Archivo

Archivo del autor

Lento, pero seguro.

noviembre 16, 2010 Deja un comentario

Primero que todo, creo que cuando uno escribe algo con rabia o rencor, se nota e inevitablemente pierde un poco de peso el argumento. Me parece que estamos frente a un caso de esos, a pesar de que el autor, el señor Arturo Pérez-Reverte, miembro de la Real Academia Española, sea una persona muy informada en el tema y pueda tener razón.

Personalmente creo que todos somos seres irracionales, por mucho que nos esforcemos en lo contrario. Por lo tanto clasificar solamente a los políticos como tales, me parece absurdo. Lo mismo creo de la corrupción y de los mal intencionados. Todo humano siempre quiere más y algunos están dispuestos a obtenerlo de maneras poco éticas, a pesar de que esto perjudique al resto, pero una vez más, esos no sólo son políticos ni son todos ellos. Y bueno, en cuanto a la ineptitud, creo que está presente en todas las organizaciones, como lo es el gobierno, en algún porcentaje.

Como en todas las cosas, si una parte está mala, todo termina fallando. Por ejemplo, en un velero, tenemos el casco, la vela, la botavara, el mástil, el timón, etc. Si la vela se raja, ya no se puede seguir avanzando, si el casco se rompe, se puede hundir el bote, si el timón se sale, ya no se puede dirigir, y así sucesivamente. Lo mismo pasa en la política, basta con que uno de los miembros del gobierno robe, mienta o haga algo mal y todo falla, a pesar de que el resto esté haciendo las cosas bien.

Es por esto, que me gustaría agradecer a nuestros representantes y políticos en general, más allá del partido al que pertenezcan. Ya que realmente creo que son varios los que trabajan en el gobierno no por el sueldo, sino porque les gusta prestar servicio público. Y eso me parece admirable. ¿Cuántos exitosos empresarios, hombres inteligentes, hay en nuestro país que no les interesa formar parte del gobierno o exponerse a la opinión pública y por ende a las duras críticas? Al menos varios cientos.

En cuanto a la educación puede que el autor tenga razón, ya que no debe ser agradable para España ser considerado uno de los países más incultos de Europa. Pero Chile se encuentra en la posición contraria respecto a Sudamérica. Y al igual que el presidente español creo que “lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres”. Lo cual no signifique que esté de acuerdo con ese argumento para España, pero sí para Chile, ya que nosotros no tenemos miles de años de historia,  sino apenas doscientos, por lo que creo que vamos viento en popa.

Es por eso que me quedo con este fragmento de una columna de Sebastián Piñera: “Sin duda que mejorar la calidad de la educación es la madre de todas las batallas.” Ó de las olas.

Finalmente, podemos concluir que obviamente la política sí tiene futuro. No podemos decir que va a dejar de fallar, porque somos seres humanos, pero está claro que no va a dejar de navegar.

Dominique Lacassie

http://www.gobiernodechile.cl/blog/2010/07/26/del-chile-del-bicentenario-al-pais-de-las-oportunidades-2.htm

Anuncios

Vaso medio vacío

Primero que todo me gustaría aclarar, que a pesar que no estoy en total desacuerdo con el sociólogo francés Alain Touraine, me parece demasiado crítico.

Todos tenemos la sensación de que últimamente las cosas no han andado muy bien, pero es ese motivo suficiente para decir que los gobiernos son incapaces? Personalmente creo que manejar un país es algo bastante difícil, y sobre todo hoy en día, ya que con la globalización y la interdependencia que ésta ha provocado, todos opinan de todo e incluso existen organizaciones como la de las naciones unidas, que tienen derecho a intervenir en lo que ellos crean correspondiente, sin olvidar todos los tratados que obligan a actuar de cierta manera.

Además considero la columna “La crisis dentro de la crisis” muy injusta. En ningún momento menciona siquiera una cosa buena que haya hecho algún gobierno; sólo critica.  No debemos olvidar que todo está cambiando demasiado rápido y que no es fácil adaptarse. Touraine dice que los gobiernos no son capaces de construir modelos de crecimiento y desarrollo que funcionen. Si no fuesen capaces, cómo hubiésemos llegado hasta dónde estamos? A mi parecer el problema está en que la gente ve lo que quiere ver, y casi siempre son las cosas negativas. Producto de la tecnología y la globalización, se puede saber en el mismo instante lo que está pasando en el otro extremo del mundo. Y esto provoca que en las noticias, las cuales dicen lo que las personas quieren escuchar, estén constantemente hablando de las crisis que afectan a los distintos países. Y es por eso que puede que un mes escuchemos la crisis de Estados Unidos, el siguiente la de Grecia y así sucesivamente. Pero son muchos países en el mundo y a pesar que existe un efecto dominó no están todos mal al mismo tiempo, lo cual significa que hay países que sí están haciendo las cosas bien, pero que en algún momento pueden verse afectados, como también beneficiados, por las acciones de otros países, producto una vez más de la globalización.

Lo que sí debo admitir, es que como en todas las cosas, nada es perfecto y obviamente hay gente que vela por sus intereses, lo cual inevitablemente perjudica al resto, sobre todo si nos referimos a la corrupción.  Pero, como vimos en clases: “El paso del caos al orden responde a una forma de “mano invisible”, que es aquella que lleva a un poderoso a usar su poder para beneficio general y no sólo particular.”

 

Por otro lado me gustaría saber en qué se basa el autor del texto, al afirmar que no hay movilización popular. Constantemente se llevan a cabo manifestaciones por ejemplo, como la reciente en Francia, producto del aumento de la edad de la jubilación. Y las cuales no siempre son positivas, ya que muchas veces el pueblo es ignorante y no entiende las reformas. Y en este caso es obvio que si ahora las personas viven más, necesitarán más años de jubilación y por lo tanto hay que aumentar los fondos, ya sea subiendo el porcentaje mensual o aumentado los años de imposición.

Estoy segura que se está mundialmente consciente de lo que las crisis pueden provocar, pero me gustaría decirle al Señor Touraine, algunos refranes que ocupamos en Chile, a ver si le sirven: “Después de la tormenta viene la calma”, “De los errores siempre se aprende: tarde o temprano.” “Al mal tiempo buena cara”   Así que, le recomiendo que disfrute la vida y no se haga tanto problema.

Dominique Lacassie Viancos

http://www.prensalibre.com.gt/internacionales/Manifestantes-franceses-protestan-reforma-jubilacion_0_352164931.html

http://www.prtc.net/~miguel11/refranes.htm

 

Cambia, todo cambia.

septiembre 23, 2010 Deja un comentario

Antiguamente existían los almacenes. Y mientras más cerca se estaba de él, mejor. Con el tiempo se fueron extinguiendo, sobre todo en los barrios altos. Y estar cerca de un centro comercial era algo bueno. Una ventaja quizás. Y hoy, cuando el mundo se ha vuelto tan frío y automático, las personas quieren tener tranquilidad, y estar lo más lejos posible de un mall, ojalá ni siquiera tener que pasar por frente de él en el día a día. Por lo tanto, desde mi punto de vista, siempre fue obvio que los vecinos se iban a negar al mall “Jardines de Colón”.

 Para mi gusto la razón por la cual nos vemos enfrentados a este tipo de problemas, es algo mucho más profundo; tenemos nuestros habitantes muy mal repartidos. Santiago tiene más de seis millones de habitantes, y Berlín sólo un poco más de tres. Alemania tiene ochenta y dos millones de habitantes y Chile sólo diecisiete. Queda claro. Somos tercermundistas. Berlín es la quinta ciudad más poblada de Europa y tiene sólo un 3,5% de los habitantes de toda Alemania, y Santiago un 35%.

Por lo mismo es que creo que la solución es subdividir Santiago. Y que las personas tengan que moverse lo menos posible. Por lo tanto creo que Manuel Tironi en su artículo El nuevo mall plantea una excelente solución; Mantener los malls que existen y en los barrios nuevos construir los hoy en día conocidos como strip centers.

Si siguiésemos construyendo centros comerciales gigantescos a los cuales se dirige toda la gente que vive a 30 km a la redonda, lo que sucedería es que los barrios residenciales a largo plazo dejarían de serlo, como ya hemos visto que ha pasado y que no es la idea. Por lo tanto como nadie quiere tener un mall al lado de su casa que atraiga a miles de personas y sus respectivos autos, en vez de construir malls, construyamos strips centers y así todos tendrán cerca un lugar que satisface sus necesidades.

En la página web del diario La Tercera: “Daniel Silva, vocero de los vecinos de avenida Martín de Zamora, se mostró satisfecho por el resultado de la consulta ciudadana y señaló que “(…) Esto no es una batalla contra Cencosud ni contra nadie en particular, lo que no queremos es un proyecto de esta envergadura en mi barrio y en el de nadie más”. Silva agregó que “esta es una lección para toda la ciudad y para todo Chile (…) los chilenos debemos organizarnos porque nos están pasando por encima y no puede ser que los costos y las externalidades de los proyectos las tengamos que pagar nosotros”. “Nosotros con cuatro ‘chauchas’ pero apoyados por el sentido común logramos defender nuestro barrio (…) hoy ha ganado la familia y el barrio”, concluyó.”

Hoy en día todos tenemos opinión, y me parece fantástico que los vecinos hayan podido oponerse. Este es un gran ejemplo de acción colectiva, en este caso los vecinos tenían un incentivo selectivo, porque si ellos no actuaban, no iban a obtener el beneficio de no tener un mall cerca.

He de decir, que me impresiona bastante que realmente no se vaya a construir Jardines de Colón, porque los vecinos se oponen. A mis cortos 19 años estaba convencida que si alguien con poder o dinero quería hacer algo lo iba a lograr costase lo que costase. Pero al parecer Pedro Güell en su artículo Chile Has Changed tenía razón cuando afirmaba que el miedo de los más débiles frente a los poderosos está disminuyendo, al igual que el nivel de corrupción.

http://latercera.com/contenido/680_265895_9.shtml

http://www.drclas.harvard.edu/revista/articles/view/687