Archivo

Posts Tagged ‘Orden social’

Sobre los límites de la política.

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Si acordamos respecto a que la política surge con sus actores para hacer de mediadores, velar por los intereses de los conciudadanos, resolver las desigualdades y problemas entre las personas que conviven en una sociedad, entonces los políticos son la solución antes que el problema. Pero no podemos, solo por asumir que son necesarios para mantener el orden, despojarlos de toda responsabilidad y crítica. Los actores políticos son  tan responsables de los resultados negativos como positivos de sus acciones políticas y caminos trazados.

Vivimos en sociedades instruidas en la política y la democracia y, como tal, son dependientes de sus actores políticos respectivos y de las acciones que estos tomen. De esta forma, ellos son responsables de tales acciones y de los resultados, tanto negativos como positivos que éstas produzcan. Si las acciones políticas generan nuevos problemas a la sociedad, independientemente de que se mantenga o no el orden en la misma, los ciudadanos están en todo su derecho de recriminar a quienes las llevaron a cabo.

A pesar de estas afirmaciones, muchas recriminaciones (como la de Arturo Pérez-Reverte) olvidan la dificultad de establecer reformas en un sistema político complejo, como es la democracia. Las reformas logradas bajo democracia toman tiempo, y el tiempo que tienen los actores que llegan al poder es limitado. Además, la acción política y existencia de oposición muchas veces impide que las reformas realizadas se alineen perfectamente al ideal que fue prometido previo a las elecciones libres. La democracia impone limites a los políticos por naturaleza, logra que ninguna voluntad por si misma pueda imponerse por completo ante las demás, lo que, naturalmente, complica y alarga el proceso de llegar a reformas.

Se puede argumentar que la política se ha ido deteriorando, que es ineficiente, incapaz, corrupta, que ya no cumple ni intenta cumplir con las expectativas de los ciudadanos, por lo que estos últimos se han distanciado de la misma. Esto no es del todo correcto, si bien el nivel de votantes voluntarios puede haber disminuido, cada vez organizaciones siguen exigiendo a los políticos y esperando resultados, sin obtenerlos muchas veces. Esto se debe, más que nada, a lo expuesto en el párrafo anterior. Por otra parte el deterioro de la política no es del todo cierto tampoco, es una imagen que se presenta a los ojos de los ciudadanos, que explicaré con más detalles en el párrafo siguiente.

La política no va empeorando y los actores no son necesariamente corruptos. Todo lo contrario: la política evoluciona y mejora; su imagen, mientras tanto, se deteriora. Acepto que hay actores políticos corruptos, en todas partes lo hay, pero la política se transparenta gracias a diversos factores -la libertad que explotan los medios, una sociedad civil más robusta (donde surgen todo tipo de instituciones y organizaciones protegiendo y exigiendo a los políticos sobre temáticas variadas como el feminismo, maltrato animal, etc.), por nombrar algunos- ha ido mejorando, y, a pesar de ello, o tal vez más certeramente, a causa de ello, la gente se encuentra cada vez más desencantada. El aumento de las exigencias e información entregada al público general genera descontentos al final, a causa de que muchos de los resultados exigidos son difíciles de alcanzar, en especial en medios democráticos. A todo eso y más se debe que en nuestras sociedades los ciudadanos afirmen que prefieren vivir en una sociedad democrática y a su vez puedan sentirse disconformes con la mayoría de sus actores políticos. Así, se construye la imagen de la política como ineficiente e incapaz.

La política existe y aun es una herramienta para mantener un orden en nuestras sociedades y abrir espacios para arreglar las diferencias de los ciudadanos, pero está limitada por diversos factores. El desencanto de los ciudadanos es inminente. La política tiene que limpiar su nombre para poder volver a atraer y agradar al pueblo, y para esto debe intentar agilizar los proyectos y reformas sin disminuir los procesos democráticos. Es, sin lugar a dudas, más fácil escribirlo que lograrlo.

Por: Adolfo Witt

Links: http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/facdermx/cont/245/pr/pr8.pdf

Anuncios

Democracia más imperio de la ley, no es lo único que se necesita

septiembre 29, 2010 Deja un comentario

La definición que hace Karl Popper del concepto democracia, encierra, simplifica y reduce este término a una de sus características comunes, la elección mayoritaria que hace la ciudadanía de sus gobernantes, y el poder político y capacidad de dominación asignado a estos, el cual es respetado por todos, quienes lo apoyen o no, durante el período de mandato establecido. Pero la democracia, como señala Dahrendorf, no se trata solo de elecciones, hoy debe significar “democracia más algo”, y ese algo debe ser necesariamente el imperio de la ley, ¿Pero sólo el imperio de la ley?

La corte de EE.UU concreta al imperio de la ley como un componente fundamental de una sociedad democrática, y lo define ampliamente como el principio de que todos los miembros de la sociedad, tanto ciudadanos como gobernantes, están obligados por una serie de leyes claramente definidas y universalmente aceptadas, estas leyes son la garantía que poseen los individuos de una sociedad, ya que reconocen que “en cada persona hay un meollo de espiritualidad, dignidad y humanidad”.

En una democracia, “el imperio de la ley se manifiesta en un poder judicial independiente, una prensa libre y un sistema de frenos y contrapesos de los líderes mediante elecciones libres y separación de poderes entre las ramas del gobierno” [1] Sin alguno de estos elementos, la sociedad puede verse gravemente socavada y las partes independientes de este sistema afectadas por la corrupción y el tráfico de influencias.

Pero no basta solamente con la democracia en conjunto con leyes bien establecidas y ejercidas, ya que las leyes también pueden establecerse para ejercer prácticas antidemocráticas, como en el caso del Apartheid en Sudáfrica, en donde existían leyes, como aquella para mantener separados a los blancos de las demás razas e incluso se crearon áreas en donde mantenían a los negros aislados.

La democracia por lo tanto, depende de más cosas que solo el imperio de la ley, la afecta también la capacidad de los políticos para organizarse de manera efectiva y  gobernar de manera correcta por el bienestar del país, que las leyes y objetivos que quieran llevar a cabo estén acorde a lo las personas necesitan y no sobre sus intereses ni caprichos personales, y que si esta última situación llegase a ocurrir y algún gobernante pasara por sobre la ley y los poderes independientes o utilizara las llamadas “leyes de excepción”, exista realmente un poder judicial bien constituido que haga valer las leyes para todos, como dijo Kennedy: “Los jueces deben ser independientes no para hacer lo que prefieran, son independientes para hacer lo que deben”.

Por lo tanto para que un sistema democrático funcione de la manera que debe y mantenga el orden social necesario, se necesita que exista la suficiente transparencia en cuanto a la manera de gobernar, ciudadanos informados y con instituciones poderosas y por sobre todo independientes, las cuales no se pasen a llevar, los representen y en base a la ley puedan protegerlos en contra de los posibles abusos que se puedan producir.

[1] http://www.america.gov/st/democracy-spanish/2008/August/20080821175837pii0.6827051.html

[2] http://www.unesco.org/issj/rics152/tateintrospa.htm

Las dificultades del juego democrático

septiembre 26, 2010 Deja un comentario

Por Javiera Manríquez

A mi parecer el autor establece la constante dicotomía entre los interés partidistas y los que provienen del bien común, que se constituyen en un eje central de la validación de la democracia. 

Cuando nos enfrentamos al poder político desde la democracia, esperamos que sus autoridades elegidas, actúen en base al  interés público, en consecuencia a un determinado orden social y por tanto, alejado de la tensión social.

A mi parecer, en Chile luego de los diferentes gobiernos democráticos, post – gobierno militar, hemos ido alcanzando una madurez democrática, reduciendo desde esa perspectiva considerablemente la tensión social característica de fines del gobierno de la Unidad Popular, como del propio gobierno militar.

En tal sentido, dada las experiencias en América Latina, “La «transiciología» y las reflexiones sobre la salida de regímenes autoritarios se han convertido a lo largo del tiempo en una disciplina de las ciencias políticas: Los “transiciólogos” se esfuerzan en describir las formas de pasaje de un régimen político autoritario a un régimen democrático representativo liberal [3].” Columna escrita por Franck Gaudichaud titulada CHILE –EL chile actual y la “democracia” chilena: Una perspectiva crítica. La madurez alcanzada en tal proceso de transición, permitirá a mi juicio, sentar las bases de una democracia al apego de los deseos de la ciudadanía.

Uno de los riesgos de la democracia, es decir, “democracia carente de algo “, es la exacerbación de la política.  Tal politización vulneran los espacios públicos, por el actuar de los agentes públicos.

La existencia de igualdad en términos sociales y técnicos, entendidos como el proceso efectivo de la “democratización”, parece ser una utopía, cuando observamos que gobernantes siguen sus propios intereses, en lugar a obedecer al mandato popular.

Como dice el autor, “el imperio de la ley es la aceptación de que las leyes dictadas no por alguna autoridad suprema, sino por la ciudadanía ”.  Lo interesante a mi juicio, es lograr que los gobernantes, sigan el juego de la ciudadanía.  

Los actores políticos caen en la tentación de centrarse en sus propios beneficios,  jugando con sus electores.   Consecuencia de ello, se muestra en la columna de El Universo: “En una campaña electoral o de referéndum estamos acostumbrados a observar a actores sociales que desempeñan excelentes roles en la comedia, ilusionando a pueblos y, por último, terminan ellos mismos por creer  lo que dicen. Son muchas veces, arribistas, cínicos, megalómanos o ingenuos. En breve, narcisos modernos”, donde claramente nos alejamos de los postulados democráticos establecidos, en el sentido de responder a la población.

Por último, comparto que los jueces independientes e incorruptos son aún más influyentes que los políticos elegidos con grandes mayorías, en tal sentido, bienvenidos aquellas realidades, donde existe el equilibrio en la existencia de ambos tipos de autoridades, pues viene a perfeccionar el juego democrático.  La democracia se valida en la medida de que los elegidos por votación popular y por tanto consecuencia de tal modelo, actúen en consecuencia a sus electores.

complementar con:

http://www.eluniverso.com/2008/09/30/0001/21/CEF4800308A9448D9781D7804861DF15.html

http://www.alterinfos.org/spip.php?article836

Los problemas que sufren los Mall

septiembre 21, 2010 Deja un comentario

Como bien nos explica el texto y los avances de la economia, los seres humanos como consumidores nos hemos ido poniendo cada vez mas rigurosos a la hora de comprar un articulo o al momento de cómo bien explica el texto sufrir la construcción de una instalación siguiente a metros de nuestras casas. Citando al texto “Por el contrario, se trata de ciudadanos muy bien organizados que cuentan con (o se hacen de) sofisticadas experticias legales, comunicacionales y técnicas.” Esto en parte explica el fenómeno de porque la gente busca lo mejor para todos y esta cada vez mas disconforme con todas las cosas.

Muchos empresarios notando esto, han empezado a hacer los llamados “strip centers” que consisten en unos mini mall o esquinas mas pequeñas en donde se instalan una variedad de tiendas, ya sea de comida, ropa, diseño, peluquerías, etc. Estas empresas de una u otra forma están intentando actuar como los llamados “agentes políticos”, ya que de esta manera están ingresando directamente al publico objetivo, buscando la mayor comodidad para ellos y a la vez sacar ganancias para sus empresas. De esta manera no solo protegen a las familias sino que se busca cuidar el medio ambiente del país. Para ello a la hora de instalarse en ciertas comunas hay que tener mucho cuidado con las municipalidades  juntas de vecinos ya que a la larga la palabra dada por estos es fundamental. Ellos de una u otra forma actúan como actores políticos ya que su decisión es importante para la empresa y estado. Un arreglo entre ambas partes genera una mayor felicidad para todos (medida utilitaria) y a la vez se pierden los conflictos sociales.

Para los ciudadanos esta en juego esa búsqueda por tranquilizar las cosas, ya que ellos también sufrirán ciertas perdidas como el tener las cosas mas lejos de sus respectivas casas. Mientras que residentes mas lejanos y quizá de menores situaciones sociales, ven como se les escapa una opción de trabajo importante.

Es aquí donde las empresas pueden colapsar y perder ese buscado por muchos, orden social. Las empresas al jugar este papel de moderadores donde ellos pueden salir poco beneficiados con bastantes situaciones, les puede generar grandes costos y perdidas, que muchas veces terminan colapsando ya que son muy difíciles de recuperar.

Para cerrar el tema podríamos decir que con ese ejemplo de cencosud, las empresas deberán informarse mucho mas a la hora de intentar hacer un centro comercial o cosas de este estilo ya que el ciudadano esta mucho mas enrolado en la sociedad y sabe lo que pasa día a día. Otra vía es llevar las cosas (como empresa) de mejor manera ya que el encuestar a los vecinos y a cercarse mas a la gente genera gran carisma y cercanía con el publico, lo que muchas veces logra (diciéndolo de una manera política) captar mas votos y así lograr los acuerdos sin necesidad de conflictos sociales.

http://www.latercera.cl, http://www.emol.com

Seguridad Mundial

agosto 20, 2010 Deja un comentario

Con respecto a la columna señalada por Jorge Castañeda, podemos sacar varias conclusiones con respecto a los distintos problemas y derechos en la sociedad.

Lo que pasaba, era que este hombre estaba en la comlpicada decisión de sacar a flote un dificil caso en donde tenia mucho en juego. Como el lo explica en el tercer parrafo con esta palabras “los crímenes exigían justicia y era más probable que se pidiesen cuentas a Cavallo en España que en la Argentina.”, la cosa parecia sumamente sencilla ya que el es un claro partidario de defender los derechos humanos por sobre todas las cosas. Esto es logico dado mi punto de vista por que yo considero que el hombre debe ser protegido por sobre cualquier motivo y se deben, de la misma forma velar por los servicios y problemas de tu pais. En epocas anteriores era muy visto que gente con poder, ya sea politico o economico, tuviese ciertos privilejios con respecto a dejar pasar ciertas leyes u otros motivos particulares, en esta epoca lo que se intenta mostrar es que la ley es pareja para todos y que todos nos regimos por lo mismo, siempre con un orden particular.

Como bien sale en el texto, se debe ser sumamente riguroso ya sea con actuar de manera fuerte o suspender los actos, ya que diferentes daños pueden ocurrir. Una posible suspensión podria generar caos en la seguridad nacional y mundial, pero un fuerte acto puede tener en juego las vidas de muchos individuos. Yo como partidario de que la seguridad debe ir primero y por sobre otras cosas, y creo que una institucion la cual genere un importante orden en la sociedad obligaria a la gente a vivir mas tranquila y segura. La tension social que existe en los paises es amplia, en el texto vemos que una persona que cometio delitos en uno u otro pais puede quedar impune en Argentina, mientras que en España puede ser firmemente procesado. Ricardo Miguel Cavallo, con su poder politico que maneja, toma el poder y derecho de procesar al tipo para asi generar un importante bienestar social en donde se garantize un orden y seguridad social.

Yo apoyo firmemente estas ideas ya que creo que el bienestar social va por sobre todo, si puedo estar un poco en contra de que tanto seguridad termina generando caos en la gente. Considero que hay ciertas fronteras de cada pais que se deben cumplir y no pueden ser llegadas y pasar a llevar por otros, creo que cada uno tiene un cierto espacio publico el cual debe ser aceptado y no violado.

Puedo concluir esto diciendo que los actores pioliticos deben velar por el bien social y utilizar su poder para llegar a un bien estar mundial para llegar a algun tipo de consenso mundial. Las desigualdades generan caos, aca es donde el actor politico debe asumir su poder y sacar todo adelante, cosa de lograr el ansiado orden mundial.