hecho de haber confiado el voto a una persona, no siempre implica que sea la mejor opción ( Presidente) para la toma de alguna decisión.

El ser humano por esencia, es individualista, por lo que muchas veces, este representante, le será bastante complicado cumplir con la mayoría de los deseos de las personas esto puede ser visor con el ejemplo de el ex presidente BUSH y su deseo de guerra o invasión a Iraq, sin embargo, la mayoría de la población Americana la desaprobaba, esta se llevo a cabo de todas maneras.

Considerando lo anterior, es de suma importancia, que los países que se rigen mediante democracia, presenten representantes que velen por el bien común y por una nación cada día mejor. Agregando ademas que existe la ambición y la corrupción que afecta a la mentalidad de cualquier persona, hasta al mas bueno. Los representantes electos, deben ser lo suficientemente capaces para poder poner a la nación y el bien común, antes que la corrupción y el interés personal, el ser representante de cierto cargo, es un honor y una posición muy delicada.

Es por esto quizás la razón , por la que la prensa muchas veces, busca información y revela detalles de los políticos, para así mostrar como son y generar, tal vez un cambio en le pensamiento del pueblo, sin embargo, esta en cada uno decidir que hacer.

El caso importante es buscar un presidente, que represente la decisión del pueblo, y que de verdad busque el desarrollo de la nación y no un interés escondido detrás del cargo.

Por ejemplo en Chile, que para mi opinión esta vez no fue el caso de la ultima elección, pero si de algunas anteriores, la gente debe dejar de votar sin consentimiento, debe deja de votar pensando el menos malo, y votar a conciencia, por el que dará los mayores frutos para el país.

MARTIN NARANJO

Consciencia Judicial

La idea involucrada en el artículo publicado por Andrés Amunátegui es bien simple, y es lo que a veces mucha gente critica de un sistema judicial como el nuestro. El hecho de que asuntos de diversas índoles y de distinta gravedad sean tratados por una sola persona, en nuestro caso un juez, por lo general no deja satisfechos a todo el mundo. Claro está que los jueces deben reunir ciertas cualidades que los posicionen por encima del común de la gente tanto a nivel de valores como de sentido común pero no hay que olvidar que siguen siendo personas, cometen errores y luego ya no pueden arrepentirse de ciertas penas o sentencias que hayan dado. En lo personal me sentiría mucho más seguro contando con un sistema judicial diferente en donde el simple hecho de delegar semejantes responsabilidades a un grupo de personas en lugar de solo a una, haga de la toma de decisiones algo más parecido a lo que la sociedad persigue. No es papel del juez hacer un estudio sobre el contexto de cada acusado que vaya a ver en su carrera ya que para eso están otras instituciones, quienes hacen la investigación. El juez recopila los hechos y luego dicta sentencia según lo que se le entrega sumado a su interpretación (en ese momento) sobre el caso. Una posible solución que ayudaría tanto al juez como a la ciudadanía sería el de optar por un sistema de justicia que involucre una especie de jurado el cual esté conformado por ciudadanos comunes y corrientes que representen de cierta forma la opinión pública, el cual es el mayor conflicto que tienen los jueces al tomar sus decisiones, el que pensarán de sus actos.  Ahora la parte delicada sería definir quienes pueden y quienes no pueden integrarse al grupo de personas que integrarían a este jurado ya que las entrevistas y análisis psicológicos deben ser pensados tomando en cuenta que estas personas serán quienes tengan la responsabilidad de, con sus valores y juicios morales, opinar y influenciar las decisiones que el juez pueda tomar en nombre de toda la ciudadanía.

De esta forma, las sentencias que se dictarán serán tomadas equilibrando el buen juicio de un juez sumado a la decisión de otro grupo de personas quienes podrán ver el problema desde diferentes puntos de vista lo que ayudará de todas maneras a tomar acción de manera mas certera.

Si se fuera a confiar en una institución externa para asuntos de justicia, considero que nada mejor que confiar en nuestros propios compatriotas, quienes pese a no tener estudios específicos sobre justicia o leyes, considero que es mucho más importante tener en un juicio a un grupo de ciudadanos que interpreten lo que vean como cualquiera de nosotros lo haría, ayudado de un juez que tome la decisión final a una institución que lo único que sería es un grupo mayor de jueces, algo que ya se hace aunque no de forma oficial.