Archivo

Posts Tagged ‘espacio público’

La confusión del espacio publico

El texto leido es un claro ejemplo de que sucede cuando se van perdiendo los limites del llamado espacio publico. El sistema de vida, economico y cultural  tipico de la cultura occidental  nos esta pasando la cuenta,  guiando la sociedad hacia un estado  de crisis, en la cual no se ha podido encontrar una salida.

Tal como se menciona en el texto esto no es un problema que se haya causado  en los últimos 15 años (en el caso de la crisis económica) sino que  es uno de los defectos de nuestra idiosincrasia. Se generan  nuevos espacios públicos, se mezclan entre ellos y posteriormente se  confunden, llevando así a una perdida del sentido social de ciertas instituciones. Esto se ve reflejado por ejemplo en el surgimiento  de figuras carismáticas  como grandes fuentes de poder político, figuras  con poco peso ideológico pero basadas en una fuerte  campaña publicitaria en la cual se realzan sus imágenes. Este tipo de figuras, que son el producto de la degeneración del sistema en el que vivimos, han ido logrando cargos cada vez mas significativos. Es por esto que  podemos ver como figuras de la talla de Hugo Chavez logran un apoyo irracional si analizamos el crecimiento venezolano en los ultimo años. Los pueblos han perdido la capacidad de diferenciar los problemas y es por ello que tambien confunden las soluciones. Los problemas tecnicos quedan a cargo  de personas que solo poseen una buena oratoria … pero ¿a que se debe esto?

Quizas la perdida de este sentido haya sido una de las fallas intrinsecas en el sistema, es logico pensar que con el crecimiento masivo del acceso a la informacion, las personas  comienzan a saltarse distintas etapas del desarrollo social. Esto lleva a que pueblos empiecen a exigir acuerdos sociales para los que aun no se encuentran listos. ¿Podria funcionar por ejemplo el sistema de compra de diarios Estadounidense en Chile? La historia propia de ese pais, que llevo a generar acuerdos sociales implicitos y explicitos  le permite hoy vivir de cierta manera (asumiendo que todos sus habitantes se rigen en base a estos codigos). Sin embargo con  el intercambio rapido de la informacion existente, paises con escaso desarrollo social y una cultura inmadura busca  vivir con los mismos status  de las grandes sociedades. Esto lleva a ciertos paises a estar siempre atrasados y nunca tranquilos con su nivel, puesto que toman los espacios publicos de otras sociedades y asumen sus soluciones para problemas con un carisma distinto.

En resumen los estados actuales no han podido manejar los problemas de intercambio de la informacion y eso ha llevado que algunos paises se vean atados siempre al apodo de “vias de desarrollo” suponiendo que siempre este se lograra por la imitacion de otros.

Etiquetas: ,

Democracia: Un desafío de todos

septiembre 29, 2010 Deja un comentario

Dentro de todo, tenemos la suerte de contar hoy en día en Chile, con Instituciones que permiten que se genere política democrática y transparente, por lo general, sin sobresaltos que nos entregan confianza y seguridad con el sistema.

Pero, ¿ Qué nos ha llevado a estar en el aquel lugar hoy día? ¿ Cómo podemos analizar las democracias fallidas en otras partes del mundo con respecto  a otros países? ¿Con respecto Chile?

Tal como plantea el autor,  existe un grado de probabilidad de que quienes asuman el poder, no sean los indicados e incluso que los mismos ciudadanos prefieran un gobierno autoritario para poner orden y estructura a un estado fallido, pero debe ser llevada a cabo por los ciudadanos a través del manifiesto de su voto ( buscando alternativas que fomenten la participación política de todos) crendo de esta forma una institución más profunda y consolidada por todos.

El contexto latinoamericano, nos señala que  durante muchos años la inestabilidad política de estados sin democracias, radican fundamentalmente en inestabilidades económicas, las posibilidades de desarrollo social y la constante irrupción militar no han permitido un desarrollo democrático pleno de cada país, lo que facilita a gobernadores a tomar decisiones políticas sin el consentimiento explicito de los ciudadanos , olividando y pasando por alto los  4  valores de la democracia:

1) la democracia implica una concepción del ser humano y de la construcción de la ciudadanía
2) la democracia es una forma de organización del poder en la sociedad, que implica la existencia y el buen funcionamiento de un Estado
3) el régimen electoral es un componente básico y fundamental de la democracia, pero la realización de elecciones no agota el significado y los alcances de aquélla y
4) la democracia latinoamericana es una experiencia histórica distintiva y singular, que debe
ser así reconocida y valorada, evaluada y desarrollada.

Por lo tanto, la capacidad de una coalición política de conservar sus permanencia en el poder y no recurrir a estados autoritarios para esto, pasa directamente por la relación mutua de información y confianza entre el elegido y los electores para afrontar decisiones de carácter político y social.

Para realizar una intertextualidad con el artículo anterior, la capacidad de De la Maza de invitar y realizar plebiscito para decidir en conjunto la instalación de un Mall en un barrio residencial, donde potencialmente la calidad de vida de las personas se puede ver afectadas y respetando esa decisión, tomar una opción, genera confianzas, simetrías y promueve la democracia.

Juan José Riffo.

Debate en torno a la legalización del matrimonio homosexual

agosto 30, 2010 59 comentarios

¡¡ATENCIÓN ESTUDIANTES!!

¿Debe legislarse sobre el matrimonio homosexual en Chile? Si es así, ¿matrimonio o unión civil? ¿Y qué decidir en torno a la adopción en parejas homosexuales? ¿Es legítimo que la población heterosexual se entrometa  en la vida privada de los homosexuales? ¿Es este un tema privado o público? ¿Estamos ante un debate entre iguales o entre des-iguales?

Dos senadores y un diputado debatirán en el auditorio de la universidad sobre este tema. Los participantes del curso también tendrán la oportunidad de debatir aquí en forma paralela y hasta las 10pm. Sus opiniones deben hacerlas como un comentario a este posteo, no como un posteo nuevo (hacer click sobre dejar un comentario).  Se entregará un incentivo de hasta 5 décimas en la prueba 1 en función de la elaboración de los argumentos que se expongan y su conexión con la materia de clases.

Un problema conocido

Extrapolando la entrada principal sobre la judicialización de los fenómenos de conflicto social, en el sentido de que a continuación procederé a hablar sobre cómo las distintas instituciones que deben generar vínculos sociales para mantener un cierto orden de la sociedad, buscando la supervivencia común (dado que el ser humano necesita, para adaptarse y desarrollarse, vivir en comunidad), delegan su labor definitoria y cohesionadora para evitar los costos políticos (podríamos llamarlos también costos de popularidad) que implica definir ciertos preceptos claves en una sociedad, definiciones valóricas que caracterizan a las personas que tienen el poder político y que parte de estas nos hace decidirnos (a los ciudadanos a pie), de si brindarles la confianza y el derecho de representarnos usando su poder para cuidar nuestros intereses.

Específicamente quiero mirar desde la siguiente problemática este conflicto social. En este post quiero hablar sobre un viejo tema muy típico en el debate moral, filosófico, político y por qué no cotidiano, el conflicto inalienable entre el espacio privado y el espacio público (o lo público y lo privado), el cual tiene mucho que ver con la dificultad descrita anteriormente. Como bien señalaba el post principal, distintas instituciones y personas buscan al Estado para que resuelva estos dilemas morales (aceptando el término “moral” como una definición de lo bueno y malo, lo aceptado y lo indeseado, lo moralmente correcto y lo moralmente incorrecto). Por consiguiente, es lógico preguntarse ¿por qué sucede aquello? Desde mi perspectiva, estamos en una sociedad donde se han perdido los grandes marcos de referencia y donde existen pocas cosas que nos unen como sociedad y además, por otra parte la globalización hace que exista una gran mezcla y diversidad de ideas, opiniones, identidades y con tal dimensión de diferencias nos vamos encantado todos los días con cosas distintas, asimismo cambiamos día a día. Por lo anterior, es mucho más difícil ponernos de acuerdo y ejecutar las buenas prácticas de la política para solucionar nuestros conflictos sociales, y paradójicamente la sociedad (a pesar de que ha empezado a dejar de regirse por esos grandes marcos transversales como el feudo, los reyes, la religión), nos exige que nos definirnos en una posición clara y generalmente por la vía de la coerción y no por la de los acuerdos. Entendida de esa forma la problemática general, la única solución es delegar nuestra decisión al mayor poder político, el Estado.

Aquí es donde surge el gran dilema. ¿Cómo podemos dejar que el Estado, organismo que representa a una mayoría y no a todos, decida por nosotros sobre nuestras convicciones personales? Sin lugar a dudas el algo complejo. ¿O que por otro lado un grupo de personas, los jueces, decidan por nosotros? Creo que por allí no es el camino correcto. ¿Acaso estamos generando buenas prácticas de convivencia social, para que todos podamos desarrollar nuestras propias visiones de qué es lo público o qué es lo privado? Aparentemente no. Y eso es algo que a largo plazo nos llevará a la desintegración social o quizás a generar mini estados, que antes eran países completos pero ahora están disgregados totalmente.

Ignacio Urbina Henríquez

Información adicional sobre conflictos entre lo privado y lo público donde la instituciones están inmiscuidas:

– http://www.theclinic.cl/2010/08/10/por-favor-sigan/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+The_Clinic+(The+Clinic)

– http://blogs.elmercurio.com/fotodeldia/2010/07/23/chilena-es-primera-pareja-gay.asp

http://blogs.elmercurio.com/fotodeldia/2010/08/13/post.asp

Es claro que en el último tiempo, se ha dado cada vez más protagonismos a los entes judiciales en temas que tenderían lógicamente a desarrollarse en el espacio público, pero según mi opinión, aunque el poder judicial es necesario como árbitro externo en los conflictos no esta calificado para dar respuesta a este tipo de debates.

En primer lugar, los temas políticos deberían resolverse en el espacio público y por las partes que se encuentran dentro del conflicto para poder llegar a una solución optima y que deje conforme a la mayoría de los involucrados por lo mismo tendrían que ser resueltos por los representantes electos democráticamente por medio de el debaten entre las partes que se opongan en el debate político  y no tendrían que ser los principales responsables de decidir sobre estos aspectos jueces externos al problemas aunque teóricamente sean muy capacitados en su área no lo están para decidir en otra ámbito tan alejado de lo judicial como es el plano político, debido a que un juez se rige por lo que dicen las leyes y no busca necesaria mente un acuerdo entre las partes ni un bienestar de la mayor parte de las personas, por otra parte, como hemos visto en clases cuando se genera un conflicto es importante que este sea regulado para que se produzca el cumplimiento por las partes y aprendimos que la forma mas normal que se de hoy en día es por medio de la arbitración de terceros en este caso y cuando hablamos de temas a nivel país es la justicia la designada como arbitro para que se produzcan los contratos necesarios para el correcto funcionamiento de lo acuerdos, por lo mismo la justicia si tiene que involucrarse en el tipo de acuerdos que se desenvuelven en el espacio publico pero no como definidor de los acuerdos finales en este ámbito sino como un mero juez que tendrá que definir si es justo, injusto o si se rige bajo las normativas actuales dentro de la sociedad en la cual se desenvuelve y no dando la solución definitiva para el problema, como se da actualmente en muchos casos sobretodo de explotación de materias primas o en la ocupación de terrenos en los cuales si se cumple que las normas legales para hacerlo se tiene el derecho para llevarlo a cavo sin importar la opinión publica en muchos de los casos solo en los que se a llegado a instancias radicales llevándolo a ser un tema país.

En conclusión, es importante que el poder judicial  se involucre dentro de los problemas que tiene que ver con  la política pero solo como un regulador y no sea el principal responsable de decidir los destinos del acontecer nacional

http://www.debate.iteso.mx/numero%2017/Articulos/Judicializaci%C3%B3n.htm

http://webs.ono.com/mizubel/judicializacion.htm

http://rubenstefani2001.wordpress.com/2010/01/03/la-estrategia-de-la-judicializacion-de-la-politica-o-la-politizacion-de-la-justicia/

Tal y como se menciona en la columna, la función que deben ejercer los jueces en ciertas  ocasiones pareciera escapar de sus facultades. Pues deben decidir sobre situaciones o cuestiones que la sociedad no ha definido aún.  Esto se deriva de un problema tanto en la comunidad como en los parlamentarios,  el evitar estos temas  supone mantenerlos en el espacio privado, restandole importancia de manera progresiva al espacio público. Esto lleva a que el poder de los políticos se vea también disminuido. Junto con esto  se va perdiendo la capacidad de acuerdos (la cual es cada vez mas necesaria y escasa)  ya que el poder político se ve disminuido y por lo tanto la preponderancia de una coalición dentro del contexto político se ve disminuida. Esto lleva a un poder de negociación menor para todos  los políticos y una menor relevancia social, dado el poder que irían tomando los jueces.

Claramente  el problema  presentado tiene un efecto nocivo a largo plazo en la función de los jueces. Esto porque son cargos no electos, entonces al tener la capacidad de decidir sobre temas  contingentes y no tener que “responder” a la ciudadanía,  pueden tomar decisiones  basados en sus creencias, valores (o falta de ellos), historia, etc.  Esto requeriría una rápida acción de la contraparte del sistema judicial.  El sistema legislativo debería tener entonces una capacidad de reacción tal que permita llegar a todos los acuerdos necesarios para no dar cabida a  un empoderamiento del poder de decisión por parte de los jueces.

Entonces dadas las condiciones antes mencionadas, la situación descrita  en la columna sobre  los jueces es nociva por diversos motivos. Ya sea por la perdida de relevancia y el empequeñecimiento del espacio publico o por el surgimiento de los jueces como personajes  con una capacidad de decisión  basada en condiciones personales, con una gran influencia sobre la sociedad y sin poder ser elegidos por esta de acuerdo a  sus ideales.

Se puede pensar que   los jueces podrían ser las personas idóneas para la correcta toma de decisiones. Puesto que son aquellos que  representan de manera concreta a las leyes y por lo tanto  si hubiera alguien que debiera decidir sobre   las cuestiones  conflictivas de la sociedad, debieran ser los jueces.  Sin embargo se estaría obviando el rol de la sociedad como principal generador de  acuerdos. Ya sea en si misma o a través de alguna de las instituciones como el parlamento. El poder de decidir sobre temas conflictivos no debe recaer en una persona, independiente de los conocimientos que este tenga, puesto que siempre queda condicionado a factores personales. La sociedad sin embargo elimina esos factores y enriquece la decisión puesto que se apoya en la cultura que la define.  Es importante rescatar también que las decisiones tomadas por el grupo siempre serán mejor aceptadas que aquellas tomadas por una persona  si es que llegara a existir un conflicto entre la decisión tomada y alguna de las partes.