Archivo

Posts Tagged ‘igualdad’

¿Qué Está Ofreciendo el Mercado?

octubre 25, 2010 Deja un comentario

La democracia ha sido hasta hoy el mecanismo más reconocido para regular e institucionalizar los conflictos sociales.  Se adapta a la necesidad de igualdad de la sociedad moderna, esta necesidad de ser escuchada y aportar en el debate público: en otras palabras, da la oportunidad de participar. Y aun con este espacio de participación ha sido capaz de mantener el orden dentro de las diferencias de opinión de los individuos, y lograr llegar a un acuerdo común que no siempre los beneficia a todos.

Parte del cómo logra esto radica en la confianza que las personas han depositado en ella, en sus procedimientos e implementación. Es capaz de llegar a un consenso entre diversos temas dentro de la sociedad por la legitimidad que los ciudadanos le otorgan. Al momento de las elecciones, la democracia es la salida para elegir al “soberano” sin acudir a las armas. Las personas han aceptado defender sus intereses de una forma pacífica, y participar de la política como mejor medio para aumentar su libertad.

Pero en este último tiempo la capacidad de opinar ha sido drásticamente reducida. Las personas propuestas para ser representes del pueblo han disminuido y con ello su libertad. Los responsables por proveer un candidato han pasado a ser los partidos políticos, los cuales no solo han disminuido con el tiempo, sino que no han evolucionado junto con la sociedad. Encarnan ideologías pasadas, que llevan consigo una historia, la cual repercute emocionalmente en la sociedad, y no logran englobar la necesidad de las personas que en el día de hoy han cambiado su visión gracias a la fuerte globalización. Siendo este el escenario, ser parte del proceso electoral ha pasado de ser una oportunidad, a ser una desilusión.

Tal como lo dice el autor, la democracia requiere de tiempo y en nuestra sociedad no estamos dispuestos a esperarlo. Existe un desencantamiento por parte de la ciudadanía hacia los agentes políticos electos ya que, no han entregado lo que ellos esperaban, no han encarnado sus opiniones ni tampoco han llevado al espacio público sus intereses. Por ello la participación ha disminuido, pues el costo de entregar mi voluntad a un tercero ha aumentado. Esta reducción en la participación debe ser una alerta para los agentes políticos, ya que su legitimidad comienza a disminuir, su mayor canal validación está cayendo y con ello su poder para influir y tomar decisiones sin recurrir a la violencia.

No creo que cambiar el mecanismo sea la mejor opción en este tiempo, pero es necesario que evolucione hacia los intereses de la sociedad. Tal como dice el autor, los actores políticos y el electorado se han distanciado y esto, debe ser lo primero en revertirse para devolver la confianza de las personas al sistema político. Debe volver a identificar a los individuos y encantar a los desilusionados, debe volver a abrir verdaderos espacio donde las personas puedan velar por sus intereses y no solo adaptarse a lo que el mercado está ofreciendo.

 

Anuncios

La democracia efectiva

septiembre 29, 2010 Deja un comentario

Durante lo largo de la historia la humanidad ha pasado por diversas formas de gobernar pasando por imperios, monarquías, tiranías entre otras. Hace ya un par de décadas, sobre todo aquí en Latinoamérica sufrimos de las dictaduras. Muchos países como Argentina, Bolivia, México, Panamá y Chile pasaron por este tipo de gobierno y todos tuvieron la misma conclusión al finalizar estos periodos, la democracia es la mejor forma de gobernar.

En la democracia el pueblo es quien tiene la voz de mando, ellos son los encargados de elegir a sus representantes, y de manera directa o indirecta, eligen las leyes que los regirán a todos por igual. Cada miembro de la sociedad es libre y tiene derecho a expresarse.

En la práctica las leyes no siempre son dictadas por la voz popular, y lo que peor, favorecen solo a una parte de la sociedad. Este hecho implica una categorización de personas, poniéndolas en categorías distintas. Unas sobre otras. El imperio de la ley nos entrega un marco regulatorio por el cual regirnos, pero este posee distintos resquicios y espacios vulnerables que permiten que estas irregularidades se produzcan. El poder político entregado por el pueblo a algunos personajes es usado en algunos casos para ser inmunes a los efectos de la ley. Estas elites aprovechan esta condición y eluden la ley o la vuelcan a su conveniencia.

La democracia se sustenta sobre la base de que todos somos iguales ante la ley, hasta las autoridades se jactan de decírnoslo. No obstante, ocurre todo lo contrario, desde un comienzo que hemos sido diferentes ante esta. Es una cruda realidad que hay que enfrentar lo antes posible. Cada día estas diferencias se acrecientan, lo que puede tener consecuencias insospechadas.

Es necesario que el imperio de la ley que haga efectivo, que realmente regule, fiscalice y lo más importante, todos estemos bajo los mismos parámetros, en igual de condiciones frente a la ley. Es necesario que la voz de la gente no solo sea escuchada en las votaciones de los actores políticos, sino también que se actúe en relación a la palabra del pueblo. Se deben crear espacios para el debate y la discusión pública. El estado debe velar por escuchar y actuar, concretando medidas acordes a estas situaciones.

Como afirma Ralf Dahrendorf otro punto importante es el conocimiento e información que posee la población. Muchas veces se pasa a llevar a la gente porque ellos mismos no están en conocimiento de situaciones que para ellas parecen lejanas, pero no lo son. Esto se debe a que tuvieron una educación deficiente o simplemente no la tuvieron.

Es responsabilidad de cada uno de nosotros hacer que el imperio de la ley sea efectivo para todos. Que nadie quede impune de sus actos ilícitos y todos nos rijamos por las leyes que comúnmente elegimos.

http://www.unep.org/ourplanet/imgversn/153/spanish/annan.html

http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=214236

http://www.eumed.net/libros/2008a/381/LA%20NACION%20Y%20EL%20IMPERIO%20DE%20LA%20LEY.htm

Etiquetas: ,

Democracia: Igualdad etérea.

septiembre 27, 2010 Deja un comentario

La democracia es, por excelencia, el sistema político del mundo actual. Vemos cómo este sistema político se transformó en la gran solución para prácticamente todos los problemas que encontramos en el espacio público. Este, es un sistema que mantiene a todos los miembros, interesados en la participación en la sociedad o no, vinculados con las decisiones que se toman y no sólo con el problema en sí.

Pero, todo esto tiene directa relación con la comodidad con la que hoy en día, o hasta hoy al menos, se mueve la sociedad. La democracia es un sistema relativamente cómodo, ya que entrega a unos pocos el poder de decidir y definir todos los pasos a seguir dentro de una sociedad, y limitando indirectamente la igualdad que plantea dentro de sus principios fundamentales. Es justamente este punto al que, considerando lo planteado por Dahrendorf en “Democracia sin Demócratas”, haré alusión, ya que la democracia no presenta problemas en su fondo, sino en la forma.

La democracia manifiesta en sí misma la inconsistencia de la igualdad que plantea. Vemos como, en las recientes elecciones parlamentarias en Venezuela, la libertad que la democracia le entregó a Hugo Chávez fue utilizada por él mismo para realizar un “golpe antidemocrácito” sobre su propia Constitución, redefiniendo las reglas del juego al modificar la asignación de plazas por distrito [1]. Este, es un claro acto que atenta contra la democracia existente en Venezuela, donde vemos como el Presidente de dicho país modifica la ley existente con el único objetivo de asegurar la mayoría en el poder legislativo para su partido. Con este caso, muchas dudas sobre la democracia son las que nos podríamos plantear: ¿Será justo que el Presidente de la República tenga tales atribuciones? ¿Está la gente de acuerdo con dicha condición, otrogada años atrás y por el mismo Chávez? ¿Justifican este tipo de actos, los intentos de atentar contra el gobierno venezolano?

Otro ejemplo donde la democracia falla, es el Sistema Binominal [2] que aquí en Chile utilizamos. Dicho sistema, limita a los partidos y coaliciones políticas a varios escenarios que no van de la mano con la democracia en su esencia más pura. Un claro ejemplo es lo ocurrido con el ex Presidente Ricardo Lagos, quien cuando se presentó como candidato a Senador por la Circunscripción 7 (Santiago Poniente) en el año 1989, quedó fuera pese a ser la segunda mayoría entre todos los candidatos, ya que como coalición (Concertación) no doblaron en votos a la Alianza por Chile, siendo Jaime Guzmán, con 13 puntos porcentuales menos, quien tomaría el cargo [3].

Pero este no es el único problema de nuestro sistema, ya que obliga indirectamente a la conformación de coaliciones, al fijar como requisito para ser electos el que la lista obtenga mayoría antes que el candidato. Este ha sido el eterno problema que ha tenido el Partido Comunista, quienes cuentan con aproximadamente un 5% de la población nacional que se declara, mediante el voto, simpatizante de dicho partido, pero a lo largo de la historia de nuestro Sistema Binominal ha tenido contadas participaciones en el Congreso.

Rodrigo Márquez

[1]: http://www.revistademocracia.com/politica/elecciones-parlamentarias-en-venezuela

[2]: http://www.expansiva.org/columnas/detalle.tpl?idcolumna=03022005132342

[3]: http://www.elecciones.gov.cl/SitioHistorico/index1989_sena.htm

La democracia y el cumplimiento de las leyes por igual

septiembre 27, 2010 Deja un comentario

Luego de haber leído el texto “Democracia sin demócratas” por Ralf Dahrendorf, podemos darnos cuenta de que se esta politizando fuertemente el tema sobre la democracia, ya que vemos cómo se ha dado pie para debatir y desarrollar este nuevo tema que involucra literalmente a toda la sociedad y a cada uno de los civiles que les interesa ser representados por alguien a quien realmente le depositarían toda su confianza.
En mi opinión creo que es un tema de vital importancia ya que por ley, debe haber alguien como autoridad que rija y mantenga el orden de la sociedad, y para elegir a nuestro representante es muy importante que todos y cada uno de nuestros pares se manifieste y aporte con su voz y voto para así ser parte de la opinión pública y ejercer su derecho de ciudadano como votante y parte del entorno o país al cual pertenece.

De lo anteriormente señalado podríamos llegar a la pregunta del texto ¿qué pasa si la gente “errada” resulta electa?, la cual deja sin profundidad lo señalado por el filósofo Karl Popper, quien da como definición de democracia a “un modo de sacar a quienes están en el poder sin derramamiento de sangre”. La verdad es que personalmente no tengo la respuesta más clara y completa hacia esta pregunta, pero sí me convenzo aun mas de lo importantísimo que puede llegar a ser de que todos y cada uno de los ciudadanos se manifieste y ejerza su voto, ya que así nuestro representante llegara al cargo por medio de la democracia y de la “voz de todo el pueblo” y no solo de algunos, evitando así el error de haber sido electa la persona incorrecta, ya que si todos los ciudadanos votan, no puede salir elegida la persona errada. Sin embargo todo esto nos lleva a concluir de que la democracia no se trata solamente de elecciones, sino que también de la participación de todo el pueblo y la acción de estos, que lo podemos ver en el ejemplo de John Stuart Mill quien consideraba la “nacionalidad”, una sociedad cohesiva dentro de fronteras nacionales, como una precondición para la democracia.

Haciendo alusión a lo que dice el texto sobre que hoy en día la democracia tiene que significar “democracia más algo”, siento que de alguna manera nos quiere hacer sentir partícipes a todos y cada uno de los ciudadanos como parte de un entorno donde todos somos iguales y estamos bajo las mismas condiciones para ser escuchados y hacer valer nuestro voto con el mismo valor que el del resto de la sociedad, lo que a mi juicio va directamente relacionado con lo que se dice sobre el “imperio de la ley” ya que si estamos en una sociedad de igualdad para todos, la seguridad que da la democracia con respecto al valor del voto para todos por igual debe ser al mismo tiempo igualitaria con las leyes aplicables para toda la sociedad. Por lo que concuerdo completamente con el texto en la alusión a que ese “más algo” son las leyes y su cumplimiento por igual, ya que para mantener el orden social independiente de si se apoya o no al representante electo por la sociedad, las leyes deben ser respetadas por todos por igual.

Temas relacionados:

http://concurso.cnice.mec.es/cnice2006/material003/Trabajos/DemocraciaD/Irene%20Web/leyes_de_la_democracia.htm

http://www.corazones.org/diccionario/democracia.htm

Entregando el poder.

agosto 27, 2010 Deja un comentario

 

Durante los últimos años, el ser humano ah luchado incesantemente por la igualdad. Igualdad de género, raza, estatus social, etc. Alcanzar esta equidad, ha provocado que perdamos la noción de quién posee el poder, quién es el que manda en la relación. Antiguamente un esclavo obedecía ciegamente a su amo, hoy en día los trabajadores tienen tantos, o incluso más, derechos que sus empleadores. Esta distorsión de la posesión del poder, nos lleva a la búsqueda de otros medios para lograr un orden entre iguales.

Son variados los métodos que se han usado a través de los años para controlar los acuerdos, y lograr que estos se lleven a cabo. Desde lo más brutales y violentos. Hasta los casos más civilizados, donde la pura confianza en el otro basta. Lamentablemente,

vivimos en un mundo en donde muchas veces las injusticias, corrupción y tratos que quedan sin cumplir, son pan de cada día. Por lo mismo la sociedad ha buscado distintas alternativas para lograr que dichos acuerdos se lleven a cabo de la manera más civilizada.

Es en ese momento, es cuando aparece un tercero, al que delegamos voluntariamente el poder sobre la relación de dos personas. Este tercero tiene la facultad de regular que el compromiso se cumpla, y castigar al miembro que no cumpla con su parte.

 Este “tercero” no es solo una persona que nosotros elegimos porque creemos capas de manejar correctamente ese poder, debemos tener en consideración que ese tercero es una persona que cree en sus propias capacidades y  se cree capas de tomar  importantes decisiones, sobretodo, tiene seguridad de que sabrá manejar ese poder. Es decir, no cualquier persona estaría dispuesta a ocupar ese papel. No todos estamos dispuestos a tomar decisiones difíciles, en momentos complicados y mucho menos bajo presión. Sobretodo, no todos estamos dispuestos regular relaciones de terceros, ni de castigar o sancionar, sea de la forma que sea (en mucho casos tomando una decisión tan importante como una pena de muerte), a nadie. Aquellos “terceros” a los que voluntariamente cedemos el poder sobre aquellas decisiones que nosotros no somos capaces de tomar, son personas que están dispuestas y muchas veces mejor preparadas para tomar aquellas decisiones. A pesar de todo, simplemente son personas, al igual que tú, al igual que yo, al igual que todos. Han vivido cosas, han sentido cosas. Creen, piensan, sufren, como todos los seres humanos. La única diferencia es que ellos están dispuestos a tomar decisiones. Por lo tanto tampoco podemos esperar, que dejen de ser personas, que dejen de creer, de pensar y de sentir cada vez que tomen alguna. Simplemente tenemos que aceptar, que dos personas no fueron capaces de regular su relación, ni de llegar a algún acuerdo y necesitaron de un tercero, persona al igual que ellos,  para resolver su conflicto.

Es aquí donde hago la relación con el texto que acabo de leer. Todos aquellos jueces, que muchas veces tienen un aire de dioses, capaces de decidir hasta en el detalle más mínimo de las vidas de muchas personas, no son más que personas a las que voluntariamente les cedimos el poder de decisión. Más aun, son personas que alguna vez creyeron que eran capaces de ayudar a otras, tomando decisiones que muchos no eran capaces de tomar. Pero hoy, muchas veces se olvidan de la parte de ayudar, y simplemente retienen en sus cabezas la parte del poder. Pero en realidad fuimos nosotros los que entregamos a aquellas personas, los jueces, el poder.

Personalmente, si creo que muchas veces puede llegar a ser “injusta” la decisión tomada por algún juez. Pero, si ellos fueron las personas que nosotros elegimos para que tomaran esas decisiones, siendo ellos los que se sentían más capacitados para cumplir ese papel en la sociedad. Entonces, ¿existirá alguna persona capas de tomar una  mejor decisión, una más justa para la sociedad?

Etiquetas: , ,

Por una legislación común

Gracias a la jurisdicción universal hoy en día se puede enjuiciar a quienes han cometido crímenes de guerra en casi cualquier tribunal del mundo, sin importar la nacionalidad de las víctimas o de los acusados. Si  ésta se aplicara correctamente podría llegar a ser una provechosa herramienta para combatir los abusos contra los derechos humanos. Ya que, no es justo que los delitos más graves contra éstos queden impunes. 

A mi parecer, es muy importante que los países se unan formando una sola visión, para que la jurisdicción se pueda aplicar en todos los países y los criminales no puedan quedar libres. Es aquí donde hablamos de una falta de política a nivel universal, a lo mejor  porque no están los medios ni la libertad para que la legislación se pueda aplicar en todos los países. Además, no es casualidad que en los países en donde no se puede aplicar sean los que tienen los niveles más altos de pobreza en el mundo. Como lo es el caso de Darfur, una localidad al oeste de Sudán, en donde los conflictos han gatillado un sin número de violaciones a los derechos humanos. Esto ha provocado el caos en la sociedad, en donde el más fuerte prima, dejando a sus ciudadanos desposeídos, los cuales han debido aplicar más fuerza con el objetivo de poder defenderse del que por posición política es el responsable. Su presidente Omar al Bashir, que por medio de amenazas a una mayor violencia, no se ha podido juzgar como a cualquier otro ciudadano. Es por eso que es muy importante el papel que cumple la corte internacional de justicia, ya que sin ella ocurrían estos episodios de violencia en muchos más países, en donde no tienen un orden para poder contrarrestar todos estos quebrantamientos.  

No es posible que estos casos queden a la deriva, donde la impunidad que dan algunos países o consejos de seguridad,  a medida de proteger a sus ciudadanos, ayude a que estos casos nunca se resuelvan. Es por esto que se necesita un orden universal donde se pueda legislar por leyes, que por ética son las más importantes, como el derecho a la vida, a la libertad y la igualdad. Pero aquí es donde entramos a un debate de nunca acabar. Porque no necesariamente las leyes que son trascendentales para algunos países son para los otros. En donde las nombradas anteriormente son transgredidas sin importar lo que piensen sus miembros, donde la esclavitud todavía es permitida, donde no hay derecho a la libre expresión, donde las personas son discriminadas por su color de piel y podría seguir mencionando muchas más, pero  sería redundante. De lo que tenemos que preocuparnos es de resolver las debilidades que como países-mundo nos están afectando, y por más que se trate de llegar a una solución hay muchas personas que mueren cada día tratando que estas discriminaciones y desigualdades cambien. ¿Lograremos algún día tener una legislación común, en donde no se pasen a llevar los derechos humanos?

Revisar:

http://www.revistapueblos.org/spip.php?article1553

http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/darfur-un-caso-que-sienta-jurisprudencia-en-la-union-africana/

Justicia Internacional: igualdad ante la ley

Con respecto a la columna “En defensa de la justicia internacional” escrita por Jorge Castañeda, ex ministro de Asuntos Exteriores en México, estoy completamente de acuerdo con lo que nos habla sobre la internacionalización de la justicia por medio de la extradición.

Me parece correcto que se exilie a la gente a países terceros donde sí podrían ser procesados por violación de los derechos humanos debidos a que no pueden ser juzgados o investigados en su propio país. Como dice la columna, los crimines exigen justicia, por lo que yo creo que es necesario dársela, ya que “nadie está por encima de la ley”, lo que como dice el texto ha empezado a tener influencia e importancia en el último tiempo.  Pienso que esta es la medida justa y que corresponde  frente a alguien que ha cometido un crimen, ya que no puede ser que por el puesto o cargo que tengan deban ser protegidos y omitidos.

Otro punto a favor que le veo a esta nueva medida es por el lado de las víctimas de estos atentados, quienes merecen ser protegidos, defendidos por alguien y recibir ayuda, apoyo y justicia, como por ejemplo, las victimas de Darfur a quienes comentan en el texto que deben  apoyar y rendir cuentas.

En la actualidad la justicia internacional tiene cada vez mayor importancia y se hace más presente. Esta importancia puede generarse ahora y no antes debido a que tiempo atrás para los demás países no era relevante lo que pasaba en los otros, los delitos nacionales no tenían mayor importancia en el ámbito internacional, pero a medida que fueron aumentando los tratados y unión entre países , la globalización, la cual hace que los países estén más conectados y comunicados, y los intereses económicos o políticos, ha aumentado la importancia por los demás, la conservación de la paz, y la protección de los derechos humanos, por lo que han hecho que la internacionalización de la justicia pase a formar parte del espacio público mundial, visto como un espacio en el que se generan desigualdades y crean tensiones sociales. Es así como el juzgar delitos en países terceros ha pasado a ser un tema que forma parte de la actualidad, es “parte del tapete”  debido a que genera controversia y diferencia de opiniones.

En el caso de Sudan, el consejo internacional de justicia (CIJ) está promoviendo llevar a cabo  justicia internacional, refiriéndose a extradición y posterior juicio del presidente Al Bashir, mientras que el gobierno de Sudan lo único que busca es aplazar esta investigación para que así no sea juzgado y buscar más apoyo. Este es un caso en el que se genera controversia respecto al tema, ya que se surgen distintas posiciones y opiniones para afrontarlo.

Es en estas situaciones de desigualdades,  caos y desordenes (que están asociados a crimines y atentados contra los derechos humanos) en donde se ve reflejada una vez más la importancia de la política como mecanismo de generación de vinculo en un grupo social y como una herramienta de orden. Ya que deben ser las personas que tienen poder político, las que lo aprovechen y establezcan un orden en situaciones como estas y pienso que Jorge Castañeda y el CIJ han tratado de crear y mantener este orden, buscando la igualdad de las personas frente a la forma de juzgar con respecto a crímenes cometidos.

http://www.amnesty.org/es/international-justice/issues/universal-jurisdiction

http://www.amnesty.org/es/international-justice/background

http://www.fundacionpdh.org/lesahumanidad/justiciauniversal.htm

http://www.elpais.com/articulo/internacional/justicia/internacional/ordena/detener/presidente/Sudan/elpepiint/20090305elpepiint_1/Tes