Archivo

Archivo del autor

Política del conformismo, estancamiento y futuro.

noviembre 24, 2010 Deja un comentario

ARTICULO COMENTADO POR CRISTOBAL HINRICHS chinrichs @ wordpress.

Después de haber leído lo escrito por Arturo Pérez-Reverte, me he dado el tiempo para reflexionar sobre su punto de vista y concebir alguna respuesta a las interrogantes propuestas.
Resulta increíble darnos cuenta de que la disconformidad con la educación es un tema tan presente en países denominados primermundistas como lo es en países tercermundistas o en eternas promesas de desarrollo. Estamos en presencia y hemos podido observar casos similares al español en Chile al haber registrado simces sumamente inferiores en la educación pública que en la privada, constantes protestas de parte de los escolares, universitarios, profesores en incluso organizaciones de la educación. En Argentina por su lado se ha visto disconformidad y resultados que muestran una baja en la calidad educativa con respecto a las pasadas décadas e incluso en Estados Unidos las generaciones más antiguas temen por el futuro de sus juventudes y ven por televisión como se ridiculiza su propia falta de cultura y formación.
Es interesante la agresividad con que Pérez-Reverte demuestra su posición y a primera vista sugiere que la situación actual en España ya ha superado los niveles tolerables y una reacción de desprecio al cuerpo gubernamental es también una forma de liberar tensiones como impotencia a no poder ayudar a mejorar una causa que podría considerarse perdida.
Con respecto a lo interior me aventuro a expresar mi punto de vista. Creo que los políticos no son seres irracionales ni necesariamente mal intencionados, ineptos o corruptos; sino que trabajan en un ambiente difícil, con recursos limitados en donde el dar prioridad a algunos asuntos o iniciativas necesariamente resta importancia a los demás sin garantizar el éxito de los primeros. También me parece que la toma de decisiones en política cuenta con obstáculos muchas veces innecesarios impuestos por la oposición, organismos internacionales, transitoriedad de poder, etc. No dudo de la racionalidad de los políticos, ya que han sido elegidos por gente racional como lo somos nosotros, pero me parece que un factor importantísimo en su a menuda general desaprobación es la falta de intensidad con que se trabaja o a veces negligencia ante una actividad ingrata y de recompensas a largo plazo.
Es desde mi punto de vista esta negligencia derivada de los limitados incentivos tangibles y realmente alcanzables el problema que hace que la política no llegue tan frecuentemente a los resultados que podríamos esperar. Estamos hablando de Fallas, que se repiten en el tiempo y de las cuales deberíamos sacar conclusiones y aprender. Sin embargo pareciera que los políticos y la gente está estancada desde hace un buen tiempo, sino retrocediendo. Pero, ¿tendrá futuro la política? A mi juicio sí. Siempre que los actores dejen de mirar el estancamiento como algo positivo, cambien el conformismo por una ambición productiva y eliminen de raíz las trabas que impiden un desarrollo acelerado y de aprendizaje. Esto inevitablemente llevará a resultados más visibles en el corto plazo y contará la esperanza y el positivismo como combustible para un futuro funcional y optimista. Esperemos que los políticos actuales no se sientan como Arturo Pérez-Reverte, quien se muestra rendido ante lo que considera inevitable y por ende se transforma en una víctima del estancamiento que tanto desprecia.

ARTICULO COMENTADO POR CRISTOBAL HINRICHS chinrichs @ wordpress.

http://www.youtube.com/watch?v=fJuNgBkloFE

http://www.elboomeran.com/blog-post/11/930/vicente-verdu/la-mala-educacion-espanola/

http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/congreso-estadounidense-se-dirige-al-estancamiento-despues-de-triunfo-rep

Promesas no cumplidas, críticas del pueblo

noviembre 23, 2010 Deja un comentario

El artículo, desde mi punto de vista, tiene implícito la idea de las promesas no cumplidas por el gobierno.  A continuación, daré dos ejemplos que reflejan esto:

El primer caso es el del presidente estadounidense Barack Obama. Este mandatario prometió, entre varias cosas, retirar las tropas de Afganistán para cesar con la guerra en Medio Oriente. Actualmente, se siguen enviando tropas para reabastecer al ejército norteamericano y para lograr terminar con la organización terrorista Al Qaeda, entre otros fines.

El segundo caso es el del presidente chileno Sebastián Piñera. Él prometió que durante su gobierno se iba a trabajar arduamente para defender al medioambiente pero resulta que, a mediados de año, se aprobó un proyecto que consistía en instalar una termoeléctrica en Punta de Choros, hábitat nortino de más de diez especies de animales.

Ahora, ¿Qué tienen de común estos dos casos?

Resulta que ambos están limitados por un congreso, el cual contiene al poder legislativo del Estado. Este está compuesto por una Cámara de Representantes y el Senado, los cuales contienen a militantes de diversos partidos políticos que limitan el accionar de ambos mandatarios. Esto último se debe a que las preferencias y opiniones existentes entre el presidente y el congreso pueden ser muy diversas, hasta contrarias.

Por otro lado, en ambos gobiernos (estadounidense y chileno) existen  un millar de reglas y procesos que se deben cumplir para llevar a cabo una reforma y, todo esto se acentúa cuando surgen discrepancias entre los diversos partidos políticos. Esto último deriva en costos, tanto monetarios como materiales, muy altos para el Estado, lo cual hace que, finalmente, se aplace indefinidamente la reforma o se prefiera mantener el status quo.

Por último, ambos fueron elegidos democráticamente. La ciudadanía estaba consciente de que ambos tenían un determinado listado con propuestas para llevarlas a cabos durante su mandato y fueron electos porque sus promesas lograban identificar a gran parte de la sociedad. En lo personal, creo que los ciudadanos no son para nada ingenuos ni ciegos sino ¿Por qué se realizan protestas solicitando “lo prometido” por el gobierno? En mi opinión, creo que el asunto no está ligado a la democracia, está estrechamente ligado a lo descrito anteriormente que hace mención a la existencia de millares de reglas y a la presión de un congreso.

Como contra-argumento a esta opinión podría surgir la idea de que las autoridades realmente son corruptas y malintencionadas, y que sus promesas son “puro marketing” para así obtener autoridad y poder, y aprovecharse de estos para fines propios.  Perfectamente, se podría interpretar el tema chileno de la termoeléctrica como una forma estratégica del presidente para ganar popularidad. En un principio, se promete cuidar al medioambiente y después se aprueba un proyecto que, al no tener buena recepción entre los ciudadanos, es cancelado por el mismísimo presidente en un tiempo, que en mi opinión, fue record. ¿Quién queda como el héroe? El presidente, pero ¿Quién estuvo presente al aprobar la termoeléctrica? El presidente. ¿No es un tanto extraña la situación?

Como conclusión, la política falla a menudo debido a la existencia de un “congreso excesivamente limitador” y los arduos procesos por los cuales se debe pasar para poder llevar a cabo una reforma. La política tiene futuro si es que logra realizar una transición de “conservadora” a “liberal”, si logra reformular los esquemas establecidos para poder así llevar a cabo las promesas propuestas durante la campaña electoral de los diversos candidatos. La democracia es un buen sistema de gobierno pero se lograría potenciar si es que está acompañada de un gobierno más liberal y menos conservador.

 

Vicente Cruz Infante

Links:

http://www.portalautomotriz.com/content/site/module/news/op/displaystory/story_id/26705/format/html/

http://www.periodismoglobal.cl/

http://e-lecciones.net/opinion/?numero=429&show=1&p=d

 

 

Conformidad social peligrosamente inoperante.

ARTICULO COMENTADO POR CRISTOBAL HINRICHS chinrichs @ wordpress.
Después de haber leído lo escrito por Alain Touraine, me he dado el tiempo para reflexionar sobre su punto de vista y sobre otros temas derivados e inspirados de su artículo.
Habiéndonos hecho saber que las elites políticas tanto de Europa como del resto del mundo están constituidas por no más que herederos de poder y influyentes seleccionados con pinzas desde canastas propias, nos podemos dar cuenta que la sociedad de hoy en día se encuentra en un estado de equilibrio desde hace ya varios centenares de años. Teniendo en cuenta de que si bien el mundo ha sufrido constantemente de periodos de penumbras y baja calidad, los actores involucrados han sido siempre los mismos. En estos periodos de decadencia, las elites políticas no han subido ni bajado en su escalinata de relevancia y es posible sentir un aire de conformidad en el ambiente que mantiene al planeta como una sociedad poco reactiva y algo reacia a la superación.
Es por esto en particular, que la sociedad se ha teñido de mediocridad y ha conseguido permanecer rebotando de crisis en crisis por un largo tiempo. Considerando que vivimos en un mundo globalizado, en el cual comunicarse y organizarse es más simple y donde la información en más fácil de obtener cada día, es posible que se logre reemplazar de a poco en poco a los actores que vician la sociedad en que vivimos. Todo esto con el fin de lograr llevar por un camino progresista y justo a nuestra generación y las próximas por venir.
Reflexionando sobre lo inaceptable que se han dado las cosas me he percatado de que la este estatus quo en que vivimos es efectivamente una crisis. Una crisis derivada de la poca esperanza y falta de motivación con lo que está sucediendo por parte de la juventud y de la capacidad política de la inmensa mayoría afectada. Mientras no se logre organización efectiva y trabajo pro-reconstitución de la política mundial, no existirán cambios en los actores políticos ni en los papeles que unos pocos juegan en este mundo paralizado y estéril.
Sin duda, las herramientas tecnológicas se encuentran disponibles, las redes sociales y formas de comunicación son cada vez más integradas y diversas. Ahora lo que falta es la real disposición de parte de los afectados para conseguir un cambio tan significativo como perdurable en el tiempo para escapar del círculo vicioso.
Desde mi punto de vista, el hecho de que algo como lo planteado suceda es factible, a menos de que la sociedad haya llegado a un conformismo tan bizarro como irreversible, en donde todos somos actores fantasmas en una obra sin principio ni final.
http://www.elpais.com/articulo/opinion/Crisis/ciudadania/europea/elpepiopi/20101020elpepiopi_5/Tes
http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_econ%C3%B3mica_de_2008-2010
ARTICULO COMENTADO POR CRISTOBAL HINRICHS chinrichs @ wordpress.

Globalización: Debilitamiento del “Estado-Nación”

Para comenzar, me gustaría definir los conceptos de (a) “globalización” y (b) “Estado-Nación”. En primer lugar, la globalización es el fenómeno de apertura de las economías y las fronteras, como resultado del incremento de los intercambios comerciales, los movimientos de capitales, la circulación de las personas y las ideas, la difusión de la información, los conocimientos y las técnicas, y de un proceso de desregulación. En segundo lugar, el Estado-Nación es una organización política de una población homogénea que comparte cultura, lengua y la presencia de un gobierno que sirve a los intereses de esta. Ahora, ¿cómo se relacionan estos dos conceptos? ¿Cómo influye uno en el otro?

La globalización se ha traducido, entre varias cosas, en un debilitamiento del “Estado-Nación”. Esto se debe a que la soberanía de cada de los Estados se ve deteriorada, en conjunto con su capacidad para tomar decisiones autónomas. Hoy en día, las instituciones políticas y/o económicas internacionales son las que influyen en las decisiones políticas de un país, como ocurrió con la Unión Europea y la crisis de Grecia, convirtiendo así al Estado en una especie de mediador entre los ciudadanos y las entidades extranjeras, el cual tiene un destino determinado por decisiones, actividades y eventos que ocurren más allá de su jurisdicción.

Por otro lado, este debilitamiento también se deriva de una tendencia a la heterogeneidad, es decir, a la interacción de diversas culturas y lenguas dentro de un mismo espacio público, lo cual dificulta la labor política del gobierno al momento de atender los asuntos que influyen en el orden público, tomando así un rol “pasivo-defensivo” (Indiferencia a la demanda extranjera y preocupación por la demanda de los nativos) frente al tema. La inmigración laboral es un fenómeno de la globalización que apela a lo anteriormente dicho. Este proceso ha hecho que el Estado deba atender los asuntos de “su pueblo” más los de los extranjeros que ingresan a su jurisdicción territorial. Esto dificulta su labor política, debilita la eficiencia para atender las demandas civiles y aumenta la inestabilidad laboral de los nativos del lugar, generando así repudio por parte del “pueblo oriundo” hacia la entidad gobernadora nacional.

 

Como contra-argumento a esta posición podría surgir la idea de que la globalización en realidad fortalece al “Estado-Nación” porque permite que este acceda a nuevas tecnologías, nuevos conocimientos y a nuevos mercados económicos, teniendo así más medios, tanto intelectuales como materiales, para gobernar su territorio. Por otro lado, la globalización ha permitido que la riqueza de diversos países aumente y esto se ha traducido en un incremento del bienestar nacional a través de la generación de nuevos empleos y mejoramiento de los niveles de educación, entre otros. Esto permite que la labor política del gobierno sea más apreciada por su gente, aumentando así su poder político y su legitimidad como “Estado-Nación”.

 

Por último, la globalización tiene sus ventajas como sus desventajas y el “Estado-Nación” deberá saber adaptarse a estas. Tiene que aceptar que ya no tiene todo el poder sino que lo comparte con instituciones internacionales, tanto económicas como políticas, pero no debe olvidar que sigue siendo el principal accionista individual de poder, refiriéndome al que posee en su jurisdicción, dentro de este fenómeno mundial y que, por ende, debe dejar su rol “pasivo-defensivo” y comenzar a atender las desventajas de este proceso en el cual ya estamos involucrados y no esperar a que las organizaciones internacionales decidan por nosotros, por que esto se derivará en un aumento del debilitamiento de nuestro Estado.

 

Por: Vicente Cruz Infante

 

Links:

http://club.telepolis.com/torrefdz/antropusi53.htm

http://www.definicionlegal.com/definicionde/Globalizacion.htm

http://www.monografias.com/trabajos14/origenestado/origenestado.shtml

 

“Cambio de mentalidad, represión y poder”

septiembre 24, 2010 Deja un comentario

COMENTARIO POR CRISTÓBAL HINRICHS, chinrichs @ wordpress

Después de haber presenciado en el pasado tiempo como fracasaba este megaproyecto, operado por una de las empresas de mayor crecimiento de las últimas décadas en chile, me surgen un par de interrogantes sobre la sociedad en que vivimos: ¿A cambiado su forma de pensar el pueblo chileno o solamente se cansó de ser pasado a llevar?, ¿ Podría suceder algo similar en una comuna no tan acomodada como lo es Las Condes?

Habiendo sido testigo de cómo los vecinos de Las Condes pudieron frenar la construcción de un mall que parecía inminente, he podido darme cuenta de que la respuesta a mi primera pregunta es una mezcla de los dos factores mencionados anteriormente. Al haber sido las necesidades de consumo satisfechas mediante centros comerciales en los ochenta y los noventa, la gran comunidad del sector oriente ha cambiado sus preferencias y necesidades por otras ligadas a la familia, áreas verdes, deporte, contaminación, etc. En una sociedad noventera donde quizás los malls eran algo necesario, el primero fue bien recibido. Pero tras 20 o 30 años y muchos otros centros comerciales, las cosas han ido cambiando. Debido al gran crecimiento económico y demográfico de la capital, un nuevo centro comercial en Las Condes incrementaría con creces las externalidades negativas como la congestión vehicular, la contaminación en varias de sus formas, la tranquilidad y seguridad del barrio para la familia y los niños, entre otras. Este hecho por si mismo ha hecho que la gente cambie su mentalidad sobre semejantes megaproyectos. Desde mi punto de vista y adicionándole al factor anterior el hecho de que tales externalidades sean impuestas sin preguntarle a los vecinos del sector, se incrementa el sentimiento de disconformidad de los mismos, quienes al sentirse menospreciados por las grandes empresas inmobiliarias han acudido a su último recurso. Un último recurso llamado organización, el que muchas veces es difícil de orquestar y que consume el tiempo, dinero y ánimo de los participantes. A mi manera de ver es la sumatoria entre las externalidades adyacentes a Jardines de Colón junto con la impotencia del no ser partícipes, lo que ha hecho que la comunidad se manifiesta de manera organizada y exitosa contra todo pronóstico.

Con respecto a mi segunda interrogante y relacionándolo esta vez de lleno con el curso. cabe mencionar que Las Condes es una de las comunas en donde reside la gente que ha gozado de mejor educación en el país, que desciende de familias pertenecientes a las elites criollas y con habilidades tanto técnicas como ilustrativas dispuestas a ser usadas; es decir: nos encontramos en uno de los sectores con mayor poder político del país. Al comparar Las Condes con comunas menos eruditas y de menores ingresos nos damos cuenta de que para que se consiga una organización efectiva es necesario contar con dichas habilidades y además de usarlas bien. Como en otros sectores de Santiago los conocimientos y habilidades son más escasos, sería muy difícil lograr reprimir a organizaciones tan poderosas como los son estas empresas hoy en día internacionales. El poder político va de la mano con la educación y la elite, y solo mediante éste podemos hacerle frente a un poder más concreto como lo es el poder del dinero.

Mucha gente planteaba mediante la prensa escrita que en efecto sería bueno contar con otro centro comercial en el sector si se ampliara la calle Martín de Zamora en una pista, ya que les otorgaría beneficios para consumir y áreas verdes sin tener mayor congestión , pero estudios de vialidad efectuados por expertos declaran que una vía no es suficiente y que sería muy difícil llevar algo así a cabo sin intervenir degeneradamente la comuna.

-http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/04/29/residentes-de-calles-aledanas-a-martin-de-zamora-comienzan-a-tomar-posiciones-sobre-la-iniciativa-de-cencosud-congestion-vial-es-principal-preocupacion-de-vecinos-sobre-proyecto-de-mall-en-las-condes/

COMENTARIO POR CRISTÓBAL HINRICHS, chinrichs @ wordpress.

Nuevo mall, nuevos conflictos

septiembre 23, 2010 Deja un comentario

Me siento totalmente identificado con el artículo “El nuevo mall”. Yo vivo en Providencia. Esta comuna se ha caracterizado los últimos cinco años por una excesiva compra de terrenos para la construcción de proyectos inmobiliarios.

Hace dos años, hubo un caso en especial el cual causó mucha controversia, al igual que el proyecto “Jardines de Colón”, entre los vecinos del barrio. Una empresa inmobiliaria compró un terreno donde estaba ubicado el ya extinto “Cine Las Lilas” y otros locales más, los cuales aportaban considerablemente a la fomentación de la “vida de barrio”. Los residentes que disfrutaban de los beneficios que estos locales brindaban se vieron muy frustrados debido a que su “vida de barrio” se iba a ver afectada negativamente. Esta idea estaba basada en que, por un lado, no iban a poder gozar de los beneficios que estos negocios aportaban y, por el otro, la cantidad de gente y la delincuencia iba a aumentar considerablemente después de la edificación de la estructura. Frente a esto, los vecinos decidieron conformar juntas para proteger el barrio Las Lilas, alterando la construcción del proyecto, el cual iba a ser un mall en primera instancia, convirtiéndolo así en otro edificio residencial.

¿A qué voy con esto? A que la organización de vecinos, ya sea en el mall “Las Lilas” o en el “Jardines de Colón”, busca conservar el orden público, el status quo de la situación, debido a que están conformes con este. Con el tiempo, esta búsqueda del orden se transforma en un bien público debido a que existen incentivos selectivos para mantener la “vida de barrio”.  Lamentablemente, las juntas de vecinos, a la larga, al luchar por este bien público, sólo logran obtener el mal menor debido a que esto genera costes de transacción los cuales las municipalidades no están dispuestas a cubrir y las empresas privadas también se manifiestan un poco reacias. En otras palabras, no existe un interés mutuo entre los vecinos, la alcaldía y las empresas por conservar el orden público. Existen diversos incentivos selectivos.

Como contra-argumento a esta posición podría surgir la idea de que un proyecto tan ambicioso como lo es “Jardines de Colón” beneficiaría económicamente a la comuna pudiendo así generar mejoras en la calidad de vida de esta (nuevas estructuras públicas, áreas verdes, etc.). De esto último se deriva de que existe la posibilidad de que el nuevo orden público genere un bien público considerablemente mejor y, por ende, existiría un interés mutuo entre las principales facciones. A esto se le podría agregar el pensamiento de que los vecinos son un grupo de personas irracionales que velan sólo por sus intereses y no por los de la comuna, mirándolo desde la idea planteada en el contra-argumento. Por otro lado, el aumento de poder social de los vecinos puede alterar considerablemente el orden público que buscan conservar, esto se deriva de las protestas y otros tipos de manifestaciones públicas. Esto último ocurrió en el caso “Las Lilas”, donde surgieron conflictos entre los vecinos.

Por último, yo opino que la municipalidad debería politizar realmente, , no sólo “diciendo” sino “haciendo”, este asunto, es decir, incorporar a representantes de las juntas de vecinos a un área municipal y no que se incorporen a la gestión empresarial del proyecto. Creo que la municipalidad debe ser un total intermediario entre lo privado y lo público y no otra facción del conflicto, y que un represéntate de esta, elegido democráticamente, vele por los intereses de los diversos grupos de vecinos de una comuna y así lograr controlar este aumento de poder por parte del “pueblo”, el cual puede tener consecuencias desastrosas.

Por: Vicente Cruz Infante

Links:

http://www.plataformaurbana.cl/archive/2010/05/31/%C2%BFmall-o-universidad-en-martin-de-zamora-el-voto-por-el-mal-menor/

http://barrioyciudad.blogspot.com/

Abrir paso a lo nuevo

Para comenzar a comentar sobre el tema relacionado con la “judicialización de problemas sociales y políticos”, me gustaría hacer un breve resumen teórico de las tres facultades y funciones primordiales del Estado: el poder legislativo, ejecutivo y judicial.

Según la doctrina de la separación de poderes, redactar las leyes es tarea del poder legislativo, interpretarlas y normalizarlas es tarea del poder ejecutivo, y hacerlas cumplir es tarea del poder judicial (http://es.wikipedia.org/wiki/Poder_ejecutivo). Ahora, conectando la breve descripción anteriormente mencionada con el tema central del artículo, se podrían extraer las siguientes ideas.

En primer lugar, la función ejecutiva debe apelar al poder político que posee, es decir, a la capacidad para influir en la resolución de la tensión social que se está generando en el espacio público, pero lamentablemente no lo hace. Al enfrentarse a temas políticos que generan considerables enfrentamientos en la sociedad, tales como los que se han generado por la legitimidad del matrimonio homosexual o el aborto, los políticos buscan evadir el “problema”, porque para ellos eso es, con el fin de no exponerse a un desacredito tanto de imagen social como de alianzas políticas. Pongámonos en el caso hipotético donde la UDI (Unión Demócrata Independiente) interpela para que el matrimonio homosexual sea aprobado ¿Qué ocurriría? Se desataría un caos total tanto en la política como en los estratos altos de nuestra sociedad y aquel partido político recibiría repudio total por lo que hizo, entonces es aquí donde surge la pregunta ¿Es la política una instancia para atender las necesidades sociales de nuestro país o es simplemente un medio para acceder a la farándula?

En segundo lugar, el poder judicial tiene como función hacer cumplir las leyes dictadas, interpeladas y normalizadas por las otras dos facultades estatales. Según esta descripción, la función judicial cumple las leyes, es decir, actúa o se rige bajo normas de convivencia tradicionales, hasta históricas. Estas pautas de cómo interactuar en el espacio público han sido elaboradas en determinados contextos y muchas se han mantenido en el tiempo, han sido imitadas de otras naciones o influenciadas por la religión, entonces ¿cómo la justicia puede atender los asuntos sociales modernos basándose en leyes arcaicas? Y, por otro lado, si quienes están encargados de apelar por la creación y aprobación de nuevas leyes, le delegan el poder político a quienes tienen el rol de hacer cumplir estas normas de convivencia, entonces se va a dar paso a un ciclo constante donde va a haber “más de lo mismo”, es decir, más demandas y conflictos sociales atendidos por las mismas leyes. Es en este punto donde puede haber peligro porque, por un lado, al surgir nuevas peticiones y al aumentar las tensiones sociales por el enfrentamiento de desigualdades y, por el otro lado, al mantener el mismo repertorio de leyes, la gente va a notar que el gobierno, al cual eligieron democráticamente, no está haciendo nada por evitar o disminuir los niveles de tensión social y esto puede derivar en protestas o, en el peor de los casos, un golpe de Estado.

En resumen, creo que las tres facultades estatales deben trabajar en conjunto y no delegar las funciones de una a otra. Este es el único método para que los problemas sociales sean atendidos de la mejor manera y para que se le puedan dar una solución óptima. Por otro lado, los políticos deben ser personas que no busquen imagen o engrandecerse, deben ser personas que estén dispuestos a enfrentarse a lo tradicional, de atreverse a dar un paso al cambio y no tener miedo al “qué dirán”, lo cual está muy presente en nuestra sociedad.