Archivo

Archivo del autor

Un círculo vicioso

noviembre 25, 2010 Deja un comentario

Luego de leer el texto de Arturo Pérez-Reverte me queda la sensación de que según él, la culpa del poco desarrollo del país en el ámbito educacional y el aumento de la corrupción es netamente de los que se encuentran en el poder. Personalmente creo que aunque estos si tienen gran parte de la culpa, somos nosotros los ciudadanos quienes dejamos que ellos tomen unas malas decisiones, y creo que es totalmente por la falta de educación que existe, la falta de una visión crítica de la realidad política que permita a las personas encontrar las fallas que existen y moverse hacia un punto mejor.

Siguiendo el significado de la palabra democracia (sistema de gobierno en el cual la soberanía del poder reside y está sustentada en el pueblo. Y que es éste, por medio de elecciones quien elige las principales autoridades del país), podemos ver que es la ciudadanía quien tiene la responsabilidad de elegir y conocer a sus representantes. ¿Pero se sigue este principio actualmente? Creo que día a día nos vamos alejando de él, dejando a la democracia como un ideal cada vez mas utópico, ya que el individualismo ha pasado a formar parte de nuestro sistema político, aumentando la corrupción y disminuyendo cada vez más las posibilidades de una participación conjunta con la ciudadanía en pro de un avance en ámbitos tan importantes como la educación. Y es en este aspecto donde creo que está la clave, al igual que el autor del texto. No creo que los políticos sean irracionales, el problema está en que actúan en base a sus intereses por detrás de las espaldas de la población ya que ven que como esta no posee una buena educación, no es capaz de darse cuenta. Se encargan de buscar parches que incentiven a las personas a creer que se está llevando a cabo un buen manejo del país y así no generar una tensión social que podría poner en jaque sus intereses. Por esto admiro a quienes se preocupan de instruirse en este campo dejando de lado sus intereses personales, ya que ayudan a crear una mejor situación política.

Como hemos visto en el curso, la política es totalmente necesaria pero creo que se ha ido desvirtuando con el paso de los años y el aumento de la corrupción e individualismo. Es como un círculo vicioso, sin educación los ciudadanos somos cada vez más nulos ante la política. Pero son los políticos quienes se encargan de promover la educación. Y creo que los políticos que no poseen una formación integral son los que sacan provecho de la falta de conocimiento de la población. Por esto estoy totalmente de acuerdo con Eugenio Lahera, quien escribió que “Los partidos, los grupos sociales y las personas requieren interiorizar el análisis de los institutos de políticas públicas, sea que estén en el gobierno o en la oposición”. Es necesario detenerse e informarse de lo que acontece en el país, hacer uso de nuestra voz y voto y exigir una mejora no solo en el ámbito educacional, si no que en todo lo que implica el desarrollo del país. Y es aquí donde creo está la respuesta a porque la política falla, ya que si existiera una educación íntegra en nuestros representantes y en nosotros mismos, podríamos juntos, tal como supone una democracia, levantar el país y dirigirnos hacia un futuro mejor, donde la política sea en pro del beneficio para todos y no solo para los que están en el poder.

http://books.google.cl/books?id=blVfvD68o3AC&printsec=frontcover&dq=Pol%C3%ADtica+y+pol%C3%ADticas+p%C3%BAblicas++Escrito+por+Eugenio+Lahera,United+Nations.+Economic+Commission+for+Latin+America+and+the+Caribbean.+Social+Development+Division&source=bl&ots=dtQPyKpCVL&sig=IbY7sYbLxoz-CTZS4rCdnOpuh1A&hl=es&ei=kvvuTISpEYa8lQeYoIXyDA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CBYQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

Anuncios

Descontento público frente a los partidos políticos

octubre 25, 2010 Deja un comentario

Hace algunos años atrás, los partidos políticos formados por grupos de personas adherentes a ciertos pensamientos o ideologías, tenían un papel sumamente importante dentro de la vida de cualquier nación. Se suponía representaban a distintos grupos del país, y eran capaces de generar manifestaciones públicas con un alto grado de convocatoria. Un ejemplo es lo que sucedió en nuestro país en la década del 70.

Entonces ¿Cómo podemos explicar el gran desencanto de la población frente a estos grupos que suponen representarnos?  Quiero aclarar que según mi opinión, la democracia plena no existe y nosotros actualmente vivimos en una poliarquía. Le atribuyo la culpa en igual proporción a los políticos y a nosotros mismos, los ciudadanos, que de igual manera somos seres políticos, a que la representatividad no alcance el mayor grado posible en Chile.

Una variable importante es el que la población ya no cree en lo que estipulan los partidos,  se perdió la confianza en estos hombres o mujeres que se supone pretenden representarnos y así lograr crear un Estado-Nación que cumpla con las peticiones de la mayoría. Y aunque Chile se considera como el país con menos corrupción en América Latina, las personas creen que aunque intenten hacer valer su voz dentro del espacio público, los intereses personales de los integrantes a los partidos políticos primaran sobre todo, ya que estos no luchan por las ideas que caracterizan al partido, si no que se encargan más que nada de ofrecer un espectáculo para lograr captar mayor número de personas y así lograr llegar al mando. Podemos ver las consecuencias de esto en el alto número de jóvenes (e incluso personas con 25 años o más) que optan por no inscribirse en los registros electorales. Acá también entra en juego el posible análisis costo-beneficio que estos realizan; el costo de levantarse temprano y hacer largas colas, es mayor que el beneficio de hacer valer su voto, ya que se piensa que un voto más, uno menos, da lo mismo.

Otro aspecto importante, que deriva de lo anterior, es que la mayoría ya no existe, si no que es un pequeño grupo de personas las que acuden a los lugares de votación en elecciones, que como bien expone el autor, los partidos políticos son “un deporte de minorías”. Por lo tanto, los elegidos no representan a la ciudadanía, si no a una pequeña parte de esta que cree que aún puede ayudar a generar una mayor representatividad.

Por esto le atribuyo la culpa de la degeneración del rol de los partidos políticos a ambas partes. Para que podamos ver una mejoría, todos debemos aportar algo, porque alguien debe cumplir el rol indispensable de autoridad política, pero debemos asegurarnos que sean los más calificados quienes ocupan estos puestos. Creo que es sumamente importante que todo hombre se instruya políticamente, para que así la sociedad en que viva sea mejor. Generar ciudadanos críticos e inteligentes que sean capaces de mirar analíticamente el escenario público actual, sin abstraerse de la ética.

Chile en cifras: http://www.embachile.co.cr/chileencifrasranking.html

Otras opiniones: http://www.elrancahuaso.cl/admin/render/noticia/15311

El conocimiento como herramienta para la Democracia

septiembre 27, 2010 Deja un comentario

Tras leer el texto escrito por Ralf Dahrendorf, creo que es necesario definir el concepto en el que se basa el texto. Democracia es una forma de organización de grupos de personas, lo que se entiende también como una forma de gobierno, de organización del Estado, donde la toma de decisiones responden a la voluntad colectiva de los miembros de este “grupo”, por lo tanto tienen poder político(capacidad para influir en la tensión social). Se trata de una convivencia social donde deberíamos estar en presencia de un orden entre iguales.
Existen tres formas de ejercer la democracia, las cuales no son excluyentes, por lo que pueden actuar en conjunto. Existe una democracia directa, cuando la decisión es tomada directamente por los miembros de una nación o Estado. La democracia indirecta, también llamada representativa, toma lugar cuando las decisiones son tomadas por quienes cumplen el rol de representantes del pueblo. La tercera forma es la democracia participativa, en la cual se aplica un modelo político que facilita a los ciudadanos su capacidad de organizarse y así poder ejercer una influencia directa en las decisiones públicas.

En el texto se habla principalmente del segundo tipo de democracia y los problemas que este representante puede traer, el cual suele ser el Presidente. Personalmente, creo que contar con una persona que represente y se encargue de cumplir con los deseos y peticiones de la población es necesario, pero no suficiente. Más que eso, es un elemente básico y necesario, cumplir con lo que el autor llama “imperio de la ley”.  Las leyes, que delimitan las conductas de los individuos y son creadas para asegurar el orden en el espacio público, son sumamente importantes en una sociedad donde queremos un bienestar común, ya que si no existiesen creo que sería muy difícil controlar la tensión y garantizar la seguridad de una nación. Un aspecto importante de destacar es que como estas son válidas para todos los individuos, también lo son para el Presidente, el Senado y la Cámara de Diputados. Estas personas al igual que nosotros, viven en un mundo donde prima la individualidad, por lo que no es sorprendente que pongan en primer lugar sus intereses personales. Acá es donde actúan las leyes, que supuestamente deberían ser obedecidas al pie de la letra, aunque creo que todos sabemos que ya no es tan así, la corrupción ha ocupado una gran posición dentro de los que supuestamente están siendo nuestra voz. He aquí el problema de mayor envergadura que personalmente creo, se encuentra en una democracia representativa.
Por todo lo anterior, creo que lo más importante y necesario para los países que viven en democracia, radica en que los que quieran ser Presidentes, Diputados o Senadores lo hagan conscientemente y con el fin de generar un país mejor y no porque pueden ganar más que los otros, ya sea dinero o reconocimiento, deseos que creo tienen la mayoría de nuestros representantes. Y, sinceramente, creo que es imposible encontrar personas que quieran un progreso para todos sin ponerse ellos adelante. Por lo tanto, creo que ayudaría mucho y sería bastante más útil que esperar una representación sincera de algunas personas, investigar e informarse acerca de los que queremos que sean nuestra voz en el país, además por supuesto, de tener claro qué es lo que queremos. Con un mayor grado de conocimiento, es posible elegir a quien consideremos más apto para este cargo y así generar un progreso para todos. En cambio si solo votamos por algunos, solo por el hecho de integrar un partido político con cuyas ideas nos sentimos más afines, estamos dejando de lado muchas variables que en el futuro pueden jugarnos en contra. Por esto debemos saber utilizar la voz que tenemos dentro de nuestra nación, para así asegurarnos un futuro mejor.

Informacion acerca de los Diputados de Chile http://www.camara.cl/camara/diputados.aspx#tab

Aca entregan diversos documentos sobre las acciones de los Senadores http://www.senado.cl/prontus_senado/site/artic/20090604/pags/20090604192106.html

Objetividad y Jueces

agosto 27, 2010 Deja un comentario

Antes que todo, la palabra Juez se define como el encargado de administrar justicia y aplicar las leyes en la sociedad moderna, también como un magistrado que administra justicia, que tiene poder y autoridad para juzgar y sentenciar y son parte del poder Judicial. El poder que tiene el juez, depende del país y de la tradición jurídica que éste comprenda. (ver más en http://www.definicionabc.com/general/juez.php)

Actualmente muchas entidades políticas traspasan problemas que les competen a ellos y se los entregan al poder Judicial, y así no someterse a una posible disminución de su popularidad y no ensuciar su imagen al inclinarse por una posición respecto a alguna disyuntiva, las cuales principalmente son provocadas por una tensión social en el espacio público.

Los jueces deben basar sus sentencias en la ley, pero también en algo que se llama “razonamiento jurídico”, o sea, un razonamiento que hace la diferencia entre razones formales y sustanciales. Cuando ocurre este traspaso de problemas de la ciudadanía, que deberían ser resueltos por los representantes de estas, donde es necesario recurrir a conceptos subjetivos de acuerdo a cada persona, es incorrecto que sea el Juez el que los delimite. Es incorrecto porque así como existen muchos jueces, existen muchas visiones sobre un determinado tema. Si las sentencias tienen que ser basadas en la ley existente, es peligroso que el Juez deba recurrir a su propia visión, ya que pueden sobreponer sus ideales frente a una ley establecida que se supone igual para todos. Se crearía una desigualdad enorme y generaría una mayor tensión social.

Es cierto que para todos los casos es necesario evaluar el contexto y muchas otras variables, los jueces deben basar su razonamiento en las razones formales y sustanciales, ya que analizando a ambas se puede llegar a una mejor solución. El problema está en que al Juez no le corresponde juzgar en base a la sustancia, ya sea porque está establecido así o por el problema que mencioné en el párrafo anterior. Creo que es necesario que el juez sea lo más objetivo posible, ya que actúa como un tercero en la implementación del orden entre iguales, por lo tanto adquiere poder político sobre las partes que conforman el conflicto.

Por  todo lo mencionado anteriormente, es necesario que los jueces sean personas capacitadas para cumplir su labor, con grandes conocimientos sobre todos los ámbitos pero con la sensibilidad necesaria para ver las diferencias entre un caso y otro, eso si, con la capacidad de distinguir y delimitar sus ideales y conceptos propios sobre temas sociales con las definiciones que se establecieron para que todos estuviéramos siendo vistos bajo las mismas luces. También es importante que se cree una acción conjunta entre los 3 poderes del Estado, para no generar más problemas como el que se presenta en este texto, y ayudar a que nuestra sociedad tome un mejor rumbo.