Archivo

Archivo del autor

La confusión del espacio publico

El texto leido es un claro ejemplo de que sucede cuando se van perdiendo los limites del llamado espacio publico. El sistema de vida, economico y cultural  tipico de la cultura occidental  nos esta pasando la cuenta,  guiando la sociedad hacia un estado  de crisis, en la cual no se ha podido encontrar una salida.

Tal como se menciona en el texto esto no es un problema que se haya causado  en los últimos 15 años (en el caso de la crisis económica) sino que  es uno de los defectos de nuestra idiosincrasia. Se generan  nuevos espacios públicos, se mezclan entre ellos y posteriormente se  confunden, llevando así a una perdida del sentido social de ciertas instituciones. Esto se ve reflejado por ejemplo en el surgimiento  de figuras carismáticas  como grandes fuentes de poder político, figuras  con poco peso ideológico pero basadas en una fuerte  campaña publicitaria en la cual se realzan sus imágenes. Este tipo de figuras, que son el producto de la degeneración del sistema en el que vivimos, han ido logrando cargos cada vez mas significativos. Es por esto que  podemos ver como figuras de la talla de Hugo Chavez logran un apoyo irracional si analizamos el crecimiento venezolano en los ultimo años. Los pueblos han perdido la capacidad de diferenciar los problemas y es por ello que tambien confunden las soluciones. Los problemas tecnicos quedan a cargo  de personas que solo poseen una buena oratoria … pero ¿a que se debe esto?

Quizas la perdida de este sentido haya sido una de las fallas intrinsecas en el sistema, es logico pensar que con el crecimiento masivo del acceso a la informacion, las personas  comienzan a saltarse distintas etapas del desarrollo social. Esto lleva a que pueblos empiecen a exigir acuerdos sociales para los que aun no se encuentran listos. ¿Podria funcionar por ejemplo el sistema de compra de diarios Estadounidense en Chile? La historia propia de ese pais, que llevo a generar acuerdos sociales implicitos y explicitos  le permite hoy vivir de cierta manera (asumiendo que todos sus habitantes se rigen en base a estos codigos). Sin embargo con  el intercambio rapido de la informacion existente, paises con escaso desarrollo social y una cultura inmadura busca  vivir con los mismos status  de las grandes sociedades. Esto lleva a ciertos paises a estar siempre atrasados y nunca tranquilos con su nivel, puesto que toman los espacios publicos de otras sociedades y asumen sus soluciones para problemas con un carisma distinto.

En resumen los estados actuales no han podido manejar los problemas de intercambio de la informacion y eso ha llevado que algunos paises se vean atados siempre al apodo de “vias de desarrollo” suponiendo que siempre este se lograra por la imitacion de otros.

Anuncios
Etiquetas: ,

Tal y como se menciona en la columna, la función que deben ejercer los jueces en ciertas  ocasiones pareciera escapar de sus facultades. Pues deben decidir sobre situaciones o cuestiones que la sociedad no ha definido aún.  Esto se deriva de un problema tanto en la comunidad como en los parlamentarios,  el evitar estos temas  supone mantenerlos en el espacio privado, restandole importancia de manera progresiva al espacio público. Esto lleva a que el poder de los políticos se vea también disminuido. Junto con esto  se va perdiendo la capacidad de acuerdos (la cual es cada vez mas necesaria y escasa)  ya que el poder político se ve disminuido y por lo tanto la preponderancia de una coalición dentro del contexto político se ve disminuida. Esto lleva a un poder de negociación menor para todos  los políticos y una menor relevancia social, dado el poder que irían tomando los jueces.

Claramente  el problema  presentado tiene un efecto nocivo a largo plazo en la función de los jueces. Esto porque son cargos no electos, entonces al tener la capacidad de decidir sobre temas  contingentes y no tener que “responder” a la ciudadanía,  pueden tomar decisiones  basados en sus creencias, valores (o falta de ellos), historia, etc.  Esto requeriría una rápida acción de la contraparte del sistema judicial.  El sistema legislativo debería tener entonces una capacidad de reacción tal que permita llegar a todos los acuerdos necesarios para no dar cabida a  un empoderamiento del poder de decisión por parte de los jueces.

Entonces dadas las condiciones antes mencionadas, la situación descrita  en la columna sobre  los jueces es nociva por diversos motivos. Ya sea por la perdida de relevancia y el empequeñecimiento del espacio publico o por el surgimiento de los jueces como personajes  con una capacidad de decisión  basada en condiciones personales, con una gran influencia sobre la sociedad y sin poder ser elegidos por esta de acuerdo a  sus ideales.

Se puede pensar que   los jueces podrían ser las personas idóneas para la correcta toma de decisiones. Puesto que son aquellos que  representan de manera concreta a las leyes y por lo tanto  si hubiera alguien que debiera decidir sobre   las cuestiones  conflictivas de la sociedad, debieran ser los jueces.  Sin embargo se estaría obviando el rol de la sociedad como principal generador de  acuerdos. Ya sea en si misma o a través de alguna de las instituciones como el parlamento. El poder de decidir sobre temas conflictivos no debe recaer en una persona, independiente de los conocimientos que este tenga, puesto que siempre queda condicionado a factores personales. La sociedad sin embargo elimina esos factores y enriquece la decisión puesto que se apoya en la cultura que la define.  Es importante rescatar también que las decisiones tomadas por el grupo siempre serán mejor aceptadas que aquellas tomadas por una persona  si es que llegara a existir un conflicto entre la decisión tomada y alguna de las partes.