Archivo

Posts Tagged ‘Palestina’

Conflicto Palestino Israelí

marzo 29, 2010 Deja un comentario

Quizás resulte muy difícil encontrar en nuestro tiempo, un conflicto con tanta cobertura mediática y antiguedad como el conflicto de Oriente Medio. Creo con cierta certeza, que hoy es difícil hallar a alguien en occidente que no haya escuchado de él o que no tenga,  al menos una vaga idea de lo que se trata. Resulta sin embargo, un tanto sorprendente constatar, la excesiva atención del mundo sobre una porción tan insignificante  de tierra, por lo demás bastante pobre en cuanto a recursos naturales, que posee el nombre de un patriarca bíblico. Es quizás esta última razón, la que lo hace tan importante y relevante, aún en nuestro secular siglo XXI.

Se trata de Israel, un país de no más de 6 millones de habitantes, un estado joven de 60 años, que vio la luz en 1948, gracias a la confluencia de distintas fuerzas de orden político e ideológico, posterior a la segunda guerra mundial. A su vez, el establecimiento del estado Israelí, es la culminación lógica de la idea y fuerza política del sionismo, expuesto en en Der Judenstaat ( el estado judío)  por Theodorl Herzl en 1896. Esta ideología nace junto con el nacionalismo europeo del siglo XIX, el cual tenía por leiv motiv, “un pueblo, un estado”. El llamado de Herzl a la comunidad internacional, fue uno de reconocimiento del pueblo judío como un pueblo, en sentido político, al estilo del alemán y el italiano y no sólo religioso, como lo son hasta hoy el católico y el musulmán. Era necesario entonces, que los judíos tuvieran un territorio en el cual poder ser soberanos y aspirar a la paz y a la protección de sus hijos. Para su elección, se hizo alusión a la tradición bíblica, la cual señala que la tierra entre El Líbano y Egipto , toda bañada por el  mediterráneo y que limita hacia el oriente con la mítica tierra de Mesopotamia, pertenece  por decreto divino a la simiente de Yaacov ( Israel) nieto de Abraham.

Le tierra en ese entonces, se llamaba Palestina, y se encontraba bajo el dominio turco. Las migraciones empezaron a llegar a “tierra santa” en el año 1882, compuestas por idealistas jóvenes, que escapaban de la realidad insostenible de los pogroms en Rusia y el resto de una Europa crecientemente antisemita, que según la historia nos cuenta, fue la que vio nacer las doctrinas del tercer reich, y su “solución final” considerada por muchos, el proyecto ideológico en el que se apoyó, el peor fracaso de nuestra sociedad moderna, El Holocausto. Las oleadas de inmigrantes basaban su pasión emancipadora en dos ideas, la de la soberanía sobre la tierra, basada en la legitimidad de un estado judío como tal, y la reinstalación del hebreo como una lengua hablada y moderna, capaz de unificar a una nación, que se encontraba asimilada a las diversas culturas y lenguas de sus países huéspedes.

En Diciembre de 1947 la ONU avala la creación del estado judío en Palestina, para ese entonces bajo dominio británico.El panorama no se ve fácil, considerando que el territorio en cuestión está rodeado por árabes, por siglos hostiles a sus primos semitas. Hay datos que indican que en una primera fase sionista, otros territorios fueron considerados por Herzl para el establecimiento de una patria libre para los judíos. No obstante, Palestina, sería la elegida. La población  por ese entonces no superaba los 160.000 habitantes, según fuentes judías, y no poseía límites claros dentro de la administración Inglesa.

“Palestina es una tierra desolada y transitada por bandas árabes de ladrones” Brockhaus, Deutsch Real Encyklopaedie 7th ed ( Leipzig 1827, vol VIII p. 206), ” El país está considerablemente libre de habitantes y por lo tanto su mayor necesidad es la de un núcleo de población” James Finn, cónsul británito de Palestina 1857. Estas citas son clásicos citados en la literatura judía pro Israel.

No obstante, existe un hecho cultural y religioso clave para entender el conflicto y que hace relación con la construcción, en el tiempo del quinto califato Omeya de Abd Al-Malik, de un templo, en el monte Moriah, hoy llamado Domo de la Roca, o cúpula de la roca, y que según la tradición musulmana del Corán, es el lugar sagrado desde donde el profeta Mahoma habría ascendido al cielo junto al Angel Gabriel, llegando a ser considerado, el tercer lugar más sagrado del Islam. Este hecho sería sólo un dato anecdótico más, si no fuera por el hecho, de que el mismo monte es considerado santo por la tradición bíblica judía y de su heredera cristiana de la cual occidente es parte. Según la biblia, es en este lugar que Abraham fué mandado a sacrificar a Isaac su hijo, y fue posteriormente fue dado por Dios a la “heredad de David” ( rey de Israel) por los siglos eternos. Este lugar es considerado por todos los judíos religiosos del mundo, como un lugar sagrado, donde se asentó por décadas el gran Templo de Salomón, y posteriormente el de Herodes, ambos contenedores de “el arca del pacto” depositada dentro del  “Kodesh HaKodshim” ( lugar santísimo) y donde solían guardarse, los  “documentos” que avalaban  el pacto de Dios con su pueblo Israel.

Es este último hecho puramente religioso, el del carácter sagrado, que tiene este monte y por ende la tierra que lo rodea, Jerusalem y Palestina en su totalidad, es el que este ensayo busca destacar, para poner de relieve, que no estamos frente a un conflicto meramente entre dos estados o naciones en el sentido secular o político moderno, sino ante un conflicto de raíz religiosa, y por ende muy difícil de solucionar desde la perspectiva de nuestra racional sociedad post Iluminismo. Lo que está en juego es la dimensión espiritual consciente e inconsciente de dos grandes pueblos y civilizaciones antagónicas: Occidente y el mundo islámico. El primero basado en la razón y en la tradición Judeocristiana y el segundo, basado también en la razón, pero en una muy distinta, subyugada y sometida al dominio de un Dios único y benevolente, Alá y en las iluminadas palabras del gran profeta Mahoma.

Las implicancias sociopolíticas de este hecho son enormes. Con un Estados Unidos , donde la mayoría de su población profesa el cristianismo protestante y con un número creciente de fieles ingresando a su ala fundamentalista, el panorama se ve bastante negro. Recordemos que no hace mucho tiempo el presidente de la nación más importante del mundo dividió el mundo en dos,sí así de simple, el eje del mal conformado con las sociedades construidas sobre el Islam y el eje del bien, sociedades  construidas sobre las ruinas de un cristianismo resurgente y bajo el halo de superioridad que la bandera de la razón y la ciencia le otorgan.

El resto es una sumatoria de eventos bélicos que comienzan a principios de siglo con grupos extremistas judíos como el Leji que empezaron a realizar atentados contra la administración británica, seguidos por la guerra en la cual Israel logra la independencia y reconocimiento mundial como estado soberano, y una seguidilla de Intifadas o guerras que nacen del sentimiento palestino de estar ante una ocupación injusta e ilegítima del territorio que históricamente les pertenece.

La guerra se vive y se construye de manera distinta para los diferentes bandos. Por un lado, el moderno estado de Israel lucha contando con las mejores armas disponibles en el mundo moderno, junto con un ejercito profesional considerado por muchos como el mejor del mundo. Mientras tanto, los palestinos, con una débil y casi inexistente administración centralizada, llamada Autoridad Palestina, que según algunos aspira a convertirse en un estado, y que cuenta con votaciones libres de una democracia, lucha con medios arcaicos, armas heredadas de la guerra fría ( cohetes Kasam rusos) y el terrorismo, que se nutre del fundamentalismo islámico que legitima la muerte de inmolación por la causa del Islam. Éste recluta cada año miles de adherentes, entre jóvenes iletrados, mal alimentados y que viven muchas veces en contextos de pobreza y exclusión extremos, que hacen que la muerte, sea una opción deseable.

Las luchas intestinas entre  facciones divergentes dentro de Palestina, hacen que la Paz se vea como la última gran utopía de nuestra civilización ya en el siglo XXI. Movimientos como Hamas, Jihad islámica y Hizbalá se pelean el poder de las masas, sedientas de sangre judía, lo que nos vuelve a recordar un viejo tema de nuestra sociedad, el antisemitismo, el mismo que Sartre denuncia como una de las grandes enfermedades de nuestro tiempo. Por otro lado, el exuberante e impresionante despliegue de fuerza militar por parte de Israel, el inaudito desequilibrio que hay entre la cantidad de muertos,( gran parte de ellos civiles) entre Israel y Palestina, siendo esta última siempre la más afectada, hacen que sea difícil tomar partido en un conflicto en el cual ambas partes reclaman el derecho a una legítima defensa.

La esquizofrenia de una Europa que condena los actos terroristas, pero que a la vez apoya muchas veces sin una mayor reflexión a “la causa palestina” aduciendo  lamentables comparaciones en el lenguaje, en donde Israel es un opresor igualable a los Nazis, y hace uso del término de “Terrorismo de Estado” casi exclusivamente en relación al estado judío. La falta de respeto de Israel a los tratados internacionales, a las treguas y a las hojas de ruta, que definen los límites del territorio Israelí, junto con desafortunadas jugadas políticas, hacen poco probable cualquier tentativa de resolución en un futuro cercano.

No obstante, hay luz dentro de las sombras, el gobierno de Israel, y la autoridad palestina no claudican en la elaboración de planes y tratados de paz. Hay un creciente número de organizaciones pro paz a ambos lados de las trincheras.Existen notables ejemplos de convivencia pacífica entre grupos palestinos e Israelies. El gobierno de Israel hace un par de años, implementó, como una obligación en los colegios, la enseñanza del idioma árabe, lo que ayuda al entendimiento y reconocimiento del “otro” cultural cercano y la aproximación a sus problemáticas y modos de vida.

Es de esperar, que la ONU, así como los gobiernos de Israel y la autoridad Palestina, den finalmente con la manera de facilitar la realización de un estado palestino democrático, que pueda respetar a Israel como estado legítimo , proteger a su gente y darle la satisfacción de tener paz entre sus límites y un prospero porvenir para sus futuras generaciones.

Shalom-Salaam ( Paz, en los dos idiomas del conflicto, hebreo y árabe)

Felipe Quinteros M

Links:

http://www.israelactivism.com/factsheets

http://www.paralibros.com/passim/sumario/conflic32.htm

http://www.pilarrahola.com/3_0/ARTICULOS/default.cfm?SUBFAM=34

http://campusintifada.com/widget/LP_V_W.html

http://www.britannica.com/bps/search?query=Arab-Israeli%20wars&blacklist=31439

http://zope.gush-shalom.org/index_en.html

http://www.fundacionbelen2000.cl/esp/sobre-palestina/actualidad-palestina

http://www.nkusa.org/

http://www.voicesofpalestine.org/

Anuncios
Etiquetas: ,

Conflicto arabe-israeli

marzo 27, 2010 Deja un comentario

El comienzo de este conflicto data de hace muchas siglos, exactamente desde el periodo colonial. A finales del S XIX las provincias árabes del imperio otomano empezaron a desarrollar un movimiento nacionalista y de la misma forma se inicio otro movimiento en Europa llamado sionismo, que promovía “la creación de una entidad estatal para los judíos dispersos por el mundo” . Esta corriente vio en Palestina el lugar perfecto para instaurar su proyecto por lo que se favoreció el asentamiento de judíos europeos en esa zona (cabe recordar que en ese momento Palestina seguía bajo administración otomana).
El conflicto se desprende del hecho de que los israelís empezaron a asumir un rol mucho más grande e importante (siendo incluso la minoría en Palestina) sobre decisiones y políticas que afectaban al país. Esto tuvo como consecuencia la creación de instituciones autónomas en las cuales se empezaron a dar prácticas absolutistas y discriminatorias en contra de los palestinos. De esta manera y por esta razón se fueron dando muchas situaciones de violencia por lo que en el año 1948 la ONU aprobó un plan que contemplaba la partición de Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe y de una zona internacional en Jerusalén a cargo de las Naciones Unidas. Este propósito fue rápidamente aceptado por el pueblo judío y rechazado por los palestinos lo que tuvo grandes repercusiones violentas y genero muchos enfrentamientos.
En el año 1967, tras dos guerras en el historial de estos dos pueblos, se inició una tercera, a la cual llamaron ‘ La guerra de los seis días”, que terminó con la victoria del pueblo judío y que trajo por consecuencia el arrebato de la franja de Gaza y Cisjordania a Egipto y Jordania, que había ocupado estos territorios en el año 1948. Esta situación continuó su curso hasta 1994, año en el que se firmó el Tratado de Oslo, el cual le cedía el 80% de la franja de Gaza y Cisjordania a lo palestinos.
Las tensiones y conflictos siguen siendo permanentes hasta el día de hoy, ya que no solo este tema tiene un trasfondo territorial si no también cultural, político y sobretodo religioso. Israel sigue tratando de expandirse, tomar posesión total de Jerusalén Este y no reconoce la bipartición del Estado en dos naciones. Por su parte Palestina no cede en ningún aspecto y proclaman que no reconocerán nunca la religión judía ni cristiana en parte de su territorio. Estas posiciones tan intransigentes llevan a la consecuencia de que día a día escuchamos de ataques en la zona de la Gaza, o en la zona de Jerusalén, ataques que producen centenares de muertos y demasiada violencia en ambos pueblos
¿Cuando terminará todo esto?
http://www.nodo50.org/palestina/intropal.htm#claves
http://www.portalplanetasedna.com.ar/conflicto01.htm

Guerra en Afganistán,más que un conflicto bélico

marzo 27, 2010 Deja un comentario

La guerra en Afganistán comenzó  el día 7 de octubre del año 2001 con la llamada “Operación libertad Duradera” a cargo de las tropas estadounidenses y de la “Operación Herrick” de tropas británicas.La razón por la que se lleva a cabo esta invasión, se debe a los atentados terroristas hacia los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

El principal objetivo era poder encontrar al autor de este hecho (Osama Bin Laden) y a otros dirigentes de Al-Qaeda para posteriormente llevarlos a juicio y derrocar finalmente el régimen Talibán que apoyaba y daba refugio a los miembros de este grupo. La doctrina del ex presidente Bush (el cual se encontraba en ese momento en el poder) declaraba que como política no se distinguen organizaciones terroristas de gobiernos o naciones que les dan refugio a este tipo de personas.

Ahí comienza la guerra.

En la invasión, Estados Unidos e Inglaterra llevaron a cabo el bombardeo aéreo, con fuerzas terrestres proporcionadas fundamentalmente por la Alianza del Norte, en el año 2002, fue desplegada la infantería estadounidense, británica y canadiense, avanzando con fuerzas especiales de varias naciones aliadas como Australia; se sumaron también  las tropas de la OTAN.

El ataque inicial sacó a los Talibán del poder, pero éstos recobraron fuerzas. La guerra ha tenido menos éxito de lo esperado en cuanto al objetivo de restringir el movimiento de Al Qaeda.

Desde el año 2006, se ve amenazada la estabilidad en Afganistán debido al incremento de la actividad insurgente liderada por los Talibán, también por los altos registros de producción ilícita de droga ,y un frágil gobierno con poco poder fuera de Kabul.

Hasta el día de hoy, la guerra continúa y está muy lejos de acabar, puesto que, no sólo este país debe superar los costos y desastres que el mismo conflicto ha desatado, sino que también tiene que lidiar con los infinitos problemas sociales que hacen más difícil aún prosperar a esta Nación.

Finalmente, ¿podrá en el futuro existir algún poder político con la suficiente capacidad de trabajo en conjunto tanto con  instituciones y otros Estados, para poder hacer posible que en este país  reine finalmente el orden  y la paz social?Esperemos que sí.

María Paz Orellana

links de interés: http://www.elpais.com/articulo/portada/guerra/primera/persona/elpepusoceps/20100307elpepspor_3/Tes

http://www.latercera.com/contenido/678_234335_9.shtml

http://lta.reuters.com/article/topNews/idLTASIE62F0UI20100316

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102750