Archivo

Posts Tagged ‘politicos’

Cuando se hace lo mejor que se puede

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Cuando se menciona el concepto de política, estamos haciendo (muchas veces de forma implícita) referencia al concepto de orden, más específicamente aun, a una relación social de valores para poder generar ese tan utópico orden.

Intentemos pensar este abstracto concepto desde una perspectiva más directa. Durante el día a día la mayoría de nosotros esta habituado a tomar decisiones en función de nuestros propios recursos como el tiempo, dinero, amigos/ familia/ compañeros de trabajo (capital humano) y muchos otros. Muchas veces incluso uno se ve obligado a tomar decisiones por otros. Pero, ¿se imaginan lo complicado que debe ser el tener que tomar decisiones por miles de habitantes?

El orden social surge de la necesidad de un mutuo beneficio, de tal forma que se forja de forma colectiva y no espontánea, en donde (en una realidad entre iguales donde nadie ejerce poder sobre otros) surge la necesidad de un tercero (agente que amortiza los costos de transacción entre las relaciones de muchos individuos) a quien se le delega poder y es el encargado de tomar todas esas decisiones por todos nosotros. Sí, posiblemente se sienta muy bien contar con todo ese poder, pero como mencionábamos antes, realmente ¿les entra en la cabeza el concepto de tener que tomar todas esas decisiones? ¿El hecho de tener que orquestar el orden para la satisfacción de todos?

Pero la realidad es mucho más cruel con este agente, ya que en el mundo en donde vivimos no es igual para todos (donde toda esa desigualdad termina en el espacio publico) y en donde por la búsqueda de un orden total se recae en acuerdos o instituciones globales. Es en esta realidad donde el político debe ya no solo satisfacer la necesidad de una sociedad que por defecto es desigual, sino que también debe hacerlo respetando (y haciendo respetar) las instituciones que involucran a todo ese aparato social.

Sin cantar victoria todavía, esta situación se puede poner más triste para el señor político, ya que este personaje se verá enfrentado a problemas de acción colectiva, donde lo “bueno” individualmente es distinto al propósito común. Una situación muy recurrente en sus actividades del día a día en donde para solucionar este tipo de conflictos (en su búsqueda por ejercer política) tendrá que asumir las dificultades de altos costos de transacción, de incentivos estratégicos y de buscar formas innovativas de incentivar a la gente.

Y dado que es probable (para casos como el nuestro) que esta persona, este agente plagado de todos los inconvenientes señalados anteriormente se encuentre cara a cara con un gobierno democrático, entonces todos sus problemas se verán multiplicados por diez ya que por cada decisión que tome tendrá que no solo buscar el beneficio colectivo total, sino también el respeto de la opinión individual.

Y tu ¿todavía crees que toda la culpa recae en los políticos? ¿O eres de los que se dan cuenta que en la “mierda” desigual de sociedad actual ellos hacen lo mejor posible?

Anuncios

El gobierno del pueblo.

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

La impunidad en la que se encuentran las acciones realizadas por los políticos determina que este tipo de situaciones se desarrollen. Las personas vivimos en un mundo en el que seguramente no estamos conforme en muchos temas, pero en la mayoría de los casos no existe la iniciativa para cambiarlos, ya que es más fácil mantenerse en el “status quo” que intentar solucionar algo que nos parece tan difícil de cambiar por una sola persona. Esta comodidad posibilita que los políticos hagan y deshagan en materias en las que el pueblo debe estar involucrado y cuando se llega decisiones que no satisfacen  lo que ellos quieren, protestan por un tiempo, pero el esfuerzo no es constante como para cambiar las cosas. Vivimos en la comodidad y eso nos perjudica enormemente, pues dejamos todo en manos de personas que, a pesar de ser elegidos por nosotros mismos -directa o indirectamente-, no saben lo que queremos.

Luego vienen las críticas hacia el sistema público, nuestros representantes y todo lo que existe en el espacio público, porque después de que todo pasó, todos opinan y critican sin reservarse ningún comentario, pues “después de la guerra, todos son generales”.

Así es como todos contribuimos en la deformación de una cultura, mediocre, con falta de iniciativa y esfuerzo. Todos somos responsables del país en el que vivimos, al mantenernos al margen o al participar, nuestro actuar determina que una nación avance o retroceda.

En lo que respecta a los políticos en específico, pueden ser bien o malintencionados pero finalmente es tarea de los habitantes de un país fiscalizar que todo lo que prometieron y los quehaceres  que se les fueron asignados sean cumplidos, porque de nada sirve elegirlos para después no volver a participar más de las decisiones de un país, que por un tema de eficiencia no son tomadas por todas las persona sino que existen representantes que lo hacen por nosotros.

Existen algunos ejemplos respecto a lo que me quiero referir, las Revolución Pingüina del año 2006,  respecto a la modificación de la LOCE en Chile fueron escuchadas, porque existió un comité organizado que presentó sus solicitudes de manera seria y se involucró constantemente y hasta el final para que fueran escuchados y sus peticiones fueran aceptadas. No se logró todo lo que querían pero fue un ejemplo importante para los estudiantes de ese momento. Las protestas de los años siguientes ni si quiera se acercaron a lo que se logró esa vez. No tenían motivos por los cuales alegar sino que destrozar Santiago era su finalidad más importante, o fue por lo menos lo que lograron transmitir.

Que los políticos sean mediocres, malos, corruptos o nada de lo anterior pasa a segundo plano cuando nos encontramos frente a un país poco comprometido con su patria y con sus deberes cívicos. Hay un problema de fondo, no de forma. El país lo hacemos todos y si seguimos siendo ciegos e ingenuos las democracias no van a poder ser sostenidas por nadie ni por nada porque a estas les va a faltar lo más importante: el mismo pueblo.

Javiera Villela.

Referencias en:

http://www.psicologiagrupal.cl/canguroo/pinguinos/laprotesta.htm

 

¿Es posible cumplir las promesas politicas?

noviembre 29, 2010 Deja un comentario

Si los políticos fueran mal intencionados, irracionales y corruptos, como generalmente suelen describirlos, el sistema político actual hubiera terminado varios años atrás. Lo que sucede es que a veces las personas perdemos de vista como funciona la política hoy en día, las complicaciones que esta tiene y las motivaciones que tienen los políticos para cambiar las cosas o no.

Cada ves que se acercan elecciones de cualquier tipo (Presidenciales, de diputados, senadores, alcaldes o concejales), se escuchan promesas de cambio, de mejoras que al parecer nunca llegan. “Disminuiremos la pobreza, la diferencia entre las clases sociales y mejoraremos la educación” son frases que es muy difícil que dejemos de oír, ya que apelan a las necesidades directas de los votantes,pero que lamentablemente nunca se ven realizadas de formas concreta.  Y no es que los futuros políticos y actuales, quieran aprovecharse de la gente(siempre se puede encontrar alguna excepción), o piensen que los votantes son un medio para conseguir lo que ellos quieren, si no que realmente conseguir lo que prometen no es tan fácil como dicen.

Si nos damos cuenta, realizar grandes cambios de un día para el otro, no es factible, menos en un país como Chile. Si recordamos los distintos gobiernos de la concertación, las diferencias que hubieron entre cada uno de ellos, se debieron más a la realidad internacional del momento, que  a lo que se hacia a nivel local. Durante las ultimas elecciones había gente que pensaba que si salía electo Sebastian Piñera , los trabajadores se verían perjudicados, habría un retroceso en términos de derechos humanos y que todo se haría en busca de mejorar el patrimonio y los negocios de él y su circulo más cercano. Por otra parte había gente que pensaba que las condiciones sociales de todos mejorarían, que los problemas se acabarían y que la delincuencia sería tema del pasado.( todo esto llevado a un extremo y de una forma exagerada)

Pero la verdad, es que Chile sigue siendo el mismo, el transantiago sigue igual, el descontento por las diferencias sociales, los problemas en la educación publica también siguen igual y siguen habiendo “lanzas” en el centro de Santiago. No podemos negar  que han habido cambios, pero ninguno que podamos decir que Chile es un país distinto al que era hace 3 años atrás.

Como vimos en clases esto no se debe a que no haya voluntad para cambiar las cosas, si no que a como esta establecido el sistema político, si se quieren hacer reformas o cambios importantes, es difícil lograr un consenso, por lo que se van haciendo cambios que dejen lo suficientemente contento al votante medio, por lo que se van realizando cambios muchísimo mas pequeños que los prometidos.

En conclusión, no es que los políticos quieran engañar a la gente o tengan malas intenciones, es que para lograr lo que se proponen y lograr los cambios lo hacen a paso de hormiga como se diría y no de un día para otro como le gustaría a los votantes

http://www.youtube.com/watch?v=1_-PssOKKb8

Etiquetas: , ,

Políticos: problema de incentivos entre agente – principal

noviembre 28, 2010 Deja un comentario

Al ver el noticiario, al leer la prensa escrita y otros medios de información solemos encontrarnos con el común denominador de la política. No hay día en que no escuchemos ya sea un caso de corrupción, discusiones o dimes y diretes entre gobierno y oposición, descontento de sectores de la población con respecto a determinados asuntos como por ejemplo los subsidios habitacionales, críticas a nuevos proyectos de ley en materia de educación y así la lista podría extenderse ampliamente.

Este es un fenómeno que se da a nivel mundial, donde precisamente encontramos el texto redactado por el Sr. Arturo Pérez-Reverte, quien crítica duramente y sin tapujos a los políticos por la situación desfavorable que vive la educación española.

No es necesario ahondar mucho más para toparnos con otros escritos de similar índole, en donde se evidencia el bajo aprecio del pueblo español hacia sus representantes. Es más, señalan que: El drama de la democracia española tiene su núcleo en que políticos y ciudadanos ya no se entienden, emiten en diferente frecuencia y se mueven en distintas dimensiones éticas. Los políticos se han envilecido más intensa y rápidamente que la ciudadanía” [1].

¿Son los políticos los culpables del descontento popular? ¿Superponen los políticos sus intereses propios por sobre los de la ciudadanía? ¿Los malos resultados observados en materias como la educación o salud pública obedecen al actuar de quienes democráticamente han sido elegidos para gobernarnos?

Como individuos pertenecientes a una sociedad democrática, cada tantos años hacemos valer nuestro derecho a voto para elegir a nuestros gobernantes. Luego, a la hora de los resultados obtenidos de acuerdo a la gestión de nuestros representantes electos y, cuando estos no se ajustan a nuestras expectativas, lanzamos nuestros dardos en contra de la clase política.

Tal es el caso que por ejemplo se observa en Paraguay, donde se tilda de inepto al gobierno y se señala que el Presidente Fernando Lugo “solo se dedica a defender sus propios intereses” [2].

A mi parecer, el criticar única y exclusivamente a la casta política resulta la opción más cómoda para los ciudadanos que no formamos parte del acontecer público. Es más, preferimos obviar o hacernos los ciegos frente al hecho de que gran parte de la responsabilidad sobre aquellos temas públicos que nos disgustan recae sobre nuestros propios hombros. Esto se debe a que no basta con emitir un voto cada cuatro años, sino que como ciudadanos debemos ser activos fiscalizadores del quehacer público, para así velar por el cumplimiento de los programas de gobierno prometidos.

Otra perspectiva desde la cual podemos analizar este tema es a través del concepto utilizado en economía sobre el problema agente – principal que se da en casos de información asimétrica (entendiendo que la información con que cuentan los políticos difiere a la accesible para el resto de los individuos).

Se trata de un problema de agente – principal(es), en un sentido agregado. La agregación de intereses individuales con información asimétrica depende de la acción de un político (democráticamente) elegido. De nuevo, los incentivos del gestor político están guiados por su propia información, la cual difiere de la información que posee “el pueblo”. Es decir, una serie de principales (pueblo) desean contratar un servicio (agente) a un gestor político, que les guíe en el establecimiento de su mejor situación agregada (equidad, justicia y bienestar)” [3].

Por ende, ¿cómo solucionamos el problema de incentivos entre agente y principal? Esto resulta una tarea compleja de descifrar, pero un buen comienzo es el convertirnos en ciudadanos involucrados y participar activamente del acontecer público, ya que no basta con opinar sin actuar.

 

[1] http://www.votoenblanco.com/Politicos-espanoles-Irresponsables-ineptos-o-suicidas_a1679.html

[2]http://www.democraticamente.com/v1/index.php?option=com_content&view=article&id=3064:ineptitud-funcional-a-la-derecha-golpista&catid=40:opini&Itemid=59

[3] http://www.sintetia.com/analisis/economia-de-la-informacion-politica-y-juramentos-0

 

 

Políticos: ¡clásicos entes racionales!

noviembre 27, 2010 Deja un comentario

Como primer punto a discutir debemos preguntarnos si los políticos realmente son racionales. Esto, ya que la respuesta a esta pregunta, es la piedra angular de cualquier análisis, porque nos entrega patrones acerca de su manera de actuar, pensar, y de sus preferencias. Planteo esto con objeto de determinar que motiva finalmente a los políticos para tomar ciertas decisiones, asumiendo que lo que dice el autor del texto en cuestión es cierto sobre la educación de España, que sean las causas de tal pobre calidad de educación (u otro ámbito), lo cual es fuertemente sostenido por el autor.

Pero, dada la pregunta principal, ¿cómo podemos determinar si son racionales o no? un buen camino es identificar si toman sus decisiones pensado en que tendrán más beneficios que costos al final del día y como resultado de aquellas acciones. Sin embargo, y como paso previo, cabe destacar que en general el mundo político no es un ecosistema iletrado, es gente con estudios universitarios, incluso gente con programas de postgrado en sus currículos, y además con experiencia local como internacional en sus carreras. Lo anterior, mencionado para señalar que mucho de lo que los políticos han vivido tiene bastante de racional (la situación descrita anteriormente se aplica en gran medida a Chile, pero en general es analogable).  Seguido de esto, observamos día a día que los políticos persiguen su propia conveniencia, siempre haciendo luchas de poder, y velan por sus intereses, hasta aquí nada nuevo, solo que podemos observar con fineza que estos personajes públicos tienen mucho de racionales.

Consiguientemente  con lo planteado, la pregunta lógica es: ¿si los políticos son tan racionales porque permiten vergüenzas tales como una pobre, e incluso triste, calidad de la educación por ejemplo?. Para responder esto podríamos partir por la misma pregunta pero planteada de manera inversa ¿por qué los políticos deberían preocuparse de la calidad de vida de las personas (ya sea en aspectos como educación, saludos o seguridad nacional) ? Es de perogrullo que es su trabajo. Pero aún así, ¿cumplimos con nuestros trabajos de manera cabal siempre, cómo estudiantes o profesionales? probablemente no en el 100% de los casos. De seguro alguien saltará y dirá ¡pero en ellos recae una responsabilidad mucho mayor!. Esto es cierto, no hay duda de ello, pero recordemos que son personas como nosotros y no deberían tener incentivos tan distintos a los nuestros, por muy grande que sea su responsabilidad. A modo metafórico: “la mona aun que se vista de seda, mona queda” (o palabras más precisas, no por ser ministro, senador o alcalde, de un día para otro se será más altruista, más responsable, o más caritativo)

Entonces ¿cuáles son los incentivos de los políticos? reduciéndolo  a un aspecto económico, maximizar sus beneficios. Pero, ¿qué beneficios? en algunos casos será la permanencia en el poder, en otros será percibir la mayor renta posible, capital social, dinero, tener influencia directa en materias de sus intereses (como regulación en ciertas industrias donde podrían tener acciones involucradas, etc.) y  seguramente habrán casos en que sus intereses sigan la misma dirección que los de los ciudadanos a pie, pero si eso fuera en la totalidad de los casos, no estaríamos discutiendo este tema.

Pero ante tal panorama tenemos un problema: si los incentivos de los políticos no necesariamente están alineados con los del pueblo que los eligió ¿cómo hacemos para tener una buena educación, salud, seguridad y otros, si esa debería ser sur labor?

Los políticos no serían políticos si sus cargos no estuvieran legitimados, es decir, con validez ampliamente aceptada por la sociedad, en el caso de alcaldes, senadores, diputados, y otros, por votación popular.  Si el político no cumple con lo que la gente espera de él probablemente, si la gente recuerda aquello, no volverá a salir, o sea, perderá su condición y los beneficios que esta implica. Por lo que una sociedad que logra transparentar el actuar de sus políticos y sus resultados, será una sociedad donde la democracia y el mundo político sean más legítimos y tengan mayor valor para las personas. Así mismo, el político se verá más obligado que antes, a cumplir con sus deberes esperados y en menor medida con sus propios intereses.

Ignacio Urbina Henríquez

Sobre intereses de los políticos:

http://www.lanacion.cl/super-de-bancos-nego-giro-en-ventas-atadas-/noticias/2010-11-16/202622.html

http://radio.uchile.cl/noticias/90615/

http://www.avn.info.ve/node/28201

Transparencia:

http://www.finanzas.com/noticias/bolsas/2010-11-26/387890_gobierno-apuesta-transparencia-para-tranquilizar.html

¿Políticos irracionales y mal intencionados?

Después de leer el articulo escrito por Arturo Pérez- Reverte, me dio mucho para pensar sobre los actuales políticos y con la forma en que el autor del articulo los critica, diciendo que son los responsables finalmente de la poca cultura de la jóvenes de la sociedad actual, haciendo referencia especialmente a los jóvenes de España.

Personalmente creo que Pérez- Reverte está siendo un poco injusto, o exagerado en lo que escribió al respecto. Se sabe que debemos partir del principio que el hombre es un ser racional, lo que quiere decir que es capaz de usar la razón para poder resolver así ciertos problemas que lo aquejan, es capaz de pensar, de reflexionar, de evaluar los costos y beneficios que tiene una acción antes de llevarla a cabo, y después implementarla.

Debemos pensar que los políticos son los que finalmente toman la decisión de si algo se lleva o no a cabo, e teoría deberían representar finalmente lo que la gran mayoría de las personas prefiere. Los políticos deben analizar los costos y beneficios que tiene para la sociedad que se implemente una ley o no, o  llevar a cabo alguna acción. Pero también debemos recordar que no siempre se puede mantener esta racionalidad, por lo que creo que es obvio que de vez en cuando, los políticos toman decisiones que son de cierta forma irracionales, creo que no de forma mal intencionada, sino que a veces solo ven los costos a corto plazo y no ven que va a pasar en un tiempo más, puede ser que se dejen llevar un poco por los beneficios que les trae a ellos y no a la sociedad completa, pero esto creo que es consecuencia un poco del mismo egoísmo humano que todos tenemos en cierto grado.

Creo que si la política falla a menudo, es por el hecho de que no se están tomando en cuenta todas las consecuencias de los actos, no son solo los políticos los que tienen la culpa de esto, sino que toda la sociedad actual. Actualmente las mismas familiar no inculcan la cultura, la hermandad entre pares. Creo que estamos viviendo en una sociedad donde se han perdido muchas cosas, la vida familiar, leer libros, etc. Todo está siendo reemplazado por las tecnologías, pero ¿tienen los políticos la culpa de esto?, obviamente tal como dice Arturo Pérez- Reverte los políticos han tenido cierta culpa al privatizar la educación, lo que hace que excluya a cierta parte de la sociedad, pero mucha culpa la tiene la misma sociedad de no mostrar el descontento, de no hacer algo por cambiar lo que esta pasando, la mismas personas están actuando de forma irracional.

Finalmente me gustaría terminar diciendo que todos somos seres humanos, que tenemos el derecho a equivocarnos, lo importante es aprender de estos errores, no ser egoístas, pensar en el beneficio de todos y no solo en el propio; intentar ser lo más racionales posibles.

M. Cecilia Martínez Martabid

http://es.wikipedia.org/wiki/Ser_racional

 

¿Solamente Política?

noviembre 27, 2010 Deja un comentario

  Políticos en decadencia o más bien políticos inútiles, la problemática que plantea el autor Arturo Pérez-Reverte no es propia solamente en España, más bien creo que es un problema que se da en todo el mundo y con mayor frecuencia en Latinoamérica.

    Me gustaría hacer referencia, con este tema, a nuestra situación en Chile ya que presentamos este problema y esto ha generado un vacio tremendo en los diferentes ámbitos que involucran a un país, tales como educación, salud, cultura, etc. Creo que la trayectoria de políticos que hemos tenido en nuestro país, se han caracterizado por ser estrictamente políticos y nada más, por ocuparse de estupideces relacionas con popularidad y distribución de recursos entre ellos, pero en el minuto que tienen que actuar para contribuir ya sea con una ley al país, con una reforma, etc. nunca hay acuerdo y así el circulo continua una vez mas y junto a esto nos alejamos de alcanzar el desarrollo que es anhelado como país.

   Claramente nos podemos dar cuenta de estos errores con gobiernos pasados, donde se mantuvo una sola línea de gobierno por muchos años, lo cual claramente muestra poca fiscalización y poca claridad en cómo se llevan a cabo las tareas, también nos damos cuenta por el cambio de gobierno que vimos en este último tiempo y por las constantes críticas que se le hicieron por ausencia de políticos en el gabinete y por el exceso de ejecutivos y así podría nombrar un sinfín de ejemplos que muestran la ineficiencia y poca inteligencia que hay en los políticos que gobernaron nuestro país por años y por quizá lo seguirán gobernando, también queda al descubierto la falta de criterio en los comentarios que se realizan y el exceso de ego que siente el clásico “Político Chileno”.

   Si me preguntan cuál es mi ideal de político o dirigente creo que lo ideal sería una persona que hable poco y haga mucho, privilegio enormemente la calidad de respuestas ante situación a que la calidad de palabras en estas mismas, creo que haciendo cosas la gente se gana el respeto y la confianza y que “hablar bonito” es solo un recurso útil en situaciones extremas como de guerra, por ejemplo, donde lo que se tiene que hacer es tranquilizar a la gente y mentirles diciéndole que todo está bien. Por eso no seamos ridículos criticando a gobernantes que no tienen don del habla no seamos superficiales y démonos cuenta que lo que necesita un país son acciones que generen respuestas, son hechos que mejoren la educación, hechos que mejoren la salud del país, que por tantos años ha sido un fiasco.

   Finalmente concluyo al igual que el autor que la inexperiencia y la estupidez humana de los políticos son mucho más peligrosas que la maldad, en esta ultima hay una estrategia hay gente pensado tras esta, lo cual de la misma manera en que se hace se puede contrarrestar, pero la inexperiencia actúa sin pauta, sin ningún procedimiento a seguir, lo cual genera más daños ya que muchas veces es irreversible, por eso seamos justos a la hora de criticar y consecuentes con nuestros pensamientos y apoyemos a quien haga las cosas sea del partido político que sea, ya que somos un país y como conjunto tenemos que avanzar hacia el desarrollo.

 http://www.youtube.com/watch?v=Ogi6t9ZWCN4

http://pppe.galeon.com/productos1133944.html

http://www.youtube.com/watch?v=EjH3nfsBBDw