Archivo

Archivo del autor

¿Sólo los políticos son los culpables?

noviembre 22, 2010 Deja un comentario

Pareciera que para Don Arturo Pérez Reverte los políticos en si tienen toda la culpa de la situación educacional de España, pero de acuerdo a mi opinión ellos no son los únicos que la tienen. No estoy de acuerdo con el hecho de generalizar (al buen chileno de “meter a todos en el mismo saco”). Puede ocurrir – y es irrefutable – que en todo sistema administrativo existan individuos incapaces y/o ineficientes para ejercer los cargos del mismo. Ahora bien, todos conocemos cuales son las consecuencias de que una organización sea dirigida por este tipo de personas antes mencionadas: el sistema decaerá, siendo socialmente repudiado, económicamente insolvente y políticamente dañino. ¿Por qué políticamente dañino? Porque finalmente lo que hacen las instituciones dirigidas por personas irresponsables, incapaces, lo que hacen es dañar a la democracia, dañan la representatividad que supuestamente tienen de las personas, ya que los mismo están en los cargos públicos gracias a votantes, personas que confiaron con su voto la administración de las instituciones. Al dejar de ser irresponsables no velan por el fin por el cual fueron elegidos, y es más dañino aún si son egoístas y velaran por intereses propios que fueran diferentes al público elector que lo elevó al cargo.

Ahora bien, el generalizar – visto claramente en el artículo – conlleva a la inoperancia del mismo quien lo realiza, porque no ve de manera objetiva lo que ocurre en toda la sociedad en general: sólo conlleva a que se le vea cómo un resentido, no ayuda en nada. Alguien me podría decir que claramente estoy defendiendo a los políticos, y les digo que NO!. Los políticos son una parte del problema principal, pero lo que calaramente hace Arturo Pérez Reverte es que deja de ver el problema de fondo. No podemos hecharle solamente la culpa a un grupo, es como dejar que ellos hagan todo y no es así. Los demás individuos de la sociedad también son resposables del desarrollo – en este caso – educativo: los padres de imponerle una buena disciplina a los hijos; los profesores que tengan presente que en sus manos está el desarrollo del país, de manera tal que se preocupen de cada vez más perfeccionarse, de seguir estudiando; y muchos más… Varios son los responsables del sistema educativo.

Es verdad que a políticos irresponsables o ineficientes, malas serán las instituciones. Pero lo que debe ocurrir es que todos debemos tomar conciencia sobre nuestras acciones, debemos de ser consecuentes. Lo mismo sucede con Chile: siempre se ha dicho que – supuestamente- el año 2020 seremos un país desarrollado, pero ¿qué implica llegar a ser desarrollados? ¿Sólo tener más PIB es ser desarrollado? Yo veo en esto una desfachatez de parte de, no sólo los políticos que ilusionan a las personas a llegar a tener un país con más tecnología, etc, sino que también de los que sí creen que con eso llegaremos a solucionar todos los problemas sociales como la educación en los colegios públicos (directores, profesores, etc). Como se dice, el dinero no lo es todo, ayuda, pero no se llega a un nivel superior al que se tiene si todos no ayudamos. Es tarea de todos mejorar las instituciones.

 

Rodrigo Canales Fuentes

¿Reforma al sistema actual?

octubre 17, 2010 Deja un comentario

Todo sistema que ha existido en la historia de la humanidad ha tenido tanto un principio, como un final, así como también lo han sido grandes imperios como el romano. Las crisis política, cultural, y – en especial – económica, desde mi punto de vista, es inevitable. Todo hemos visto como la hegemonía de Europa y Estados Unidos, en este último tiempo, está decayendo, y a su vez, China y los países emergentes como India y Brasil están cada vez creciendo a pasos agigantados. No es necesario ser un experto para saber que al final de todo los países desarrollados van a dejar de serlo en un futuro, puede que lo sean en sentido cultural, pero en sentido económico esto claramente sucederá. Son los países como China ,quien es el principal proovedor de productos manufacturados por el bajo coste de la mano de obra, los que están ya creciendo. Ahora bien, alguien me podría decir que mi visión “pesimista” de los actuales países desarrollados no puede ser validada por argumentos históricos, porque la deducción de cosas pasadas no es lógica, no vendría a existir un ciclo como tal, pero ¿realmente creen que los sistemas que hasta ahora conocemos, las instituciones, las Naciones, seguirán hasta que la humanidad deje de existir? No. Es obvio que el sistema actual ya está obsoleto, y es cierto que no se han establecido ideas o teorías que permitan a la sociedad vivir en condiciones favorables para todos. Lamentablemente, el hombre sólo se da cuenta de lo que sucede cuando tropieza, cuando comienza a cometer errores, y esto, de seguir con el sistema capitalismo, es obviamente un grave error. Puede que no se entienda: comparto con el capitalismo en el sentido que nos ayuda a mejorar las condiciones de los hombres, pero no necesariamente implica que dicho sistema permitirá mejorar las condiciones de “todos” los hombres y para “toda” la vida. El capitalismo, en países emergentes, funciona, pero en países desarrollados se puede ver como esté sistema llega a una máxima, que al final de cuentas no hace más que hacer de los hombres seres fríos y pretensiosos, que lo único que importa es el “yo”, y no el nosotros. En Estados Unidos, la economía ha decaído. y eso se puede ver claramente en la tasa de desempleo (ver link). Obama, si no quiere continuar con la crisis que ésta viviendo su país, deberá de realizar reformas económicas. Reforma es un sinónimo de cambio, por lo que al final de cuentas, para que se deje de vivir en crisis, debemos de botar el sistema actual del capitalismo – que tiene un vínculo estrecho con las instituciones políticas y con la forma en que vivimos -, y repensar qué tipo de sistema vendría a sernos útiles para todos, lo cual debemos de responder: qué es más importante, ¿yo o el resto?

 

Referencias:

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=77963

¿Ganancia o pérdida?

septiembre 22, 2010 Deja un comentario

Esta claro que las decisiones llevadas a cabo por ciudadanos comúnes y corrientes son cada vez tomadas en cuenta. El llamado empoderamiento de las juntas vecinales van en aumento con el transcurso de los años. Las personas – gracias a los medios de comunicación – han obtenido cada vez más influjos de ideas, más informaciones, en donde con un solo click se puede ver qué es lo que está sucediendo en otros lados del mundo., lo que hace que cada vez demanden cosas que consieren legítimas. El caso de los Mall es uno. Con anterioridad, se veía a diestra y siniestra como las grandes empresas como CENCOSUD o D&S (ahora Wallmark) han ido construyendo voluptuosas edificaciones para así ganar en un sector de servicios cada vez mayor, en donde la opinión de las personas que no tuvieran autoridad pública alguna no eran consideradas para la guía o establecimiento de los mismos Mall. Esto ha cambiado, y espero que para mejor. Las personas se sienten indispensables a la hora de toma de decisiones que afecten a la comunidad. Un claro ejemplo es lo que ha pasado últimamente en Puerto Varas, en donde la decisión del establecimiento del Mall no pasó ni siquiera por la comunidad, por lo que los mismos alegan (con justa razón) de la falta de compromiso por parte del alcalde. Ahora bien, concuerdo en que las empresas ya no sólo debieran velar porque las instituciones públicas competentes les acepten los megaproyectos, deben de velar por los intereses de quienes viven, circulan, se mueven en la comunidad misma. Para resolver conflictos de esta envergadura, es necesario que las empresas velen por los terceros afectados o beneficiados, que corresponden a la comunidad . Es cierto – y todos sabemos – que los Mall traen una gran cantidad de oportunidades económicas (mayor empleo, mayor accesibilidad a variados servicios, etc.), pero lo que no tratamos de ver son las externalidades negativas que deja un Mall. Una de los principales problemas de los elementos o servicios que mueven importante cantidad de dinero, es la atracción de la delincuencia: quien quiera tener un Mall cerca es porque va a querer vivir encerrado. Otro factor es la vialidad: las calles se congestionan, lo que implica un ruido excesivo de automóviles, que antes no estaban. Y un último factor a destacar tiene relación con la belleza del entorno: no se puede construir un Mall que “no le viene” al entorno, dentro de esto podemos encontrar- quien sepa, espero que comparta – el Mall de Puerto Montt, el cual se encuentra en plena costanera, viéndose no amigable al entorno natural propio del sur: la belleza de la madera, del mar, lo propio del sur. Ahora bien, alguien podría señalar que – especialmente un empresario – en definitiva estaría anulando cualquier tipo de Mall, por lo que no permitiría el desarrollo económico, pero no comparto con dicha afirmación: no porque no acepte los Mall construidos en la actualidad no quiere decir que impido el desarrollo económico. Lamentablemente, los Mall actuales sólo han tenido la consideración de los empresarios, que lo único que les importa la ganancia frente al costo de obtenerla, lo que implica dejar de lado lo “bonito” – que obviamente es más costoso – por algo más feo y barato. El desarrollo económico no significa el desarrollo de algunos, debiera significar el desarrollo de todos: el de vivir bien y en armonía, velando por los intereses de todos.

Referencias:

http://laotraesquina.blogspot.com/2010/06/puerto-varas-estamos-mall.html

Etiquetas: ,

Extradición: ¿Solución o abuso?

agosto 19, 2010 Deja un comentario

La proposición de un universalismo del Derecho, algo asi como actualmente denominamos como el Derecho Internacional, va en contra de mi opinión personal. En principio, el autor señala que la idea del Derecho Internacional es la de reprimir a aquellas personas que cometieron delitos graves, y que no han sido juzgadas en su país de origen. En principio, guiado más bien por una cuestión moral más que racional, podría estar de acuerdo con el hecho de castigar a aquellas personas que han realizado “atrocidades” en el mundo, independientemente del país en el que estén. Pues bien, al fin y al cabo, la extradición de un criminal debe (y lo está) ser aceptada sólo si realmente esa persona lo es. Ahora bien, pongo comillas a la palabra atrocidades porque, desde mi punto de vista, estos tipos de crímenes, como los de Darfur, han ocurrido por siempre a lo largo de la historia. Yo soy partidario de que cada nación, cada sociedad debe de pasar por varios procesos para poder llegar a ser una sociedad fuerte y civilizada, incluso si eso lleva a la aniquilación de los miembros de la misma. Un ejemplo de lo anterior fue Chile al momento de independizarse el cual tuvo que luchar varias décadas para llegar a una estructura sólida de gobierno. Tal como el curso lo ha señalado, para que exista orden debe de existir actores políticos que ejerzan poder. Pues bien, en este caso de Darfur, los actores políticos están motivados por varios intereses, y la verdad, que de poder no tienen nada, y para llegar a obtenerlo que mejor que la lucha de los que sí realmente quieren el poder (de llegar a un orden) contra los que vendrían a ser “actores políticos” (militares). Entonces, ninguna nación, ninguna sociedad o grupo de estados externos debe de entrometerse en los asuntos internos de cada país, como lo han hecho varias potencias mundiales. Si por ejemplo, Argentina no pudo llegar a procesar al general que fue extraditado a un país tercero, entonces, mala suerte. La intromisión llega a aproblemar aún más las diferentes situaciones de una nación. A mi interpretar, don Jorge Castañeda busca promover un Derecho Internacional, que permita a todo ser humano que halla cometido un crimen, ser juzgado en cualquier parte del mundo, pues bien, puedo decirle que eso, que permitiría una cierta “justicia”, a su vez, traería problemas, porque ¿Qué ocurriría en el caso en que, por ejemplo como sucedió en Chile, asumiera un gobierno por golpe de Estado o que fuera un gobierno despótico, y este mismo, pidiera la extradición de personas contrarias a la ideología gobierno (políticos, no guerrilleros)? A mi punto de vista, si no acercaramos a lo que tanto vela el señor Castañeda, es que podría provocar un abuso. Un poder estatal podría tratar hasta lo imposible de obtener una extradición. Una persona de la que se presume ser culpable, sería enjuiciada en cualquier país, pues bien, esto es grave porque cualquier persona que fuera inocente llegase un día a ser extraditado de manera totalitaria. El libre designio de culpar a personas, independiente de donde se encuentren, conllevaría a que naciones como Estados Unidos, el cual tiene uno de los más altos indices de personas en la carcel (promediado con la población civil), tuviera una alta cantidad de casos que fueron enjuiciados de manera inocente.