Archivo

Posts Tagged ‘despolitización’

Crisis de Despolitización

octubre 18, 2010 Deja un comentario

Hoy  en día existe una sucesión de crisis, ya sea financiera, política, o cultural, que   no están siendo enfrentadas por los  estados. Estos  no se atreven a afrontarlas ya sea por falta de poder político o miedo a perderlo , por falta de ideas,  escasez de compromiso de organizaciones sociales,  mala relación con el Banco Central o simplemente producto de  la incapacidad  del gobierno para definir un nuevo modelo de desarrollo y crecimiento. Es decir,  producto de querer mantener el poder o realmente poder efectuar los cambios en razón de enfrentar la crisis. Pero, ¿Por qué es tan importante que el estado tome las riendas del asunto?

Estamos en un mundo  globalizado, donde existe una  creciente comunicación e interdependencia entre los distintos países. Por ende, hoy en día estamos enfrentados a mas conflictos, apareciendo nuevos temas y tensiones sociales, lo que nos lleva a  encontrarnos aun más expuestos a enfrentar  crisis, por lo tanto es un tema que no se puede dejar pasar y los estados tienen que intervenir para lograr proteger nuestro recursos ante cualquier intento de presión por parte de las otras naciones, buscando  un orden social, el bien común  y una identificación con lo nacional. Tenemos el caso de Europa y Estados Unidos, quienes están  desconociendo el potencial crecimiento que está llevando a cabo China en las últimas dos décadas, lo que  los podría llegar a afectar como potencias mundiales.

Esta  Incapacidad de los gobiernos para enfrentar las crisis,  los lleva a diversos problemas políticos, sociales y culturales, provocando; aumento de desempleo, disminución de demanda,  por ende un retroceso del trabajo con respecto al capital en el reparto del producto nacional y aumento de  las desigualdades sociales, por lo que lleva a frenar la redistribución de ingresos. Por otro lado , existen política sociales difíciles de sostener como es la salud y la jubilación , las cuales llevan a  aumentar  la deuda pública y déficit fiscal  , lo que  implicara  una reducción del nivel de vida de las próximas generaciones, llevando a una política de “austeridad”, es decir, los gobiernos son llamado a reducir sus gastos sociales. Estas son causas de una crisis, pero a la vez son consecuencias del “silencio general”. Por ende una solución a la crisis seria una política económica equilibrada o  una búsqueda de redistribución de ingresos. Sin embargo, esto no se lleva a cabo ya que  la concentración de las rentas y de la propiedad están influenciadas por los gobiernos.

Sin embargo, una de las justificaciones para  que los estados no intervengan ante una situación de crisis, es que esta intervención puede llevar a una crisis mayor,  creando mayores problemas económicos,  sociales o políticos en el mediano o largo plazo.

En conclusión,  no le encuentro sentido a este “silencio general “ya que estamos frente a una crisis de despolitización, donde el estado mínimo no está actuando, no existe movilización popular ni conciencia de lo que viene, ya que esta falta de acción  está llevando a que la crisis aumente y se profundice con el tiempo. Por ende,  se tiene que aterrizar de este esquema que no es real para no tener que esperar hasta cuando ya sea tarde.

 

Links:

http://coop57.blogspot.com/2010/09/el-estado-y-la-crisis.html

http://www.eumed.net/cursecon/economistas/textos/ferrer-global.htm

http://coop57.blogspot.com/2010/09/de-lo-que-no-se-habla-sobre-la-crisis.html

 

 

Una cuestión de valores

agosto 27, 2010 Deja un comentario

El poder político es legitimado en diferentes fuentes, cuando nuestros representantes toman decisiones, a nuestro parecer, equivocadas pueden perderlo por este hecho, por ejemplo,  al no ser elegidos nuevamente. Es por esto que son tan cautelosos a la hora de ser parte de decisiones vinculantes en temas controversiales.

Supuestamente, ellos están encargados de velar por todos los habitantes de la nación, ser “la voz del pueblo” y legislar basados en esto. Por eso los elegimos y confiamos en ellos, hasta cierto punto.

La política y sus actores han perdido mucha credibilidad a lo largo de los años, se les relaciona rápidamente con corrupción, mentiras y en engaños esto es, porque sus acciones han ido lapidando su reputación y ha marcado a todas las generaciones de políticos que han venido después, simplemente porque han continuado con sus prácticas.

Me parece que nos encontramos frente a un problema de valores, ya que alguna vez el fin de la política fue buscar el bien común, pero en una sociedad tan competitiva como la actual, es muy difícil no ser individualista y velar por cada uno. Esto nos ha traído como consecuencia que, a pesar de que nuestros representantes deberían hacer exactamente eso, representarnos, en las situaciones más importantes sus valores personales están por sobre los del pueblo. Por eso, cuando se encuentran frente a temas controversiales que no quieren discutir, los intentan despolitizar, quitándoles importancia y sacándolos de la palestra por miedo a perder su poder. En algún punto son debatidos pero es difícil que se haga de forma expedita, pueden pasar años y los proyectos de ley siguen en trámite. Un ejemplo para esto es la bien conocida ley de divorcio, que demoró diez años en ser despachada. Durante su tramitación, fue politizada y despolitizada continuamente. Comenzó el 28 de noviembre de 1995 y fue reanudada el 6 enero de 2004 para finalizar el 11 de marzo del mismo año, después de haber estado retenida ocho años en el Senado. Luego se llevo a cabo su promulgación y puesta en vigencia.

Seguramente, durante este largo tiempo, el poder judicial se vio en diferentes encrucijadas por la falta de una ley que los respaldara en temas relacionados al matrimonio, siendo los propios jueces los encargados de tomar decisiones basados en criterios propios. No puede ser posible esta situación ya que la sentencia de un juicio estaría determinada casi completamente por el magistrado de turno.

La idea de que existan tres poderes del  Estado es que se complementen y cumplan sus tareas para facilitar el trabajo. En este caso, si no cumple el poder legislativo difícilmente lo podrá realizar a cabalidad el judicial.

Javiera Villela

Información sobre la ley de divorcio en:

http://abogadostodofamilia.cl/divorcio.html

Responsabilidad judicial

Está claro que con la política no se busca una “solución” para los conflictos, sino que lo que se procura es reducir el riesgo de desintegración social, ya que la política es sobre todo constructora de sociedad.[1] Pero que sucede con las leyes que no son claras y su resolución queda en mano de los jueces?, ya que como sabemos las leyes se hacen en base a los valores de un país, es por eso que cada país tiene su propia constitución.

Por lo que en el momento en que despolitizamos ciertos temas dejándolos en manos de jueces, estamos acaso preocupándonos por los valores que estas personas tienen?  Porque sabemos lo difícil que es abstraerse de lo que uno cree, por lo que, como esperamos que ellos dejen de ser subjetivos ante temas tan controversiales como el aborto, la eutanasia, etcétera? Y que mas encima tengan que fallar a favor a algo, siendo que su responsabilidad nunca debiera haber llegado así de lejos.

Estamos constituyendo un gobierno judicial, como dice don Andrés Amunategui, lo cual no beneficia a nadie, debido a que al despolitizar temas estamos dejando la percepción social del tema de lado. Además dejamos de ser actores políticos[2], ya que todo el escenario lo toman los jueces obteniendo así más poder político[3] del que, según mi opinión, debieran tener.

Como dice Don  Lucas sierra  “ Sobre los jueces se ha descargado una responsabilidad que no les pertenece, pues, antes que nada, es política…” con esta frase queda claro que este tema no es algo nuevo, sino que viene sucediendo desde hace aproximadamente 30 años atrás, ya que también agrega que “ Quienes moldearon la república, inflamados por los ideales de la democracia y su regla de mayoría, vieron en los jueces una proyección de la monarquía…” lo cual señala a los jueces como un mal necesario.

Pero como en todos los temas siempre hay una postura contraria la cual se sustenta en que sin los jueces y su poder político, no podríamos llegar a un orden. Ya que son ellos los que, bajo su punto de vista, dictan lo justo de lo injusto, lo correcto de lo incorrecto, lo cual nos puede beneficiar o perjudicar pero en este ejemplo nos beneficiaria no solo como personas sino también como país, como chilenos. Es el tema marítimo, en el cual se está tratando de convencer a los jueces de la Haya para que los  convenios pesqueros firmados  por Ecuador, Perú y Chile en 1952 y 1954 sean vistos como ” tratados”  que fijan los límites marítimos y, hacer que los jueces vean y rescaten el “verdadero sentido” de los tratados.

Es en un tema así donde se ve la importancia de jueces, y su punto de vista, ya que al convencerlos se podría terminar con un tema que ha causado tanta controversia entre países y ha hecho que en cada reunión con los respectivos presidentes se toque el tema, siendo que hay otros temas que para muchos chilenos tienen más relevancia respecto a la política contingente.

Pero como se ha mencionado antes,  darle tanto poder político a un juez, vale la pena? A pesar de que buenas cosas salgan de ello, éstas son equivalentes a todas las otras que se coaccionan? Tema que sería bueno que se politizara[4].


[1] Josep M. Vallés: ciencia política, una introducción. Capitulo 1, Ariel.

[2] Actor político: persona que toma decisiones voluntarias.

[3] Poder político: capacidad para influir en la resolución de la tensión social.

[4] Politización: llevar temas al espacio público.

Páginas de referencia:

http://www.cepchile.cl/dms/lang_1/doc_3463.html

http://www.aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?Itemid=166&catid=26:26&id=12980:chile-pretende-convencer-a-jueces-de-la-haya&option=com_content&view=article

http://www.elciudadano.cl/2010/08/21/%C2%BFquien-es-el-juez-el-fiscal-o-la-tv/

Gabriela Garstman L.