Archivo

Posts Tagged ‘extradición’

Hasta qué punto nos mantenemos al margen

agosto 21, 2010 Deja un comentario

En un mundo globalizado como en el que hoy vivimos, donde la distancia no es un problema o impedimento, se deberá, con mayor razón, asegurar el debido proceso de los crímenes cometidos, sin importar en donde se encuentre aquel que los cometió.

Si bien, por un lado, quién es un país extranjero para sentenciar a un foráneo por crímenes de los cuales el no fue víctima, por otro lado, no es ético ni correcto permitirle seguir libre sin castigo alguno. En estas situaciones se recurre a la jurisdicción internacional, la extradición y la Corte Criminal Internacional como mecanismos políticos para dar la mejor solución al conflicto presente.

En el primer caso, el de Ricardo Cavallo, a primera vista, sin saber qué ocurría en Argentina en la época, no me parece del todo acertada la decisión de extraditarlo a España para procesarlo por crímenes cometidos en otro país. Después de todo, quiénes son los españoles para decidir cómo castigar a un persona que cometió crímenes en otro país bajo probablemente otras leyes.  Siguiendo la lógica, según estas leyes se debería enjuiciar a esta persona. Sin embargo, tras una breve revisión superficial de la historia de Argentina durante la época, logro comprender la decisión que tomó el Ministro de Asuntos Exteriores de México de esa época. Nuestros vecinos se encontraban, al igual que otros países de la región, bajo un gobierno dictatorial, en el cual el secuestro y la tortura eran sistemáticos. Probablemente los crímenes por los cuales se condenaba a Ricardo eran cosa de todos los días y claramente no serían una prioridad ni serian adecuadamente procesados.

En el segundo caso, nos vemos ante una situación en que la extradición o el procesamiento de la persona no es tan fácil. El poder político asociado al actor que se desea procesar no permite hacerlo sin causar más daño a otros.  Sin embargo, la Corte Criminal Internacional deberá continuar asegurando que nadie esté sobre la ley. Si bien ha procesado a importantes actores políticos, su deber es continuar haciéndolo de manera ejemplificadora, de lo contrario su poder podría decaer rápidamente. El Consejo de Seguridad no puede dejar ser manipulado por autoridades, que a punta de amenazas de causar mayor daño, lo mantienen al margen. Si bien lo que sucede en Sudán hace muy difícil un actuar rápido de la Corte, hasta qué punto estamos dispuestos a permitir que sigan ocurriendo brutalidades de las cuales se tiene plena conciencia.

Leer más…

Anuncios

¿Estaremos preparados para la justicia?

Con las palabras de Jorge Castañeda queda mas que claro la importancia que esta teniendo actualmente el tema de la justicia y la relevancia que esta teniendo la politica dentro de ella, debido a que son finalmente los politicos los que deben empatizar con la gente y toman las decisiones por ellas, generando la justicia que tanto se desea, debido a que fueron elegidos por la misma comunidad para que desempeñen ese papel.
Como definimos en clases, la politica es un mecanismo de generación de vínculo en un grupo social mediante acciones voluntarias sujetas a valores o fines, donde los mecanismos son los que generan el orden y que baje la tensión para poder así solucionar las desigualdades dentro del sistema. Claramente Jorge Castañeda muestra como él, cuando se desempeño en su cargo como Ministro de Asuntos Exteriores de México, buscó los mejores mecanismos que estaban a su alcanze para poder generar o acercar la igualdad que tanto se desea, y donde el  fue precursor de la extradición, para que todos fueran juzgados como iguales.

Pero, ¿Todo este cambio que se esta intentando generar, con la extradición y la Corte Internacional de Justicia, será realmente efectiva? ¿Se estarán logrando los cambios necesarios para no volver atrás o quedar estancados?

Lo que esta pasando, es que dentro de los mismos paises donde se lucha contra la torturas, genocidios, injusticias o abuso del poder, se intenta proteger a los politicos de mas alto rango, los dejan impunes o alargar el proceso lo mas posible, como es el caso de Al Bashir que fue acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad cometidos contra la población negra de Darfur por los janjaweed, milicias árabes apoyadas por él, a quien protegieron hasta que pudieron.

Por casos como este, es que el Consejo Internacional de Justicia está intentando que se evite esto, y lo hace con la extradición, que es cuando una persona es acusada por algún delito en un país y es detenida en otro y enjuiciada para que cumpla con lo impuesto. Todo es para que finalmente, cada persona sea enjuiciada como corresponde, que no se hagan diferencias con nadie; ni por su raza, cultura, ni color.

Por eso creo que nos debemos preguntar si globalmente estamos preparados y lo suficientemente maduros para la extradición; que realmente se genere la justicia que tanto se esta buscando, y si los políticos actuales y las instituciones tienen realmente el poder político para poder para influir en las resoluciones finales.

Lo que hay que saber evitar son que los estados fallen; que no hayan más guerras civiles, desigualdades ni conflictos sociales, y menos abuso del poder, ya que es lo que finalmente genera las injusticias, que trae consigo consecuencias tan trágicas como la muerte de millones de personas.

http://translate.google.cl/translate?hl=es&langpair=en|es&u=http://www.amnesty.org/en/international-justice/issues/universal-jurisdictio
http://elmicroscopio20minutos.wordpress.com/tag/corte-internacional-de-justicia/

Etiquetas: , ,

La aplicación objetiva,absoluta e imparcial de la ley

agosto 19, 2010 Deja un comentario

Después de  haber leído el texto coincido en gran parte con el autor, como por ejemplo en el hecho de extraditar a delincuentes que pudiesen tener un juicio poco objetivo en sus países de origen, en relación a la aplicación de la ley, a otros países en donde la ley realmente esté sobre dichas personas y se castiguen sus crímenes de acuerdo a una legislación que no se vea influida por la importancia o poder de quien se juzgue.

En contra de lo que dice el autor del texto y la extradición propiamente tal, se podría decir que muchos países podrían tratar de “aprovecharse” para pedir extradición de muchos y diversos delincuentes,  pero cuyos crímenes tal vez no alcanzarían a entrar en la categoría de delitos que pudiesen ameritar extradición. Entonces para poder discriminar y determinar que crímenes son los que podrían ser objeto de solicitud de extradición y ser juzgados acorde a derecho internacional, se debería establecer un tribunal especializado con representantes de diversos países que analicen los casos, el contexto y situación sociopolítica de los países involucrados, la razón de por qué se pide extradición y que finalmente ,ya habiendo estudiado rigurosamente los casos, se determine cuales son aquellos que entrarían a la categoría de crímenes que merezcan extradición y actuación del derecho internacional(jurisdicción universal).

A mi parecer es muy positivo tener un derecho internacional que actué como jurisdicción universal, ya que, muchas veces se da la posibilidad que crímenes sumamente delicados en relación a la violación de derechos humanos y de índole político, pudiesen quedar impunes por el hecho de la importancia, poder e influencias de quien se está juzgando, o por la coacción e influencias de terceras personas. Por lo tanto, tener una jurisdicción universal, internacional y neutral sería absolutamente favorable para poder mantener la ley por sobre todos y que esta se aplique objetiva e imparcialmente; asegurando proporcionalidad entre delito y pena, y garantizando el castigo a los criminales.

También veo en la aplicación del derecho internacional y la extradición , intrínsecamente, un cierto tipo de “llamado de atención” para que la legislación de los países mejore y se vuelva mas rígida y estricta, con el fin de ir perfeccionándola para que después ellos mismos puedan juzgar a sus propios “grandes criminales” y sus delitos no queden en impunidad.  Yo lo observo como la motivación para generar una competencia entre los distintos países por mejorar su legislación y así entregarles seguridad a sus habitantes, mejorar la imagen del Estado y generar representatividad de los habitantes con este. También está presente la motivación de aumentar el prestigio internacional y mostrar seriedad, responsabilidad y rigidez, expresadas a través de la correcta resolución de sentencias en relación a importantes crímenes.

Por lo tanto desde mi punto de vista, considero favorable que se puedan extraditar delincuentes con crímenes importantes ,como violación de los derechos humanos, y se les pueda juzgar acorde a un derecho internacional que garantice la aplicación imparcial y objetiva de la ley, y que sirva para demostrarle al mundo entero que ningún criminal podrá quedar en impunidad y que la ley siempre debe sobreponerse a los individuos para cumplir con el objetivo de una política sana ,que es mantener e ir fortaleciendo el orden.

alumno: Felipe Rojas.

Extradición: ¿Solución o abuso?

agosto 19, 2010 Deja un comentario

La proposición de un universalismo del Derecho, algo asi como actualmente denominamos como el Derecho Internacional, va en contra de mi opinión personal. En principio, el autor señala que la idea del Derecho Internacional es la de reprimir a aquellas personas que cometieron delitos graves, y que no han sido juzgadas en su país de origen. En principio, guiado más bien por una cuestión moral más que racional, podría estar de acuerdo con el hecho de castigar a aquellas personas que han realizado “atrocidades” en el mundo, independientemente del país en el que estén. Pues bien, al fin y al cabo, la extradición de un criminal debe (y lo está) ser aceptada sólo si realmente esa persona lo es. Ahora bien, pongo comillas a la palabra atrocidades porque, desde mi punto de vista, estos tipos de crímenes, como los de Darfur, han ocurrido por siempre a lo largo de la historia. Yo soy partidario de que cada nación, cada sociedad debe de pasar por varios procesos para poder llegar a ser una sociedad fuerte y civilizada, incluso si eso lleva a la aniquilación de los miembros de la misma. Un ejemplo de lo anterior fue Chile al momento de independizarse el cual tuvo que luchar varias décadas para llegar a una estructura sólida de gobierno. Tal como el curso lo ha señalado, para que exista orden debe de existir actores políticos que ejerzan poder. Pues bien, en este caso de Darfur, los actores políticos están motivados por varios intereses, y la verdad, que de poder no tienen nada, y para llegar a obtenerlo que mejor que la lucha de los que sí realmente quieren el poder (de llegar a un orden) contra los que vendrían a ser “actores políticos” (militares). Entonces, ninguna nación, ninguna sociedad o grupo de estados externos debe de entrometerse en los asuntos internos de cada país, como lo han hecho varias potencias mundiales. Si por ejemplo, Argentina no pudo llegar a procesar al general que fue extraditado a un país tercero, entonces, mala suerte. La intromisión llega a aproblemar aún más las diferentes situaciones de una nación. A mi interpretar, don Jorge Castañeda busca promover un Derecho Internacional, que permita a todo ser humano que halla cometido un crimen, ser juzgado en cualquier parte del mundo, pues bien, puedo decirle que eso, que permitiría una cierta “justicia”, a su vez, traería problemas, porque ¿Qué ocurriría en el caso en que, por ejemplo como sucedió en Chile, asumiera un gobierno por golpe de Estado o que fuera un gobierno despótico, y este mismo, pidiera la extradición de personas contrarias a la ideología gobierno (políticos, no guerrilleros)? A mi punto de vista, si no acercaramos a lo que tanto vela el señor Castañeda, es que podría provocar un abuso. Un poder estatal podría tratar hasta lo imposible de obtener una extradición. Una persona de la que se presume ser culpable, sería enjuiciada en cualquier país, pues bien, esto es grave porque cualquier persona que fuera inocente llegase un día a ser extraditado de manera totalitaria. El libre designio de culpar a personas, independiente de donde se encuentren, conllevaría a que naciones como Estados Unidos, el cual tiene uno de los más altos indices de personas en la carcel (promediado con la población civil), tuviera una alta cantidad de casos que fueron enjuiciados de manera inocente.