Archivo

Posts Tagged ‘irracionalidad’

¿Políticos irracionales y mal intencionados?

Después de leer el articulo escrito por Arturo Pérez- Reverte, me dio mucho para pensar sobre los actuales políticos y con la forma en que el autor del articulo los critica, diciendo que son los responsables finalmente de la poca cultura de la jóvenes de la sociedad actual, haciendo referencia especialmente a los jóvenes de España.

Personalmente creo que Pérez- Reverte está siendo un poco injusto, o exagerado en lo que escribió al respecto. Se sabe que debemos partir del principio que el hombre es un ser racional, lo que quiere decir que es capaz de usar la razón para poder resolver así ciertos problemas que lo aquejan, es capaz de pensar, de reflexionar, de evaluar los costos y beneficios que tiene una acción antes de llevarla a cabo, y después implementarla.

Debemos pensar que los políticos son los que finalmente toman la decisión de si algo se lleva o no a cabo, e teoría deberían representar finalmente lo que la gran mayoría de las personas prefiere. Los políticos deben analizar los costos y beneficios que tiene para la sociedad que se implemente una ley o no, o  llevar a cabo alguna acción. Pero también debemos recordar que no siempre se puede mantener esta racionalidad, por lo que creo que es obvio que de vez en cuando, los políticos toman decisiones que son de cierta forma irracionales, creo que no de forma mal intencionada, sino que a veces solo ven los costos a corto plazo y no ven que va a pasar en un tiempo más, puede ser que se dejen llevar un poco por los beneficios que les trae a ellos y no a la sociedad completa, pero esto creo que es consecuencia un poco del mismo egoísmo humano que todos tenemos en cierto grado.

Creo que si la política falla a menudo, es por el hecho de que no se están tomando en cuenta todas las consecuencias de los actos, no son solo los políticos los que tienen la culpa de esto, sino que toda la sociedad actual. Actualmente las mismas familiar no inculcan la cultura, la hermandad entre pares. Creo que estamos viviendo en una sociedad donde se han perdido muchas cosas, la vida familiar, leer libros, etc. Todo está siendo reemplazado por las tecnologías, pero ¿tienen los políticos la culpa de esto?, obviamente tal como dice Arturo Pérez- Reverte los políticos han tenido cierta culpa al privatizar la educación, lo que hace que excluya a cierta parte de la sociedad, pero mucha culpa la tiene la misma sociedad de no mostrar el descontento, de no hacer algo por cambiar lo que esta pasando, la mismas personas están actuando de forma irracional.

Finalmente me gustaría terminar diciendo que todos somos seres humanos, que tenemos el derecho a equivocarnos, lo importante es aprender de estos errores, no ser egoístas, pensar en el beneficio de todos y no solo en el propio; intentar ser lo más racionales posibles.

M. Cecilia Martínez Martabid

http://es.wikipedia.org/wiki/Ser_racional

 

Inepto hablando sobre ineptitud

noviembre 23, 2010 Deja un comentario

“¿Son irracionales los políticos? ¿Son necesariamente mal intencionados, corruptos e ineptos? […]” Estas son preguntas que apuntan a ámbitos muy diferentes y por ello deberían ser respondidas por separadas ya que unas hablan de un hecho (el ser inepto se es o no se es, no se planea serlo) y otras involucran complicidad de la persona, como el ser corrupto o malintencionado.

Partiré respondiendo la pregunta que habla a cerca de ser irracional o inepto, ya que al no involucrar una complicidad de la persona, se esperaría que si un político posee dicha falencia, todos la posean por el hecho de ser políticos; Ya que si no todos los políticos la poseyeran, entonces la falencia no vendría dada por el hecho de ser político y no se podría hacer alusión a que ellos son originadores de su falencia y se podría concluir que el ser inepto o irracional no tiene nada que ver con ser o no ser político.

Para poder responder me gustaría aclarar un par de cosas. En primer lugar, los políticos son un subconjunto de personas que forman parte de algo mas grande llamado seres humanos; si los seres humanos presentamos dichas falencias entonces no se le puede atribuir al hecho de ser un político el padecer de esas falencias. Ahora me pregunto, los seres humanos, ¿Qué falencias presentamos? Creo que por unanimidad todos sabemos que somos imperfectos y que podemos cometer errores. Ahora que reconocemos esto también debemos hacer el trabajo de reconocer que, como vimos en las primeras clases, a la hora de hacer política se trabaja en un ambiente incierto. No es como la ciencia donde uno puede demostrar una ley y luego aplicarla; en la política, donde se intentan resolver los conflictos y temas relevantes para las personas, se debe arriesgar, se debe evaluar si aprobar o no ciertas leyes en base a teorías o pensamientos, no en base a confirmaciones de que estas funcionarán como queremos.

Por los dos argumentos antes dichos, es que no creo que exista irracionalidad o ineptitud por parte de los políticos, al menos no más de la que hay presente en cada ser humano.

Ahora bien, alguno podría contra argumentar de que los políticos tienen una tentación superior para ser o fingir ser ineptos o irracionales por el hecho de que, como vimos en clases, poseen mas capital social y que saben que son parte de una elite que concentra el poder, y que por ende, van a decidir aprovecharse de forma corrupta y malintencionada de su posición político-social.

Ante ese contra argumento yo respondería que para responder a aquellas preguntas que hacen referencia a una complicidad de la persona, es decir, que la persona puede en cierta medida elegir si serlo o no, me gustaría permitirme previamente plantear otra pregunta: ¿son realmente libres de elegir si ser corruptos o no? ¿Presentan los mismos niveles de tentación a la corrupción que cualquier otro ciudadano? Yo estoy partiendo mi análisis desde la base que explique con anterioridad que habla sobre la imperfección del hombre. Entonces, replanteo la pregunta: ¿son realmente malintencionados y corruptos los políticos, sabiendo que son humanos y que por ende pueden equivocarse (y que al manejar la toma de semejantes decisiones con tanto poder, son más propensos a la corrupción)? No quiero defenderlos ni justificarlos, el hecho de que sean tentados más que un civil cualquiera no justifica el error, pero es bueno hacer el ejercicio de ponerse en los zapatos del otro antes de atacarlo de la forma que sea. Yo estoy en parte de a cuerdo con Arturo Pérez-Reverte, pero no puedo estarlo del todo. ¿Acaso el señor Arturo hizo este ejercicio de ponerse en los zapatos de un político antes de lanzar semejante critica? Yo estoy en total y completa oposición con la corrupción y con las mentiras, ya que son actos deliberados, pero si algo me molesta aun más que eso, es la gente que habla sin pensar porque ni siquiera da cuenta de su error y eso hace que puedan seguir cometiéndolo una y otra vez sin darse cuenta del daño, es decir, el texto que pudimos leer de Arturo Pérez-Reverte nos da cuenta de un inepto hablando sobre ineptitud (un ser humano hechando en cara falencias propias). Finalmente aclaro que la política no genera los problemas; los problemas existen y esta es la instancia que se da para solucionarlos. Sería bueno tener eso claro antes de atacar a los políticos.

Ética y corrupción

Sobre el derecho a la imperfección

La raíz del conflicto: el pueblo

noviembre 23, 2010 Deja un comentario

¿Son los políticos irracionales? Es una difícil pregunta, pero creo con una simple respuesta.  Primero es importante quitarle subjetividad a este análisis, por ende, podemos definir irracionalidad como “adj. Que carece de la facultad de razonar, mientras que la razón se entiende como “capacidad del hombre de pensar o discurrir”. ¿Acaso los políticos no piensan?  Claro que piensan, ahora, el problema radica en el  “que” piensan.

A mi juicio los políticos al igual que todo hombre, son animales racionales, egoístas, ansiosos de poder, y llenos de envidia. Al momento en que obtienen ese poder, no existe nada que les impida obtener aun más de este, traducido en dinero, cargos públicos, reconocimiento, etc. Esto se ve reflejado en los altos índices de corrupción presente en los distintos gobiernos. El político o para dejarlo más claro, la persona que goza de poder político, no va a dejar de lado su bien personal jamás en desmedro del bien común. Si nos ponemos a analizar el historial de políticos de nuestro país, podemos decir que algunos gobiernos han realizado una mejor labor que otros, muchos tal vez si han mejorado el país, ya sea en  estándares de educación, obras públicas, etc. hasta nos han llevado de ser un país sub desarrollado a uno en vías de desarrollo..  Entonces ¿cómo vamos a decir que no se rigen en pos del bien común?, pero cabe preguntarse ¿Por qué hacen esto? ¿Que ganan ellos? Y eso es justamente la incógnita, o en realidad no tan incógnita, de lo X que se invierte en el país, X/2 llega a destino y X/3 son realmente un aporte a el país. ¿Qué pasa con la mitad del presupuesto? Queda abierto a la imaginación. Soy tan categórica en este tema porque vengo de una familia de políticos y puedo dar fe que la política no es tan linda como la vemos. Esta está manchada por los políticos valga la redundancia, por sus ansias incontroladas de poder, capaces de dejar de lado cualquier objetivo comunitario, claro, si es que existe otro que le reporte mayor utilidad, acá hago referencia a otra forma de corrupción: Los favores políticos. Como puede ser posible que los proyectos de ley por los que todos los chilenos nos regimos, sea en realidad un simple pago a un favor, y es aquí donde se ejemplifica cuando digo que son capaces de cualquier cosa con tal de lograr un objetivo personal.

Ahora cabe hacernos otra pregunta, tras tener esta evidencia frente a su nariz ¿es el pueblo racional, para seguir confiando en la política?, creo que por acá radica el problema, los políticos si son personas aptas y capaces de tomar las mejores decisiones, pero no existe una oposición de peso que  limite el lado instintivo de su racionalidad, una oposición que solo es capaz de ejercer el pueblo, los votantes. Atribuyo dos motivos a este problema. En una primera instancia su condición, la falta de educación, de formación política, la ignorancia, creo que el pueblo es el inepto para elegir y supervisar a sus representantes, esto puede ser atribuido como justificaba una ministra española en el texto a un problema cultural o histórico. La segunda causa de esta falta de supervisión del pueblo es porque los beneficios que les trae la política son mayores que los costos en que esta incurre. A pesar lo los altos niveles de corrupción, la política brinda comodidad a los ciudadanos, claramente conviene mas “no ver” no que está pasando, para no perder un estado que de una forma u otra igual me brinda utilidad.

En fin, puedo decir que no estoy del todo de acuerdo con el autor, ya que creo que el problema no radica en los políticos, sino en la ineptitud del pueblo, tanto para elegirlos coma para supervisar sus labores.

 

www.gestiopolis.com/canales/…/34/educacion.htm

www.revistapolis.cl/polis%20final/8/doc/prob.doc

www.lyd.com/programas/politico/encuesta_corrupcion_final.pdf

 

¿Políticos corruptos, ineptos y mal intencionados?

noviembre 22, 2010 Deja un comentario

Primero me gustaría recordar que la definición de hombre es “animal racional”, pero según mi opinión, la idea de que todos los hombres actúen racionalmente es algo bastante utópico y distinto de la realidad, ya que el ser humano no necesariamente actúa en base a costo y beneficio, sino que también actúa en base a impulsos, deseos o en base a la sociedad en la que se desarrollan, lo que conlleva acciones que están fuera de lo racional.

“La racionalidad es una capacidad humana que permite pensar, evaluar y actuar de acuerdo a ciertos principios de optimidad y consistencia, para satisfacer algún objetivo o finalidad. Usando la razón, el ser humano intenta elegir para conseguir los mayores beneficios, de forma “económica”(…) El ser humano tiene otras formas para tomar decisiones o idear comportamientos donde la racionalidad no parece el principal factor. Estas decisiones o comportamientos, adjetivadas a veces como “irracionales” en realidad esconden frecuentemente aspectos de racionalidad limitada y aspectos de imitación social otras veces. Algunas conductas humanas parecen completamente “irracionales” (desde la perspectiva de la maximización de la satisfacción a corto plazo), y muy pocas son completamente “racional” (en el sentido de maximizar la consecución de un objetivo)”.

Es por esto que según mi parecer, los políticos, como cualquier ser humano, son en parte irracionales, ya que no siempre actúan racionalmente, sino que muchas veces se dejan llevar por impulsos, deseos, o requerimientos de la sociedad.

No creo que todos los políticos sean personas corruptas, ineptos o mal intencionados, pero si pienso que muchas veces la falta de racionalidad o el hecho de ser hombres, que cometen errores, se equivocan y se dejan llevar por impulsos e intereses personales, sociales o económicos los hacen actuar de manera errónea y fallar en algunas decisiones o formas de actuar, buscando tal vez su propio beneficio y no el de la sociedad.

Mi forma de explicar que la política falle tan a menudo es por lo que dije anteriormente, el hombre muchas veces comente errores y se equivoca, además busca beneficios propios, debido a su naturaleza y cuando se participa de la política, por ejemplo el presidente, ministros, etc… hay que dejar de lado los intereses y beneficios propios por los de la sociedad. A demás, como se está expuesto a la opinión de los demás todo el tiempo (ya que son evaluados, observados y juzgados por la sociedad) estos errores y fallas dejan de ser un error que cualquiera de nosotros podría cometer, sino que pasan a ser un error de política, lo cual hace que sean gravísimos y muy juzgados.

También creo que en la política hay fallas ya que la función de esta es mantener el orden dentro de la sociedad y en el espacio público, frente a cosas que causan tensión y desordenes, y no siempre la decisión tomada por los políticos es la acertada y la que correspondía a este orden ya que, como dije anteriormente, muchas veces no son racionales, además que es muy difícil hacer de todas las diferencias que existen en la sociedad, una decisión para mantener el orden y la estabilidad, ya que todas las personas tienen diferencias por lo que es difícil hacer que todas estas converjan en una acción o decisión. La educación por ejemplo, es un tema muy delicado para la política, ya que tiene diferentes y variadas aristas frente a las cuales puede tomarse decisiones o buscar soluciones.

Pienso que si existen políticos corruptos o mal intencionados, que buscan sus propio bien y no el de la sociedad, que tratan de buscar ser alagados o reconocidos por cosas distintas a la motivación por la política de verdad. Y Si la política se desarrolla en base a estos políticos corruptos y mal intencionados, cada vez será peor, y así no tendrá futuro la política. Mientras que si se trata de actuar de la mejor forma posible o más racional, lo cual es un tanto utópico, podría seguir cumpliendo su objetivo de herramienta de orden social.

http://www.monografias.com/trabajos/elhombre/elhombre.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Racionalidad http://www.rae.es

http://www.articuloz.com/politica-articulos/crisis-y-futuro-de-la-politica-902182.html