Archivo

Posts Tagged ‘Inglaterra’

Revolución Industrial Inglesa

La revolución industrial inglesa se origina principalmente debido a la automatización de los procesos de producción de las fábricas. Estos procesos que antes tenían muchas etapas y necesitaban de personal capacitado, con la implementación de nuevas maquinas, las operaciones pueden ser realizadas por cualquier persona y el proceso es mucho más corto. Esto se traduce en un mayor nivel de producción y en un crecimiento de la economía.

Esto crea una baja en la mano de obra y a la vez un éxodo de las personas del campo a la ciudad buscando mayores ingresos trabajando en las fábricas industriales. Esto lleva a  Inglaterra a tener una gran densidad demográfica, en zonas industriales, en las cuales la clase trabajadora (proletariado) se llevaba la peor parte. Siendo prácticamente explotados 14 horas al día en pésimas condiciones, a esta clase social se le impidió por mucho tiempo mediante leyes el poder organizarse (crear sindicatos) y luchar por su derechos. Son estas mismas malas condiciones las que hacen tomar conciencia a los trabajadores, surgiendo a así el movimiento obrero.

Cualquier intervención del estado es vista como una alteración de la libre economía por lo tanto los sindicatos y cualquier tipo de organización industrial son vetados completamente. Esto se puede ver con la promulgación de las “Combination Laws” en 1799 y 1800.

Las paupérrimas condiciones de vida , de trabajo y la explotación de niños y mujeres van haciendo surgir cada vez la tensión social y van dando origen a un serie de movimientos que tienen como objetivo luchar por lo trabajadores. (Ludismo, Carterista y Marxismo).

En 1830 se produce la Gran agitación que da origen a un investigación por parte el gobierno con respecto a las condiciones de vida y trabajo de los obreros, producto de esto en 1833 se promulgan leyes en las cuales prohíbe hacer trabajar a niños menores de 9 años, que los menores de 13 no trabajaran más de 12 horas y se prohibía el trabajo nocturno.

Esto le dio ánimo a los obreros para luchar, por reducir los horarios de trabajo, finalizando con el logro de la legalización de los sindicatos en 1871.

Hitos importantes.

-En 1712 aparece en Inglaterra la energía mecánica generada por el vapor de agua a

Presión.

-1713Tratado de Utrecht  que liberaliza las relaciones comerciales de Inglaterra

-1799-1800 “Combination Laws”, aprobación de leyes que prohíbe terminantemente la organización obrera.

-Segunda década del siglo XIX surge el Ludismo (movimiento en contra de la implementación de maquinas , que en el fondo reemplazan a las personas)

-1830 Gran Agitación que da como resultado investigación sobre las condiciones de los trabajadores.

-1833 Leyes en contra del trabajo de los niños menores de 12 horas.

-1834 Gran Sindicato Nacional Consolidado

-1837-1850 Movimiento Cartista es la versión más organizada del  Movimiento Obrero.

-1871-1875 leyes inglesas conceden reconocimiento a los sindicatos.

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:th7eAKXvLLEJ:www.monografias.com/trabajos12/revin/revin2.shtml+revolución+industrial+huelgas&cd=1&hl=es&ct=clnk&gl=cl

http://neodevil.galeon.com/revin.html

http://www.pastranec.net/historia/contemporanea/riinglaterra.htm

Cuestion social en Inglaterra (rev. industrial)

Todo comienza en Inglaterra. Este país tuvo una fuerte sobrepoblación, lo que generó la necesidad de generar industrias mas veloces para asi abastecer y amortiguar las necesidades de los habitantes, sumado al avance tecnológico de la época (llamese maquinas a vapor, etc) y la abundancia de materias primas, se logró un inmenso avance en este rubro, donde la máquino terminó por reemplazar en gran medida a la mano de obra. Ante esto, mucha gente comenzó a quedarse sin sus antiguos empleos, lo que generó la llamada cuestión social, o problema social. A pesar de las mejoras económicas vividas por los países que mejoraron en su tecnología, este problema social causo bastantes problemas en esa època. Empezó a crecer la cesantía. A esto hay que agregar que la revolución industrial tuvo sus efectos en el campo (revolución agrícola), por el proceso de industrialización, y que tuvo directa relación con el éxodo rural – urbano que se vivió en aquella época. Esto agregado a que los dueños de grandes industrias y grandes capitalistas abusaban de sus obreros, con bajas remuneraciones, sin seguridad social y largas jornadas laborales.
La solución a este problema surge con la creación del tan conocido Socialismo, pero por algo se habla del socialismo útopico. Marx dice que hay lucha de clases sociales, por consiguiente, tiene que reprimirse la propiedad privada y realizar un plan económico centralizado con el fin de que todas las personas tengamos completa igualdad y la lucha de clases termine.

La Revolución industrial estuvo dividida en dos etapas: La primera del año 1750 hasta 1840, y la segunda de 1880 hasta 1914. En estos periodos en general surge la cuestión social.

Inglaterra y la Revolución Industrial

Por el siglo XVIII, el comercio europeo se basaba principalmente en la agricultura y el comercio, lo que hoy en día es común como productos industriales, antes era de artesanía, los tejidos en esos tiempos eran realizados en casas especificas y por familias a las cuales se les pasaba una cierta cantidad de lana para que formara un producto y luego se les paga un escaso dinero por el trabajo realizado.

   Esta producción comenzó a crecer con el tiempo y su principal exponente fue Inglaterra que modifico y masifico esta iniciativa hacia transportes y comercio. La burguesía de la época se vio necesitada de invertir en maquinaria necesaria para la creación en masa de los productos a comercializar, con la mayor cantidad posible y al menor costo de realización, lo que trajo consigo la creación de nuevas clases sociales, llamadas burguesía industrial, que eran principalmente los dueños de las fabricas de productos y el proletariado industrial, los cuales era los trabajadores de dichas fabricas.

  Esto llevo a generar grandes conflictos entre estas dos clases, ya que a los capitalistas prácticamente nos les importaba que sus obreros, de los que muchas veces consistía en niños de solo 10 años, trabajaran de 12 a 14 horas diarias en condiciones riesgosas. Lo más importante para ellos, consistía en la mayor producción posible al menor costo, ya que los salarios entregados eran mínimos debido a la cantidad de personas desempleadas en la época. Esta problemática, genero descontento en la clase obrera, ya que se consideraba una injusticia, lo que llevo a crear los primeros sindicatos de trabajadores, con huelgas y en demanda de mejoras en temas salariares y condiciones de trabajo. La unión de los trabajadores posibilitó la sanción de las primeras leyes protectoras de sus derechos y, consecuentemente, el mejoramiento progresivo de su calidad de vida.

   Antes de este movimiento, los obreros producían su propia mercancía en sus parcelas y casas, y a su vez el tiempo que disponían para el trabajo era exclusivamente controlado y adecuado por ellos. Con la llegada de las fábricas y la burguesía industrial, esto cambia radicalmente, ya que los trabajadores se ven forzados a trasladar su tiempo y producción a las industrias de los capitalistas, por que eran estos los que controlaban el mercado y era muy difícil competir con tan grande producción. Es por esto, que el proletariado comenzó a moverse debido al clima de obligaciones y de ritmo tan exigente que recibían, lo que provoco la creación de resistencias  que se expresaron en revueltas callejeras contra el alza de precio del pan o en peticiones al Parlamento.  Pero al crecer los reclamos, se prohibieron las asociaciones obreras en 1799.  Entonces, los obreros recurrieron a la acción directa, comenzaron a atacar las casas o talleres de sus patrones para exigir mejoras.

 Después de algún tiempo de acuerdos entre las clases involucradas y de prosperidad económica, se legalizaron las asociaciones obreras en 1824 y los trabajadores comenzaron nuevas búsquedas para mejorar su situación, la creación de cooperativas obreras de producción y luego, la “Carta al Pueblo”, de la Asociación de Trabajadores en 1837. Para esto, se implemento el sufragio universal y secreto, suprimir la obligación de ser propietario para ser parlamentario y que la labor legislativa fuese remunerada.  Estos últimos pedidos eran claros, los trabajadores son ciudadanos, aunque no tengan riquezas, y deben participar en la toma de decisiones, como cualquier persona y con los mismos derechos.